Una Medalla de Oro con curul

Por: Germán Matamoros G.

Es el año 2000, Sidney, Australia, sede de una nueva versión de los Juegos Olímpicos. En escena aparece una competidora de la raza negra, corpulenta, con un metro 75 ctms de estatura y pesando 72 kilogramos. Su nombre:María Isabel Urrutia, representa aColombia y compite en la modalidad de pesas. Su objetivo: levantar 245 kilos, 100 de arranque y 145 en envión. Lo consigue con una gran capacidad técnica y se hace merecedora a la máxima distinción de los juegos: la Medalla de Oro. Su entereza, disciplina y vocación la hicieron merecedora de este, el más alto

reconocimiento que haya logrado un deportista colombiano en la historia del olimpismo.

María Isabel, como la gran mayoría de los deportistas colombianos, desciende de una familia humilde residenciada en Candelaria, departamento del Valle del Cauca, uno de los sectores deprimidos de su ciudad natal, Cali.  Vivió su niñez y adolescencia improvisando trabajos de rebusque. A los 13 años obtuvo su primera medalla en un campeonato en Bogotá. En 1989 ganó una medalla en los mundiales de pesas efectuados en Inglaterra, repitió en Yugoslavia en 1990  y volvió a ganar, imponiendo un récord mundial en Alemania en 1991. En 1992 ocupó el primer puesto en lanzamiento de bala y de disco en los juegos nacionales, el tercer lugar en el lanzamiento de disco en el Iberoamericano de España y fue primera en lanzamiento de disco en el LXXII Campeonato de España.

En 1993 obtuvo la medalla de oro en los lanzamientos de bala y disco de losBolivarianos de Bolivia y ocupó el segundo lugar en el lanzamiento de bala y disco en el campeonato Suramericano Mayores celebrado en Perú. En 1994 ocupó el primer puesto en lanzamiento de disco en los V Juegos Odesur realizados en Venezuela y ganó una nueva medalla en los mundiales de pesas en Turquía. En 1995 de nuevo ganó medalla en China.  No en vano su nombre ha quedado registrado tanto en la historia mundial de los olímpicos como en la de nuestro país.

Su vida ha dado un giro de 180 grados. Se involucró en la política por su padre, ya fallecido, quien a pesar de no haber desempeñado cargos importantes siempre estuvo vinculado a la política por simple gusto y vocación de servicio a la  comunidad. Ella de alguna manera tomó esa bandera y desde el año 2002 decidió aceptar  el reto de codearse con los pesos pesados del Congreso de la República, lanzándose  como candidata al Senado de la República, con el aval del movimiento Alianza Social Afrocolombiana. Desde entonces ocupa una curul en la Comisión Séptima de la Cámara de Representantes.  Y en la actual coyuntura de los Juegos Olímpicos de Beijing, el canal Señal Colombia la invito a hacer parte del grupo de comentaristas del magno evento, en donde sus conocimientos como deportista ayudan a orientar a los televidentes colombianos en la categoría de pesas. Ver Bien Magazín la visitó en su oficina del Congreso y allí habló de Medallas y política con gran propiedad.

-¿Qué hacía antes de dedicarse al deporte de las pesas?
Hacia atletismo y era lanzadora de disco.

-¿Qué edad tenía?
13 años.

-¿Cómo está conformada su familia?
Somos cinco hermanos. Mi papá y mi mamá ya fallecieron.

-¿Qué estudios hizo?
Estudié la primaria, el bachillerato y en la Universidad estudié Educación Física con énfasis en educación en la Universidad Adventista de Colombia.

-¿En qué momento se empieza a interesar por las pesas?
En el año 88 fui a los Juegos Olímpicos y desde entonces empecé a levantar pesas hasta el año 2000 que fui a los Olímpicos de Australia.

-¿Practicó otros deportes?
No, solamente atletismo y pesas.

-¿Qué gustos personales tiene por ejemplo por la música, los libros, el cine…?
Anteriormente el cine, ahora poco voy por el trabajo y también me gusta la música.

-¿Qué tipo de música le gusta?
De toda, como buena valluna.

-¿Casada?
Separada.

Una medalla que le dio respeto y carro

¿Cómo empieza usted a practicar el deporte de las pesas?
Con el entrenamiento y la parte básica que es la barra y todo lo que se utiliza en el deporte como tal. Lo hacía en el gimnasio en el levantamiento de pesas en el Valle del Cauca.

-¿Qué la impulsa a volverse pesista profesional?
Pues ya había competido en atletismo y ya había ganado todo lo necesario en Panamericanos, Centroamericanos hasta llegar a unos juegos olímpicos y me dio por ensayar en levantamiento de pesas, me fue bien y seguí practicando los dos deportes alternados hasta el año 94 que me retiré del atletismo y me quedé solamente con levantamiento de pesas.

-¿Con cuántos kilos empezó a levantar pesas?
Con la barra sola porque hay que aprender a hacer los movimientos básicos, ya después se va subiendo paulatinamente y después cuando llegué a los Olímpicos 245 kilos. Eso fue en los Olímpicos del 2000 en Australia, que gané la Medalla de Oro.

-¿Qué significó  para usted obtener esa Medalla de Oro?
Mucho, el cariño y el respeto de los colombianos, que todavía  lo siento. Pienso que es lo más importante que le puede pasar a cualquier deportista de alto rendimiento.

-¿Contra cuánto países le tocó competir?
Doce países en la clasificatoria nuestra.

¿Quiénes quedaron después de usted?
En Plata quedó Nigeria y Bronce fue para China-Taipei.

-¿Qué otros incentivos o premios recibió?
Me dieron un carro, una Toyota Prado, que todavía la tengo.

¿Por qué se retira de la actividad deportiva?
¡Ahh! porque ya tenía 36 años, dos lesiones graves y de todas formas creo que ya había hecho lo máximo y no tenía patrocinio.

-¿Qué tal la experiencia como comentarista de los Olímpicos de Beijing en televisión, por supuesto hablando de pesas?
Me he sentido bien porque de todas formas es lo que yo sé, soy educadora, he enseñado en la parte deportiva, conozco bien el levantamiento de pesas por haberlo hecho tanto tiempo… entonces se me ha facilitado los comentarios más que todo técnicos.

-¿Cómo vivió el triunfo de  Diego Salazar con la medalla de Plata hace pocos días en Beijing?
Bien, lo vi con mucha alegría y como nuestro porque de todas formas yo hice parte del equipo cuando Diego estaba empezando y en algunos momento pudimos corregirle la técnica y todo este tipo de cosas.

La reelección no es beneficiosa

-¿Por qué decide involucrarse en la política?
Primero por casualidad, y segundo porque pienso que en todo ser humano y en toda familia hay como esa vena política. A mi papá le gustaba la política y hacía política.

-¿Pero él fue concejal o alcalde…?
No, no fue concejal pero le gustaba participar de lo que era la democracia y trabajar políticamente. Y por eso estoy aquí y me he dedicado a mi trabajo como legisladora, a hacer mis proyectos como tal y afortunadamente me ha ido bien en estos dos períodos que llevo y es como la mecánica de lo que es el Congreso de la República.

-¿Exactamente cuándo empieza su proceso de congresista?
En el 2002 cuando me eligen como Representante a la Cámara.

-¿Quién o quiénes la convencen de lanzarse al Congreso?
Todos los movimientos políticos porque todos me querían tener en sus filas y al final decidí aspirar al Congreso.

-¿Qué movimientos le “coquetiaron” más?
Todos…el partido Liberal…igual yo soy de extracción liberal. Había hecho política conSerpa con todos ellos…

-¿Cuántas personas conforman su equipo de asesores?
Siete personas.

-¿Con cuántos votos llegó a la Cámara de Representantes?
La primera vez con 40.000 votos en el 2002, y la segunda con 10.000 en el 2006.

-¿Qué proyectos ha presentado?
Bueno, yo no soy amiga de presentar proyectos porque no estoy de acuerdo en el sentido que aquí se le hace proyecto a todo…se hace el proyecto de la arepa…el proyecto del sombrero “voltíao”…entonces son un poco de cosas que pienso que no son necesarias. Creo que en los seis años que llevó como congresista he hecho más ponencias que ser autora de proyectos, como de algo más de 180 con feliz término.

-¿Cuáles de esas ponencias han tenido éxito?
Por ejemplo la profesionalización del entrenador deportivo, los incentivos de vivienda para los medallistas olímpicos, la ley por la cual se penaliza la discriminación racial, que de pronto no son de un gran impacto pero que le sirven y ayudan a un grupo de personas.

-¿Cuál ha sido su mayor discusión dentro del Congreso?
La discusión más álgida que yo he tenido es por ejemplo la Reforma de la Ley 100, la reforma laboral, la reforma pensional  en la cual nunca estuve de acuerdo porque de todas formas se estaba quitando un derecho laboral, que eran las extras, lo que  es hoy el detrimento patrimonial de los trabajadores en Colombia. Discusión también durísima fue oponerme al Estatuto Anti-terrorismo que violaba todos los derechos humanos de los colombianos y hoy vemos impunidades en las cuales te agrede la fuerza pública y eso hubiera sido nefasto para el pueblo colombiano. Al final terminé ganándole al gobierno nacional el proyecto en la Corte Constitucional porque se cayó.

-¿Usted tiene guardaespaldas?
Sí, tengo toda la seguridad necesaria.

-¿Dentro del Congreso ha sentido racismo?
Si claro y lo he sentido cuando ha habido discusiones fuertes, no de manera directa pero en el discurso se siente cuando la gente trata de menospreciar, pero igual todos estamos aquí y uno tiene la forma de defenderse,  con respeto.

-¿Cuál sería su mayor propósito como congresista?
Trabajar siempre y sacar los proyectos que nos asignan como ponentes y de hecho creo que soy de las más juiciosas cuando me los entregan

-Desde su posición como congresista y dada su experiencia como deportista ¿qué propondría para apoyar más al deporte colombiano?
Cuando llegué al congreso en el 2002 la propuesta de los cuatro puntos del IVA, fue  una propuesta que hicimos con Darío Córdoba, quien era un congresista que también había sido atleta y que lamentablemente falleció en un accidente aéreo. Con él propusimos  que se aumentará cuatro puntos del IVA a la telefonía celular para realizar los juegos bolivarianos, centroamericanos y del Caribe, y Colombia no tenía los recursos para hacerlos. Al final el gobierno a regañadientes tomó la decisión de subir esos cuatro puntos.

-¿Quiénes son sus amigos en el congreso?
Creo que en el congreso no hay amigos…hay compañeros como en cualquier empresa y esta

es una empresa dura porque hay intereses personales, generales… hay de todo.

-¿Qué opina del tema  de la reelección?
A ver, la reelección en la forma en que se está utilizando en Colombia pienso que no es lo más beneficioso por la polarización existente. Aquí el que piensa diferente lo matan o el que piensa diferente es guerrillero o es enemigo del otro. Lo  más grave deColombia es que los pobres desprecian a los pobres, y nadie quiere ser pobre, entonces nos hemos dejado meter un neoliberalismo y una ultraderecha en las cuales se centra todo eso. Pero como hay tanta hipocrecia y hay tanta doble moral el mismo pobre desprecia al mismo pobre, entonces yo no puedo entender y  no puedo creer a veces que algunos pobres que no tienen carro, personas que tienen que esperar el bus para irse a Panze a pasear por ejemplo en Cali, que tienen que andar superapretados en un bus no pueden decir que la seguridad democrática es buena, cuando sus hijos no pueden estudiar, no pueden acceder a otras cosas. Ahora la concentraciones de poderes cuando uno ve que están como terminar con el país, de volverlo totalmente neoliberal y que se salve el que pueda, entonces esa concentración de poder no es buena, por ejemplo en la Rama Judicial.

¿Es usted lo que llamanos en Colombia una mujer “verraca”?
Pues “verraca” no tanto (ríe) pero de armas tomar y de decisiones y de palabra sí.

-¿Quién es la María Isabel Urrutia de hoy?
Pienso que la misma, pero con más responsabilidades, la misma persona tranquila, humilde y con la responsabilidad de trabajar bien en el Congreso de la República y de defender las comunidades como tal.

Acerca German Matamoros G.

German Matamoros G.
Periodista con más de 25 años de trayectoria en importantes medios de comunicación como El Siglo (Nuevo Siglo), Revista Semana, Revista Cromos y la cadena radial Todelar, medios en los cuales desempeñó funciones como redactor, editor, coordinador y jefe de redacción en diversas áreas como información general, distrital, política y judiciales; coordinador de temas y portadas de cultura y espectáculos. Es actual director de Comunicaciones Internacionales GM y jefe de prensa de reconocidos artistas nacionales.