Por el Canal RCN

Emprendedores y héroes de impacto

Colombia se impactará al conocer las 21 historias de hombres y mujeres emprendedores que luchan en su diario vivir  por diferentes causas, sin esperar nada a cambio y que solo los mueven los propósitos nobles y la solidaridad. Son los héroes anónimos de la mal llamada “la otra Colombia”.

Estos personajes  se  mostrarán a través del programa “Misión Impacto”  del Canal RCN que se emitirá los domingos a las ocho de la noche desde el 28 de septiembre. Ver Bien Magazin habló con dos de los protagonistas: Milton Garzón, un bogotano de 31 años, padre de un hijo de 10, y quien de niño vivió en un ambiente familiar de violencia motivado por el bajo mundo del micro-tráfico y el sicariato.  Y Aleida, una joven Wayúu de 21 años, madre cabeza de familia, con un bebé de tres años y líder de su comunidad. Los siguientes son sus breves testimonios:

Milton Garzón: emprendedor bogotano. (Fotos: Prensa-Canal RN)

Milton Garzón: emprendedor bogotano. (Fotos: Prensa-Canal RN)

Milton Garzón: “Mi historia radica en que vengo de una familia que siempre convivió con la violencia, en las drogas,  perdí a mi madre por  una sobredosis  de droga, no conocí a mi papá, la vida me destinó un camino difícil, un camino oscuro. Creo que sobrepase ese camino, lo viví y creo que algún día mi sueño es lograr servir a la comunidad y ayudar a la gente que habita en las comunidades pobres. Soy el mayor de dos hermanas, tengo 31 años. Mi familia fundó el micro-tráfico en el municipio de Soacha por ende tuve muchas experiencias dolorosas”. 

¿Cómo fue lo de ver morir a su familia

Llegó un grupo al margen de la ley y los acribilló a todos delante de nosotros que éramos muy pequeños.

¿Recuerda el motivo de esa masacre?

Querían adueñarse del negocio de micro-tráfico. Cuando quedo solo empiezo a vivir la vida de manera difícil lo cual  me enseñó a tener responsabilidades que no eran para mi edad, pero me tocaba tenerlas  y empecé a construirla.

¿Cómo le cambió esa vida tan difícil para ser lo que es hoy, un gran emprendedor?

Mi vida cambio en tres momentos: el primero  es que tengo mi primer hijo,  Juan Felipe (10 años); el segundo momento es que me mamé de los malos amigos y el tercero es que una persona, un extranjero, me ayudó para la sociedad. Me dio la oportunidad de emprender proyectos sociales en los cuales impactara a mi comunidad y generar un desarrollo con mis ideas y la realidad que yo estaba viviendo. El hombre duró un año estudiándome, no fue tan fácil la vaina. Es lógico, yo era pandillero, no generaba mucha confianza. Después de un año me dio la oportunidad de realizar mi sueño y me comprometí. Él se llama Mathew Robert Alexander y en Colombia se le conoce como Mateo Alexander. Es un emprendedor por naturaleza con unas calidades humanas impresionantes.

¿Cuando él le propone  el proyecto  usted lo pensó mucho?

¡No! que iba pensarlo hermano, si es la felicidad que uno quiere tener. Yo vi un camino diferente al que creí que estaba condenado.

¿Qué le ofreció para arrancar?

Me ofreció el cargo de facilitador de proyectos básicamente, el que se encarga de la logística. Y le doy gracias a mi Dios por mi constancia, por mi honestidad, por las ganas que vieron mis colegas de que yo podía, y ser director de programas de la organización.

¿Cuánto tiempo ha transcurrido desde ese nuevo comienzo?

Ocho años

¿Qué labor ha cumplido?

Yo diseño  o ayudo a diseñar los proyectos, digamos que tengo voz y voto en los programas y coordino toda la parte operativa en las comunidades con la organización Amhsa Colombia.

¿Cómo llega “Misión Impacto” a usted?

Hermano por conocidos, porque conocen nuestro trabajo.

¿Qué pensó cuando aceptó participar?

Al principio lo conocí pero no quería mucho, porque me ha dado duro la fama, solo quiero hacer mi trabajo y no más.  Pero vi que era una posibilidad para mostrar un caso de miles que pasan  en las comunidades.  Que a veces lo que se piensa no es lo que se piensa.  No todos están en grupos al margen de la ley, no todos son drogadictos, que no todos son malos ni son malas. Que hay muchos que luchamos por hacer cosas buenas.

Juan Pablo Gaviria (zProductor y director)

Juan Pablo Gaviria (zProductor y director)

Cuando llegan donde usted y le dicen que es un programa de televisión, ¿usted qué piensa?

Como que me sorprendí y me puse como nervioso porque no me lo esperaba.

A partir de ahora se abren las posibilidades para que su trabajo sea conocido en todo el país, ¿qué piensa de esto, cuáles son sus expectativas?

Nuestras expectativas son agrupar a varios emprendedores de varios sectores de comunidades marginadas de  la sociedad  en Cali, Medellín, Bogotá y posiblemente Cartagena. Buscar que 120 emprendedores se vinculen a la causa.

¿Cuál cree que va a ser su compromiso cuando Colombia se entere de su trabajo?

Mi compromiso como tal es seguir haciendo buenas prácticas en mi trabajo y seguir expandiendo la actividad de Amhsa (en Chibcha significa nacer) en muchas comunidades.

¿Que le gustaría que estudiara su hijo?

A mí me gustaría, aunque es relativo lo que él quiera hacer, que sea un buen hombre pero me gustaría que fuera administrador de empresas y que su carrera  la hiciera en Europa o Estados Unidos y que regresará a compartir su experiencia.

Aleida: Aleida es una líder de la comunidad Wayúu y quien guía a las mujeres través de la Fundación Vida Nueva. Tiene  27 años, 10 hermanos, tres hombres y siete mujeres, es mamá soltera de un bebé de tres años.

¿En qué consiste su labor de emprendimiento?

Se trata de visibilizar todo un derrotero que hay detrás de cada mujer Wayúu. De mostrar los trabajos que hay en cada comunidad, destacar la parte bonita de las artes.

¿Cómo llegaron a usted para participar en “Misión Impacto”?

Un día recibí una llamada haciéndome un cuestionario y para confirmar datos. Me llamó una niña del Canal, Antonella Pineda, la encargada de seleccionar a los participantes de “Misión Impacto”. Me preguntaron sobre lo que yo hacía, qué labores desempeñaba y me preguntaron si me podían hacer una visita de campo. Y aparecieron y recogieron testimonios de lo que vieron en la comunidad.

¿Le dijeron de qué se trataba?

Realmente lo que me dijeron era que posiblemente íbamos a ser seleccionados.

¿Verdad que no sabía quién era Viña Machado?

Como la mayoría de la comunidad es indígena, no hay televisor, no hay planta eléctrica, pero si tenemos acceso a los diarios, entonces estaba de moda  Pirry  que estaba hablando sobre la desnutrición indígena. Entonces me dicen que venía un famoso de RCN y lo que sabíamos era que Pirry trabajaba para RCN,  que  fue el único periodista que no se dejó intimidar de los políticos corruptos de la Guajira. No sabíamos quién era esa señora Machado.

 ¿Y qué pasa cuando llega Viña?

A mí me dicen que viene Viña Machado y yo preguntó quién es, y digo, bueno cuando llegue la conoceré.  Y cuando me la presentan ella me dice sonriendo oye pero tu tienes más pinta de actriz que yo.

¿Qué piensa de que a raíz de programas como “Misión Impacto” su trabajo y su comunidad sean conocidos y valorados masivamente? ´

Para mi  es importante visibilizar todo lo que se mueve detrás de la mochila Wayúu, no solo es cultura sino el aprovechamiento.

¿Cómo fue el momento de tristeza que vivió en Bogotá?

Una de las partes  de los programas fue cuando vi en un sitio en el aeropuerto de Bogotá los precios de una mochila. Normalmente  a nosotros nos las quieren comprar a 40 o 50 mil pesos. Y cuando veo el precio de la mochila: 800 mil pesos, y cuando me preguntan cuál fue el impacto de ver eso, yo estallé en llanto y de pesar porque yo decía cómo es posible que en la Guajira nadie  quiera reconocer nuestro trabajo, pero en el aeropuerto porque lleva una firma  le triplican el valor  solo porque es un famoso y ese famoso ni siquiera sabe que es la Guajira ni quién es la artesana que lo hizo.

¿Usted que la conoce, que la trabaja, cuánto vale una mochila?

200 mil pesos, porque se le retribuye a la artesana el trabajo y a su vez al comprador, y que con eso nos están ayudando a la nutrición de nuestros hijos.

¿Qué cree que pueda pasar  después de “Misión Impacto”?

Estoy casi segura de que después de que vean el programa va a cambiar la percepción de todo lo que se mueve en la Guajira. Que hay una cruda realidad  y también hay unas bonitas realidades que se van a mostrar y que estamos seguros  que la gente se va a conmover y va atener mayor conciencia para comprar una mochila.

Su compromiso como líder de su comunidad va a ser mayor, ¿qué va a hacer?

Para mí el reto siempre va a ser constante, el hecho de que haya logrado traspasar fronteras y el hecho de que  “Misión Impacto” se haya fijado en nuestro proyecto comunitario  es que no solo se quede en un simple programa sino que podamos llevar espectadores y emprendedores.

¿Concretamente cuál va a ser su meta a partir de ahora?

Mi sueño es concientizar a las mujeres Wayúu para que no regalen el trabajo, que por una necesidad, por una comida no regalen la mochila en cinco mil pesos.

La experiencia  del productor Juan Pablo Gaviria

El creador, productor y director de “Misión Impacto” es Juan Pablo Gaviria y por ende las experiencias vividas a lo largo de todo el proceso de producción del programa son muchas. Sin embargo, refirió a Ver Bien Magazín una de las que más lo tocaron: “Estábamos grabando en un prostíbulo en Bogotá, y vi una niña de 21 años que estaba ejerciendo la prostitución en una esquina, y la emprendedora la llamó para un evento que iba a hacer; entonces  la emprendedora le hizo a las prostitutas un lavatorio en los pies, le cogió los pies a las prostitutas y se los besó. Ese acto  y después sentarse y ver lo que vive una prostituta por dentro me impactó muchísimo, porque es darse cuenta  que uno siempre está equivocado con respecto a las personas. Y que por lo general uno cree que una prostituta hace eso porque le gusta, y lo que equivocado que uno está cuando juzga a las personas”.

“El programa pretende mostrar a los emprendedores del país, que son unos seres desconocidos para la gente, y que creemos necesitan ser visibilizados con las grandes obras que hacen, porque toman el cambio en sus propias manos y no esperan a que otras personas hagan el cambio por ellos. Los famosos son el vehículo para darle a conocer al televidente, de carne propia, como lo vivirían ellos mismos, esta clase de proyectos sociales y el impacto que generan”, agrega Juan Pablo Gaviria.

Su experiencia en televisión ya supera los 18 años, medio en el que ha estado detrás de gigantescas producciones como: “La isla de los famosos”, “Factor X”, ‘”Rosario Tijeras” y “Juegos Prohibidos”. Asegura que “‘Misión Impacto” ha sido el proyecto más difícil en el que ha estado y a la vez, del que se siente más orgulloso de participar.

¿Qué es “Misión Impacto”?

Misión Impacto”  es un programa cargado de emociones y de  esperanza que tocará el corazón con historias maravillosas e inspiradoras sobre aquellos colombianos que sin ninguna necesidad de hacerlo, dedican su tiempo y esfuerzo para construir un mejor país mediante emprendimientos sociales.

El programa no tiene presentadores, ni locutores, sino que en cada episodio hay un invitado, que es una persona conocida por el público, como Paola Turbay, “Chicho” Serna, Julián Arango, Andrea Serna, Mónica Fonseca, Viena Ruiz, Juan Pablo Raba, Ana Bolena Meza, entre otros, sumando 22 famosos, quienes tienen sólo la certeza de que donarán su tiempo como voluntarios para un proyecto social, pero sin saber para dónde van y a las situaciones a las que se enfrentarán.

Es así como estas celebridades hacen un gran viaje a diferentes zonas del país, desde ciudades principales hasta algunas comunidades apartadas y olvidadas, en donde terminan conociendo una realidad muy diferente a la suya, en la que las comunidades conviven con difíciles problemáticas, pero en las que a pesar de lo desolador del panorama, hay hombres y mujeres que se proponen gestar empresas sostenibles con un enfoque social, con el interés de hacerle la vida más fácil y feliz a otros. Durante cada capítulo, un emprendedor acompañado de uno de los famosos, asume un reto propio que busca resolverlo y llevarlo a buen término gracias a su esfuerzo, dedicación y conocimiento de lo que hace.

El programa es un proyecto de RCN Televisión en asocio con SLI (Sin Límites), desarrollado por 360 Digital, que bajo un formato que es conocido en el mundo como documental de realidad, presentará 21 historias inspiradoras, todas diferentes una de la otra, pero que tienen en común el esfuerzo de sus protagonistas de construir un mejor país

Este proyecto se  desarrolló durante tres años, el último de investigación y grabación continua, detrás de cada una de las historias, esperando que evolucionen porque el emprendimiento social no es algo que sucede de un momento a otro y que tenga resultados inmediatos. Puede tomar meses y años en verse resultados. A esta dificultad se le sumó las ocupadas agendas de los famosos, por lo que coordinar tiempos y la logística se convirtió en uno de los obstáculos a superar. En total se realizaron 2.200 horas de grabación en 195 días de rodaje.

Los invitados  y sus emprendedores

Viña Machado.

Viña Machado.

Andrea Serna: los valores detrás de un balón

La presentadora Andrea Serna vio de primera mano cómo el emprendedor Samuel Azout, bajo el modelo de fútbol por la paz, ha forjado una de las iniciativas con más fuerza e impacto del Caribe colombiano. Un balón, una planilla de juego y la enseñanza de valores hacen que cada que ruede el balón la vida de miles de niños y jóvenes se transforme.

Viena Ruiz: Bordado a mano

La presentadora Viena Ruiz fue llevada a las cárceles para ver el emprendimiento de Cruz Helena Palacios, una mujer que tras tres años en un penal, se propuso trabajar para la reintegración y sustento de las mujeres internas y las que ya cumplieron su pena, a través de la producción y promoción de productos bordados a mano por ellas. Si estos productos no encuentran salida comercial se pone en riesgo una cadena de esfuerzos y deja abierta la posibilidad a que ellas terminen reincidiendo y regresando a las cárceles.

“Chicho” Serna con el CIREC

El deportista y ex jugador de la Selección Colombia, Mauricio ‘Chicho’ Serna, descubrió la historia de Andrés Paz, Coordinador de proyectos del Cirec, quien decidió continuar con la labor de rehabilitación de discapacitados que inició hace años Jeannette Perry, ahora enferma y sin poder movilizarse. Su misión es potenciar y gestar semilleros para la recuperación social de personas en situación de discapacidad en varias zonas rurales donde la guerra ha dejado cicatrices imborrables.

Adelaida Puerta.

Adelaida Puerta.

Litros  de luz con Julián Arango

El actor Julián Arango se sorprendió al observar cómo Camilo Herrera, con una botella de plástico llena de agua y cloro, lleva luz a los lugares más vulnerables donde no la hay. En esta ocasión, el emprendedor planea una jornada de instalación récord de una serie de ‘litros de luz’ día y noche en uno de los barrios de más difícil acceso en Medellín.

Mónica Fonseca con las madres adolescentes

La presentadora Mónica Fonseca será testigo y acompañará la labor de Catalina Escobar, una emprendedora reconocida por trabajar para erradicar la mortalidad infantil y apoyar a las madres adolescentes en Cartagena. En esta ocasión Catalina busca sacar niñas inmersas en la prostitución y en la pobreza para convertirlas en mujeres empoderadas de sí mismas y dispuestas a ser madres ejemplo y generadoras de cambios sociales.

Tatán Mejía: odisea por la educación

Tatán Mejía, quien se hizo famoso por practicar Freestyle Motocross, se encontró con Sebastián Castro de la Fundación Secretos Para Contar, quien se juega la vida para cambiar la de otros con educación. Tatán acompañó a Sebastián en un viaje en jeep, burro y extenuantes caminatas a través de las montañas más alejadas de Colombia con el único propósito de llevar a los campesinos una caja de libros que los motive a cambiar su mundo.

Viena Ruiz

Viena Ruiz

Paola Rey y Fabián Mendoza: puentes de esperanza

La actriz Paola Rey en una primera etapa y el actor Fabián Mendoza en una segunda, conocieron el proyecto ‘Puentes de la esperanza’, en el que la pareja María Consuelo y Carlos se dedican a construir puentes que comunican a las comunidades más lejanas de Colombia. Su nuevo reto es desafiar la difícil geografía santandereana y construir en la vereda Cobaría un puente que comunique a esta comunidad. La lucha es contra el clima, la fuerza del río Chicamocha y el escepticismo de los habitantes.

Ana Bolena Meza: por una nueva vida

La actriz Ana Bolena Meza fue testigo de la historia de Nohora Cruz, luchadora de mil batallas contra el infierno de la prostitución. Esta vez se propone sacar de la calles de Bogotá a una mujer que se dedica a esto. Su misión es brindarle a esta joven una nueva vida en donde se reconcilie con su pasado e inicie un camino de recuperación personal y familiar.

Paola Turbay: el futuro de los niños

Paola Turbay, reina, presentadora, actriz y jurado de reality, conoció a un español que hace por nuestro país mucho más que la mayoría de los colombianos. Se trata del Padre Manolo, quien lidera una de las más revolucionarias formas de atender y tratar a niños con problemas de drogadicción y adaptación familiar en sus centros de desintoxicación de Cartagena y Bucaramanga.

Mónica Fonseca

Mónica Fonseca

Viña Machado con las mujeres Wayúu

Viña Machado viajó hasta La Guajira para ver los esfuerzos de Paula Restrepo por lograr la dignidad y el comercio justo del trabajo artesanal de las mujeres Wayúu, quienes han sido explotadas en un medio comercial sin restricciones. El propósito de esta emprendedora es lograr la recuperación cultural y un reconocimiento a la labor de estas indígenas a través de una exposición internacional. Paula, lucha contra el olvido de una región, el prejuicio de una raza y un modelo comercial injusto.

Gregorio Pernía: tras el logro de la paz

El actor Gregorio Pernía conoció de primera mano cómo Lida Paternina se ha convertido en la esperanza de muchos pandilleros en Cartagena, quienes han dejado de delinquir y se han reintegrado gracias a su labor. El nuevo reto es lograr la paz entre dos pandillas que han mantenido un conflicto barrial por años.

Juan Pablo Raba: banco de alimentos

El actor Juan Pablo Raba acompañó al sacerdote Óscar de La Vega, quien gerencia uno de los bancos más importantes de Cali, el cuál brinda no dinero, sino comida a más de 30 mil caleños. Se trata de alimentos que otros han desechado pero que están en excelente estado. La misión no es simplemente dar comida a otros, sino que quienes la requieran se esfuercen por conseguirla buscando dar a cambio elementos reciclables que sirven para dar sostenibilidad a un modelo económico socialmente innovador.

Comunidad de mujeres Wayúu.

Comunidad de mujeres Wayúu.

Margarita Ortega: banco de habilidades

La actriz y presentadora Margarita Ortega visitó a Jacqueline Moreno, una emprendedora que desde hace 15 años reinventó la forma de hacer negocios con un banco en el que el dinero son las habilidades y los intereses el compromiso de cada cliente.

Juan Pablo Espinoza: visibilizando héroes

El actor Juan Pablo Espinosa llegó a Medellín para conocer la labor de Eliana Uribe, quien cree firmemente en que con una sola imagen se puede generar un cambio social. Junto con sus compañeros, ella inicia una campaña en una de las más difíciles comunas de la capital de Antioquia para reconocer ‘héroes’ positivos del barrio y así visibilizarlos en la instalación de varias vallas gigantescas en la zona.

Constanza Camelo: por una escuela de música

La actriz y presentadora Constanza Camelo fue testigo de la inspiradora historia de Eduardo, un jubilado quien a pesar de ya no tener la necesidad de trabajar, se propuso darle una formación de vida, educación y arte a cientos de niños campesinos del Valle del Cauca, con  un modelo de enseñanza que ya se replica en el país. Su nuevo reto es que dos de sus estudiantes ganen el 20 Concurso Nacional de Duetos Príncipe de la Canción y así obtener la atención y la ayuda que la escuela música del Chicoral requiere.

Diego Camargo: sueños e ideas de negocios

El comediante Diego Camargo conoce a Milton Garzón, líder comunitario de Cazucá, considerado como uno de las zonas más peligrosas de Bogotá. Este hombre, quien en un momento de su vida aspiraba a ser un peligroso sicario, ahora junto a sus compañeros de la organización Amhsa se propone lograr que  su localidad participe con una gran charla en TEDx (uno de los eventos de innovación más importantes del mundo) con el fin de demostrar que en su barrio, que muchos ven como oscuro, hay sueños e ideas de negocio que a los grandes empresarios del país les pueden interesar.

Luis Eduardo Arango: mil colores para mi pueblo

El actor Luis Eduardo Arango conoció la historia del emprendedor Edwin Rodríguez víctima de la discriminación por su orientación sexual, quien hoy encabeza un proceso de reconstrucción de esperanza, resistencia pacífica y vitalidad para las comunidades arrasadas por la guerra. Él y su grupo de voluntarios remodelan, pintan y rediseñan las fachadas de los pueblos cuya población al igual que él han sido víctimas de la indolencia y la intolerancia.

Angélica Blandón: talentos circenses

La actriz Angélica Blandón fue voluntaria del emprendimiento de Felicity Simpson, una extranjera enamorada de Colombia, quien encontró un gran talento artístico en los jóvenes caleños de barrios marginales, y por eso hace años creó la primera Escuela de Circo de Colombia con el fin de potenciar estos talentos y convertirlos en jóvenes de exportación. Japón, Croacia, Francia, Estados Unidos, Inglaterra cuentan en sus grupos con caleños educados en esta escuela. Hoy Felicity y su grupo inician el montaje de la Escuela en Bogotá con el fin de expandir posibilidades a otros jóvenes con difíciles situaciones sociales y seguir exportando el talento colombianos a los mejores escenarios del mundo.

María Adelaida  Puerta: por una vivienda digna

La actriz María Adelaida Puerta se pone manos a la obra para apoyar a Luz Dary Gómez, una mujer que ha gestado un gran emprendimiento donde se construyen casas por toda Colombia para la gente necesitada, valiéndose de los esfuerzos de cientos de voluntarios, de decenas de aliados y de la intervención misma de la comunidad beneficiaria. Su lucha por la vivienda digna y el fortalecimiento de los valores familiares, hace que Luz Dary recorra el país entero con un techo para mi país.

Roberto Cano: modelo de solidaridad y convivencia

La emprendedora Sandra Frey le mostró al actor Roberto Cano su proyecto en el que cientos de jóvenes de clases altas de Cali, literalmente ‘se untan las manos’ para ayudar a los menos favorecidos y llevar color a las casas en los barrios marginales de esta ciudad. Su lucha ha implementado un modelo en el que se construyen puentes de solidaridad y convivencia.

Juan Del Mar: comunidades indígenas

El chef, modelo y actor Juan Del Mar estuvo en el Amazonas para ver el trabajo de Ruth, integrante de FUCAI (Fundación Caminos), quien empodera a comunidades indígenas para que siga viva su cultura y su conocimiento en medio de la sociedad global amenazante.

Acerca German Matamoros G.

German Matamoros G.
Periodista con más de 25 años de trayectoria en importantes medios de comunicación como El Siglo (Nuevo Siglo), Revista Semana, Revista Cromos y la cadena radial Todelar, medios en los cuales desempeñó funciones como redactor, editor, coordinador y jefe de redacción en diversas áreas como información general, distrital, política y judiciales; coordinador de temas y portadas de cultura y espectáculos. Es actual director de Comunicaciones Internacionales GM y jefe de prensa de reconocidos artistas nacionales.