Un espacio para la democracia

Barack Obama

Barack Obama

Analizar la situación en que se debatirá Cuba, conlleva a una serie de conjeturas que se clarificarán con el correr de los días. Obama, quiere de corazón soluciones que beneficien a Cuba, a Estados Unidos y, a la población conocida como “el exilio”.

A Obama le han llovido críticas y elogios de propios y extraños. Los republicanos le han dado con todo y de una, anuncian que el bloqueo, que depende del Congreso, no pasará. Pero hay, no algunos, sino muchos de ellos que lo respaldan. Sus partidarios, salvo contadas excepciones, lo apoyan. Igual ocurre con “el exilio”. Unos elogian las medidas, mientras otros las repudian. Como el silogismo del Rey bueno: si gobierno bien, me quieren los buenos, si mal, los malos, luego en ambas formas debo gobernar”.

El Presidente norteamericano, tradicionalmente ha querido dar solución al tema cubano y, quiere que sea a favor del pueblo. Se embarcó en unos diálogos, apoyados por el Papa Francisco y el gobierno del Canadá, en los cuales no hubo ni uribes, ni twitter, ni militares retirados, ni enemigos agazapados y la fórmula se pudo aplicar sin obstrucciones, ni miopes actuaciones.

Es obvio que “el exilio”, tiene sus reparos, pues hasta ahora, como dijo mi amigo Luis Díaz, eminente periodista cubano, los acuerdos contemplan el tema económico, sin dejar espacio para el cambio político. “No contemplan nada que refleje la posibilidad de crear partidos, libertad de expresión y de movimiento y no quiero en mi Patria, un sistema como el chino o vietnamita, lo quiero libre y soberano”.

Desde luego allí hay que llegar y por ello hay que luchar… también es cierto que se debe transitar por un camino lleno de “rosas con espinas”, como lo expresó el Presidente Santos en torno a la “tregua” que ofrecen las Farc.

Infortunadamente, las negociaciones con grupos tan recalcitrantes como la guerrilla, los paramilitares, los narcos y los Castro, hay que ir piano. Abrir espacios que permitan acuerdos, sin que ellos aparezcan como vencidos o derrotados. Aparentemente Raúl quiere dar el paso, pero necesita ese espacio, como lo necesitan en el caso Colombiano, las Farc. Posiciones rígidas, no permitirán lo que quieren cubanos y colombianos: una paz dentro de la libertad y la democracia. ¡Felicidades!

BLANCO: Felicitaciones a los hinchas de Santa Fe… merecida estrella.

NEGRO: La ida del gran Hernán Peláez…

gabrielortiz10@hotmail.com

Acerca Gabriel Ortiz

Gabriel Ortiz