El corrupto es el peor delincuente que existe

Los ladrones de cuello blanco, son sin duda, los peores delincuentes que puedan existir en una sociedad. Con su accionar delictivo son más peligrosos que  cualquier narcotraficante, que cualquier guerrillero e incluso que un sicario.

De un narcotraficante sabemos exactamente que su delito es el tráfico de drogas ilícitas y que cualquiera que lo enfrente o busque deteriorar su negocio se enfrenta, incluso, con la muerte. Muchas veces se sabe donde se ubica y cuál es su accionar y termina develándose por sí mismos. Con el frente guerrillero, todos sabemos a qué atenernos y lo mismo con el sicario. Pero con el ladrón de cuello blanco ocurre lo contrario: se mimetizan dentro de los establecimientos públicos, como funcionarios o como contratista capaces  y honestos. Al funcionario por elección directa, o por votación popular lo ponemos en un cargo público y allí le entregamos lo más preciado para nosotros y lo más apetecido para él: el erario público; y entonces, a la sombra  “pulcra” de su gestión se ampara para esquilmar el esfuerzo de los contribuyentes en asocio con ese contratista a quien le hemos entregado el beneficio de las obras. Estos dos, al contrario  de los tres tipos de delincuentes mencionados, inspiran confianza y en sus manos colocamos nuestras ilusiones.

El corrupto no tiene  moral ni principios de ninguna clase. Sin miramientos, se roba la salud la educación, las calles, los andenes, las carreteras, el progreso, la iniciativa, la gestión y la esperanza de un pueblo. Roba al ama de casa, al empleado, al taxista, al médico, al ingeniero, al mendigo y a todo el mundo, incluida a su propia familia  que, en algún momento, debe depender del bienestar público que el debió generar. El corrupto es inhumano y tiene la capacidad cínica de ser ostentoso  cuando exhibe, como un éxito, los bienes adquiridos con su atroz delito, pudiendo reintegrarse tranquilamente y con estatus a la sociedad que el mismo robó.

Lo peor es que frente a su accionar delictivo, la ley, en nuestro caso, es muy laxa; por un robo reconocido y confeso de 65 mil millones de pesos, los Nule, que son tal vez los peores ladrones de cuello blanco que ha tenido nuestro país, solamente pagaran siete años de cárcel  gracias a las rebajas. Con funcionarios hampones  como los Moreno Rojas, ocurrirá otro tanto. Claro que falta la condena por otros delitos, pero su pena, sumada, no pasara de 15 años, y los  millones de pesos robados por ellos al erario son incalculables y posiblemente irrecuperables.

Posdata: en países como China los corruptos son tratados como los peores delincuentes, tal es el caso  de Shin Wanzhong, acusado de recibir de manera ilícita de la empresa Simens el equivalente a 5.06 millones de dólares. Salvo su vida porque mostro algo de arrepentimiento y la pena fue conmutada por cadena perpetua, y eso que el señor Shin recibió un soborno y no se apropió de dineros oficiales.

Acerca Ver Bien Magazín

Ver Bien Magazín
Somos un magazin quincenal con noticias variadas y positivas, que nos ayuden a conseguir un mejor entorno, a ver la vida de manera más positiva, y a construir un mejor mañana. Trabajamos con respeto, independencia y capacidad crítica, sin filiación religiosa ni política. Sin distingos de clase social ni raza. Nuestros únicos credos son: la vida sana, un futuro mejor para nuestros hijos y generar conciencia colectiva con este país, hermoso, llamado Colombia.