Que hable con triunfos

Por temperamento, convicción, estilo o lo que fuese, el argentino José Pekerman, nuevo técnico de la selección mayor del fútbol colombiano, mantiene una prudente distancia con los medios de comunicación. Habla poco, apenas saludos y señas.

José Pekerman

Para entregar la nómina que jugará contra México el 29 de febrero se esperaba una rueda de prensa. No la hubo. Solo un comunicado con los nombres y el anuncio de que responderá preguntas antes del partido y al final del mismo. Eso quedó claro.

Bueno, a Pekerman no lo contrataron para locutor. Es cierto que los medios se nutren de las entrevistas y esperan un contacto racional con el estratega, pero si él prefiere quedarse en una especie de burbuja también está en su derecho. El paso del calendario dirá si se expresa con victorias o si tendrá que explicar derrotas.

Ante el silencio, toca interpretar. La convocatoria refleja una actitud conservadora. No se quiso arriesgar con un borrón y cuenta, algo que tampoco, de todas maneras, parecía posible. Optó por llamar a quienes ya tienen recorrido y en buena medida lo que llaman “memoria táctica”. Se cuidó de los inventos.

Sin margen de maniobra, por el escaso tiempo disponible, viene bien que la mayoría de los jugadores se conozcan.

La pregunta sería hacia el futuro: ¿cuándo se empezará a sentir la mano de Pekerman? Por ahora se mueve sobre terreno trajinado.

México, ensayo

El partido frente a México, a pesar de su calidad de ensayo, a duras penas debe servir para que el entrenador y su voluminoso cuerpo de asesores tomen nota y empiecen a sacar conclusiones.

Aldo Leao Ramírez

Así como no hubo sobresaltos en la nómina, salvo por el llamado del defensa Bernardo Espinosa y el mediocampista Aldo Leao Ramírez, tampoco cabría esperar novedades de tipo táctico. Las escasas sesiones de trabajo dan para poco en esa materia.

Lo que vendrá después, entonces, será determinante para entrar a evaluar lo que pretenden Pekerman y sus socios como base del trabajo hacia Brasil 2014, meta obligada.

Por ahora hay que conformarse con lo que brinda el ejercicio de la especulación. ¿Cuál será el estilo? ¿Se jugará con enlace? ¿Buscará un bloque que le asegure fuerza ofensiva pero sin detrimento en la defensa? La presencia en la lista de Aldo Leao, Giovanni Moreno y el juvenil James Rodríguez, jugadores de buen corte técnico y de tendencia atacante, haría pensar en esa tendencia. Ya veremos.

Para la artillería hay jugadores fieros en el área, como Falcao García, y de arranque más largo como Teófilo Gutiérrez. Dayro Moreno se mueve las alas y Jackson Martínez guarda algunas similitudes con Falcao. ¿Tendrán cupo dos? ¿Se quedará con uno? Esa es otra incógnita para resolver en el porvenir.

Los analistas que viven prisioneros del pizarrón y del ambiente de la táctica, convencidos de que a los jugadores los pueden mover como piezas de ajedrez, ya dieron algunas puntadas sobre lo que suponen que hará Pekerman.

La idea predominante, y obvia desde luego, es la de un equipo tipo atado a la filosofía de la seguridad. Primero hay que mantener el cero en el propio arco y después buscar alternativas para llegar al del rival.

No falta el toque del denominado equilibrio, que en el fondo es lo mismo. El equipo “no se puede regalar” atrás so pretexto de ir a buscar el arco contrario. Toca desplazarse sobre terreno firme, llenar los espacios y guardar cautela.

A la larga, ni más faltaba, nadie se equivoca desde las gradas. El compromiso lo asume el técnico y la ejecutoria les corresponde a los jugadores.

En términos sencillos, no creemos que Colombia vaya a dar un salto espectacular frente a México. Sería ilógico. Se espera que salga a moverse con los recursos que le ofrece la técnica de sus jugadores, habituados al toque y al dominio del balón. De pronto se observa algún cambio de orden para el segundo tiempo, después de que Pekerman la haya visto en acción y expela sus primeros soplos renovadores.

Javier Chicharito Hernández

Conviene advertir que los mexicanos, bajo la dirección de José Manuel de la Torre, se han tomado en serio el cotejo frente a Colombia. La mayoría de los ases que juegan en Europa, fueron llamados a filas. Entre otros figuran el delantero Javier Chicharito Hernández, de fulgurante desempeño en las filas del Manchester United; el centrocampista Giovanni Dos Santos (Tottenham Hotspurs), el portero Guillermo Ochoa (Ajaccio de Francia) y el defensa Héctor Moreno (Español de Barcelona).

La historia de los duelos entre Colombia y México, amistosos u oficiales, para distintas categorías, marcan el ritmo de una lucha intensa. Le ponen el máximo empeño, sin importar la condición del juego. Todos son de competencia.

Trabajo intenso

En realidad, la parte dura de la tarea del director argentino comenzará al cabo del partido contra México. Quedarán casi cuatro meses de margen para los encuentros contra Perú y Ecuador, vitales dentro la lucha eliminatoria.

Pekerman

Pekerman pidió suspender los dos encuentros que tenían previstos ante Costa Rica, para dedicarse de lleno a la planificación táctica. Podrá tener a los jugadores del patio y de vez en cuando a los que actúan en el exterior. Después de mayo, cuando concluyen las temporadas en Europa, es posible que las cosas mejoren en tal aspecto.

Bien se sabe que el principal problema de los equipos de la eliminatoria es la imposibilidad de reunirse durante un tiempo razonable, para buscar mayor entendimiento, acoplar líneas y asimilar los conceptos estratégicos.

Pekerman tiene un buen grupo de asesores, que viven al día sobre las condiciones de cada candidato para la selección. Se espera que ello redunde en el desarrollo pleno de su trabajo.

Es posible que logre acumular información de por lo menos 50 jugadores potencialmente elegibles, antes de llegar a las fechas de los partidos eliminatorios. Con ello tendría una base solida para tomar la decisión ideal. Aunque los escépticos suelen sostener que Colombia no supera la barrera de los 25 dentro del máximo nivel, un juicio severo y fuera de foco.

El equipo tipo

Si nos atenemos a la posición cicatera, pero siempre en el mundo de la incertidumbre, y mientras Pekerman toma su rumbo definitivo, podría decirse entonces que Colombia hoy agrupa a un setenta por ciento de lo que será el equipo tipo del inmediato futuro.

No existen razones de fondo para excluir a David Ospina en el arco. Los marcadores (o laterales) parecen fijos. Zúñiga y Armero, si bien realizan otras funciones en Europa, quedan estampillados ahí. Los centrales podrían ser Mosquera y Yepes, con alternativas de Perea y Zapata. La expectativa cumbre es para Bernardo Espinosa, el novato del paseo.

En el medio las cosas dependerán de lo que decida Pekerman en el aspecto táctico. Aunque cabe hablar de Guarín (cuando se recupere), Sánchez, Aldo Leao, James Rodríguez, Aguilar y Giovanni Moreno como punto de partida y para escoger. ¿En el ataque? Falcao lleva la delantera, en tanto que Teófilo Gutiérrez se sitúa en zona de espera, al lado de Dayro y Jackson Martínez.

El transcurrir de los días, las concentraciones, el estado de cada jugador, los entrenamientos y demás factores propios de la preparación, darán la pauta concluyente. Todavía no se ha cerrado la puerta para nadie.

Deslumbra Nacional

Mientras le llega la hora a Pekerman y su corte, en el medio del fútbol comienza a llamar la atención el despliegue técnico y la fortaleza del Atlético Nacional de Medellín.

Dos triunfos contundentes en la Copa Libertadores, sobre Universidad de Chile (2-0) en el Atanasio Girardot y Peñarol (4-0) en el mítico Centenario, lo embalan hacia una rápida clasificación para las etapas cumbres del torneo.

El conjunto antioqueño parece reflejar en la cancha los enormes esfuerzos financieros que hizo para esta nueva temporada. Grandes inversiones le permitieron la obtención de valiosos refuerzos tanto en el país como en el exterior, para robustecer la base del plantel.

Cristian Alberto Tula

Hasta el momento es satisfactorio el aporte del defensa central argentino Cristian Alberto Tula, quien a los 34 años de edad y con 1.76 de estatura le brinda tranquilidad a una zona conflictiva.

En el medio combinan su talento Luis Fernando Mosquera y MacNelly Torres, al lado del veloz y eficaz Dorlan Pabón, al tiempo que se esperan las luces del peruano Johan Fano, quien aún no despega.

El técnico Santiago Escobar adoptó drásticas decisiones tras la opaca campaña del torneo Postobón II del 2011, y las directivas se metieron la mano al dril para robustecer la dotación.

Nacional es líder del campeonato doméstico y encabeza el grupo ocho de la Copa Libertadores. Un inicio de campaña que tiene de fiesta a sus numerosos seguidores y atrae inclusive el interés por fuera de las fronteras. Se puede creer que la aventura va en serio, y no es una simple ilusión de verano.

Tiros cortos

*Se va para el fútbol inglés el que podría ser el futuro gran cañonero de Colombia: el vallecaucano Joao Rodríguez, goleador de las divisiones infantiles, ampliamente elogiado por quienes siguen de cerca esas categorías. Joao ingresará a la organización del club Chelsea, donde será sometido al rigor de la disciplina y de la enseñanza antes de que pueda dar el salto mayor. A los 14 años de edad, hijo del exjugador José Manuel El Wily Rodríguez y Andrea González, guarda amores con la red desde los 6 abriles. En recientes declaraciones para medios caleños reconoció que su mayor debilidad es el cabeceo, pero tiene el propósito de superarla. Patea bien con las dos piernas y se mueve con inteligencia dentro de las zonas de candela. En Inglaterra espera alcanzar el olimpo del fútbol, aunque entre sus sueños no descarta vestir algún día los colores del Barcelona de España.

*Le ha costado a Carlos Bacca su adaptación en el Brujas de Bélgica, club al que llegó a comienzos del 2012. El delantero nacido hace 25 años en Puerto Colombia, de 1.80 de estatura, dejó una estela de 73 goles en el Júnior de Barranquilla, aunque antes también se había destacado en el Minerven de Venezuela (12) y el Barranquilla FC (14). Con la selección nacional solo se anota un tanto. La estación invernal y el proceso de acomodamiento dan la idea de haber retardado el vuelo europeo del artillero porteño. Ha jugado poco pero esperamos que tenga paciencia y no caiga en las trampas de la nostalgia. Su presente es el Brujas, y de ahí a un club grande de Europa es menor el trecho.

*Colombia mantiene la meta de los 100 deportistas para los Juegos Olímpicos 2012 en Londres (27 de julio a 12 de agosto), pero, por el momento, la cifra oficial está en 88 especialistas. Los próximos tres meses serán decisivos para establecer el cupo definitivo. Se lamenta, desde ya, la ausencia de la luchadora vallecaucana Jackeline Rentería, medalla de bronce en Beijing 2008, por no haber participado en las competencias clasificatorias previstas por la Federación. La destacada atleta sostiene marcadas diferencias con el manejo directivo y el nuevo insuceso no hace otra cosa que confirmarlas. Colombia alienta la esperanza de superar sus mejores logros olímpicos en esta oportunidad. Entre los deportes candidatos para obtener metal figuran ciclismo, atletismo, levantamiento de pesas y bicicrós. Mariana Pajón, múltiple campeona mundial sobre las pistas, emerge como inmensa favorita.

(rufinoa42@hotmail.com)

Acerca Rufino Acosta

Rufino Acosta
Periodista y abogado. Se inició en el programa Deporte al Día, de La Voz de Santa Marta, en 1960. Trabajó con El Informador de la capital del Magdalena entre 1961 y 1964. Fue corresponsal de El Espectador en 1964 y desde 1965 hizo parte de la redacción deportiva en Bogotá, hasta su retiro en 1998. Estudió Derecho en el Externado de Colombia (1965-1969). Afiliado al CPB y Acord Bogotá.