Recalentamiento global: O aportamos algo o nos vamos para el infierno

Por: Germán Matamoros G.

Si la humanidad no se pone las “pilas” frente al fenómeno climatológico que se presente por estos días en cuanto al recalentamiento de la Tierra, ésta terminará convertida en un infierno más rápido de lo previsto. Y es que el diagnóstico a futuro no es nada halagador teniendo en cuenta que el sobrecalentamiento global continuará subiendo de acuerdo con los ciclos “normales” climatológicos. 

En otras palabras, la temperatura, de acuerdo con los expertos, tiende a subir entre 0.3 grados cada díez años y 0.4 grados cada 20 años. Ahora, se habla también del CFC (Cloro, Floro y Carbono), cuyas emisiones gaseosas tienen un tiempo de estabilidad de 230 años y que además no es unproducto natural, sino un invento del hombre, y es precisamente uno de los contaminantes más potentes. 

De igual forma, otro de los tantos fenómenos climatológicos, paradójicamente producido por la misma naturaleza, es “El Niño”, que se presenta en ciclos de cinco a siete años, y es el motivador – y gran contribuyente- de los mayores calentamientos de la superficie del mar en el Océano Pacífico. Este a su vez provoca el debilitamiento de los vientos alisios en la región tropical.

Para mayor claridad en el tema es necesario saber que los fenómenos meteorológicos son manifestaciones de procesos físicos que se dan en la atmósfera, los cuales incluyen en algunos casos procesos de tipo químico, que se manifiestan a través de precipitaciones, altas y bajas temperaturas y nieve, los cuales se dan en diferentes ciclos.

Todo lo anterior está relacionado con el primer motor que mueve la atmósfera llamado radiación solar. Esto influye enormemente en el comportamiento atmosférico de La Tierra. De ahí que durante el día se presentan diferentes cambios de temperatura, siendo la de mayores grados la del mediodía. Esos cambios de ciclos solares son los que afectan la atmósfera en general. Según los datos del IDEAM (Instituto de Estudios Ambientales) la temperatura moderada aumentó esta vez de los 24.8 grados los 25 y 26 grados, dentro de periodos que se presentan cada 30 años.

Elementos contaminantes

Sin lugar a dudas que la suma de muchos de esos ciclos en los cambios climatológicos se convierten en un momento dado en una de las grandes respuestas al aumento de las altas temperaturas, como el que vivimos en la actual época de verano (ciclo pronosticado de enero a marzo).

Sin embargo, hay otros elementos contaminantes que agregan puntos a tal preocupación y es aquí donde hay que tomar conciencia de la gravedad del problema. No se descarta que a los cambios normales de temperatura, influyen las actitudes del hombre con contaminantes que pueden durar 100 o 200 años produciendo modificaciones en la atmósfera que a su vez hacen cambiar la radiación como lo es la era industrial.

Esos factores contaminantes se encuentran en el CO2 (Bióxido de Carbono), Oxido de Nitrógeno y el Metano, los cuales tienen largos periodos de residencia en la atmósfera. Estos absorben parte de la radiación provocando el aumento de temperatura en al Tierra, (léase carbón, petróleo, gas).

Dichos químicos se encuentran en los carros por la combustión de la gasolina que generan mucho óxido de nitrógeno. También se cuentan todos los elementos que son de tipo energético basados en el Petróleo y el Carbono.

Gloria León, Metereóloga

Gloria León, Metereóloga

“No nos damos cuenta pero por ejemplo: en la utilización de la nevera debemos saber que se utiliza energía y que la produce una termoeléctrica o una hidroeléctrica, las cuales necesitan de productos primarios (carbón, gasolina petróleo..) y tiene que ver con la combustión”, afirma Gloria León, meteoróloga del IDEAM.

Por ello se debe ser muy racional con el uso de la energía, como dependientes que somos la gran mayoría de los humanos, a través de la televisión, elsecador, la licuadora, el computador, la cafetera, etc. Es sin duda la manera de aportar un granito de arena para evitar la contaminación y disminuir el recalentamiento atmosférico.

Infortunadamente hay más. Las basuras, por ejemplo, de igual manera contribuyen a los cambios de temperatura en el sentido de que contienen Metano, que produce lo que se denomina efecto invernadero. Los procesos agrícolas no se quedan atrás como los arados, pues esos movimientos de tierras liberan ciertos gases que también pueden producir Metano.

Inclusive el sistema digestivo de los rumiantes y todos esos desechos también producen el mismo; por eso es necesario tener cuidado en el uso de las tierras. La tala de bosques también contribuyen al aumento de CO2 en la atmósfera de manera peligrosa porque la vegetación emana bastante oxigeno y absorbe todos los gases contaminantes.

Si se trata de mencionar contribuyentes al recalentamiento y temperaturas no se puede dejar por fuera la responsabilidad que tienen los países industrializados, que son los mayores aportantes de contaminación con índices del 25 por ciento como lo son, entre otros: Estados Unidos, Canadá, Rusia, Alemania, Francia, China, Croacia. Italia y Bosnia. Y si sirve de consuelo, Colombia en cuanto a la emisión de gases por efecto invernadero, produce tan sólo el 0.2 por ciento.

Pero no todo ha ser tan malo. Las naciones industrializadas han tomado con cierta preocupación el problema y por ello crearon lo que se denomina El Protocolo de Kyoto y el Protocolo de Montreal, para tomar medidas en cuanto eliminar esas sustancias químicas de la industria.

¿Cómo podemos contribuir…?

Teniendo claro el por qué de la contaminación atmosférica y su proceso evolutivo, es absolutamente conveniente y necesario que todos aportemos en menor o mayor grado, sin discriminación racial, ni de edades, ni de sexo, mucho menos de estratos o condición social, un grano de arena para disminuir en buena parte el aumento progresivo de las altas temperaturas

Si los gobiernos, las grandes y pequeñas industrias, las entidades públicas y privadas, las asociaciones o fundaciones pro-ecológicas, así como las entidades del medio ambiente, asumen un grado de responsabilidad, de la misma manera las personas del común, deben afrontar la propia.

En ese orden de ideas es importante que la señora ama de casa se esfuerce por darle un mejor manejo a los elementos reciclables como envases reutilizables y moderar el uso del agua caliente. El señor ejecutivo puede colaborar dándole un mejor uso al carro, contribuyendo en llevar dos o tres personas en su carro. Es mejor que circule un vehículo y no tres. El transporte masivo es una buena alternativa.

Estudiante de colegio, la idea de jugar con el agua caliente bajo la ducha no es buena. La muchacha del servicio (finalmente la encargada de la casa) debe tener un mejor uso de la lavadora, de la brilladora, la licuadora, el radio, el televisor y el material desechable. Señor industrial ó empresario el buen mantenimiento de sus equipos y un claro manejo de materiales reciclables ayuda bastante.

Conservar los bosques, los árboles y los jardines permite combatir todo tipo de contaminación que conduzca al daño ambiental, que de acuerdo con información delIDEAM, cerca del 75% del Bióxido de carbono se origina en la combustión de procesos de productos fósiles como carbón, petróleo y madera.

La suma de todas esas pequeñas o grandes acciones tendrán sus efectos a corto o largo plazo, pues recordemos que debido al largo periodo de vida de esos contaminantes, estos se van acumulando generando en mayor grado fuertes cambios atmosféricos y por ende el aumento en las temperaturas.

Acerca German Matamoros G.

German Matamoros G.
Periodista con más de 25 años de trayectoria en importantes medios de comunicación como El Siglo (Nuevo Siglo), Revista Semana, Revista Cromos y la cadena radial Todelar, medios en los cuales desempeñó funciones como redactor, editor, coordinador y jefe de redacción en diversas áreas como información general, distrital, política y judiciales; coordinador de temas y portadas de cultura y espectáculos. Es actual director de Comunicaciones Internacionales GM y jefe de prensa de reconocidos artistas nacionales.