Si gana Petro, Bogotá pierde.

Petro, candidato a la Alcaldía de Bogotá.

Ese será el diagnostico lamentable después del treinta de octubre  día de elecciones y del primero de enero cuando se posesione como alcalde en caso de llegue a ganar. Petro es un hábil político y captador de votos, sabe donde aparecerse, en qué momento y con qué versículo electoral, una táctica muy propia de quienes han militado en grupos subversivos. No en vano denuncio a tiempo El Carrusel de las contrataciones para sacar partido de esa situación y lanzarse a la Alcaldía de Bogotá, un plan bien concebido y una oportunidad bien aprovechada.

La propaganda subrepticia y oscura en contra de sus rivales es una de sus grandes habilidades, aprendidas y desarrolladas en la subversión,  y en eso le gana a J J Rendón. El triunfo de Samuel Moreno se debió en gran medida a estrategias políticas y rumores falsos (verdaderas calumnias) trazadas seguramente por él  y lanzadas hace cuatro años en contra de quien hoy es su rival más cercano, Enrique Peñalosa.

No en vano el M19, grupo al que perteneció, fue gestor no solo de ataques sangrientos como el del Palacio de Justicia sino de grandes paros nacionales donde la estrategia subversiva camuflada estuvo presente. Las denuncias oportunas, con o sin fundamento,  son su capital más preciado para mantenerse vigente, porque nada da más sensación de liderazgo y presencia  que una denuncia  ruidosa en el momento preciso. Seguramente es tan honesto como el mismo lo pregona,  pero el presente es producto del pasado y  su formación no se puede negar.  Tapar el sol con un dedo es imposible.

Pero Bogotá no necesita ese tipo de burgomaestres. Es una ciudad demasiado compleja y necesita de un administrador con experiencia. De alguien que conozca sus problemas plenamente y que haya sido probado, ojalá, en la misma Alcaldía. Después del devastador paso del Polo por dos administraciones hay que salvar la ciudad que va al desbarrancadero. Una persona con un pasado netamente político, hará una alcaldía netamente política, y Gustavo Petro tiene todas las condiciones de político nato pero no de administrador y ese es un riesgo que no podemos correr. El pueblo elige los gobernantes que merece.

Posdata: aún debe explicarle al País  su cercanía con Hugo Chávez. En círculos cerrados se dice que cuenta con el gran apoyo del mandatario venezolano.

Acerca Ver Bien Magazín

Ver Bien Magazín
Somos un magazin quincenal con noticias variadas y positivas, que nos ayuden a conseguir un mejor entorno, a ver la vida de manera más positiva, y a construir un mejor mañana. Trabajamos con respeto, independencia y capacidad crítica, sin filiación religiosa ni política. Sin distingos de clase social ni raza. Nuestros únicos credos son: la vida sana, un futuro mejor para nuestros hijos y generar conciencia colectiva con este país, hermoso, llamado Colombia.

Un comentario

  1. que critica tan infundamentada no tiene un argumento base para decir que petro es un mal administrador solo destaca las estrategias politicas de este personaje