Los periodistas no estamos autorizados a violar la ley

Los periodistas no tenemos patente de corso otorgada por un monarca, para echar por tierra el honor de la gente, ni hacer cuanto nos venga en gana; la ética y la responsabilidad nos obligan. ¡Seamos respetuosos, justos e imparciales!.

El periodismo de la mano con la justicia

Los tres Nule.

El periodismo colombiano, haciendo un frente común con la justicia, está cosechando frutos con los que el país soñaba. Sigue investigando y denunciando con decisión y valentía casos de corrupción y podredumbre como la “Yidisplítica”, Agroingreso Seguro, los falsos positivos, las masacres, el escándalo del Club Militar; el infame “carrusel de la salud” con la mafia de ladrones de sus presupuestos, hasta desde el propio Ministerio de la Protección Social, por lo cual se investiga a 34 gerentes de EPS y a otros funcionarios, por recobros fraudulentos al sistema de salud. El gran robo a Bogota, que ya llevó a la cárcel al senador Iván Moreno y al tristemente célebre caso de los Nule” las “Chuzadas” del DAS la Zona Franca de Mosquera, etc.

Colombia vive una campaña moralizadora sin precedentes. Los medios de comunicación, el Presidente de la República, el ministro del Interior y de Justicia,  la Fiscal, la Contralora, el Procurador General y las altas Cortes, están unidos y con el país, le dicen a los corruptos: ¡Basta ya¡.

Mientras algunos hacen quedar mal al gremio, las investigaciones y denuncias de otros periodistas  valientes y responsables, les ha costado la vida, el exilio, chuzadas, amenazas, y atentados. Su señalamiento y seguimiento a casos de delincuencia común, de cuello blanco y de corrupción, le dan hoy una esperanza a Colombia. Esa es la mejor contribución del periodismo a la sociedad.

Periodistas en deuda con el honor de Farid Llinás

Farid Llinás y su esposa Irene.

Por el injusto, denigrante e irresponsable tratamiento dado por algunos periodistas al barranquillero Farid Llinás, (pisoteando el código de ética), ellos están en deuda con su dolor y con el honor que le quitaron a este hombre quien por petición de su esposa, la ciudadana española Irene Cortés Lucas, viajaron desde Málaga (España) a Colombia, para vivir el carnaval “currambero”.

El 2 de Marzo del 2011, en Barranquilla, un sicario le disparó a Irene durante un asalto para robarla, mientras ella y Farid departían con unos familiares, en un sitio público de la 14. Llinás la llevó a un hospital, pero allí, murió. El 25 de Abril, el sicario apodado ‘Joaco’, aceptó los cargos y fue condenado a 23 años de prisión, su cómplice, Bryan Blanco, también confesó.

Familiares de la víctima dijeron en España que sospechaban que el crimen lo hubiera cometido Farid (quien vivía allí desde el 2001), y eso fue suficiente para que algunos periodistas sin ningún asomo de clemencia, lo acorralaran, lo culparan y lo condenaran, irrespetando su dolor pisotearon su honor. Se adueñaron de su vida privada basados en que era culpable del crimen, porque alguna vez estuvo detenido en España; (ignorantes de que cuando alguien ha pagado una condena, queda rehabilitado) y que lo hizo por venganza con Irene, pues ella años atrás tuvo una relación extramatrimonial. El, sin tener por qué rendirle cuentas a los reporteros, entre lágrimas, se vio forzado a abrir su vida privada: “Sí, pero yo la perdoné, éramos felices, no tenía motivo para matarla”

Ante el acoso periodístico, preguntas agresivas y acorralado por micrófonos, cámaras y gritos insolentes e indolentes de un puñado de reporteros, Farid Llinás les pidió que no lo condenaran, que respetaran el dolor que sentía por la muerte de su esposa. Pero fue en vano: convirtieron su tragedia en una especie de telenovela, en la que “el malo” fue Farid. Durante muchos días vimos cómo los informes de TV lo culpaban. El repetía: “soy inocente”; pero lo acusaron, aún después de que el general de la Policía, Óscar Pérez, afirmó que Llinás ni fue el asesino, ni tenía antecedentes penales en Colombia.

Farid envió el cadáver de Irene a Málaga, y luego viajó él a poner la cara, solo y abatido; llevando su dolor a cuestas y sin que quienes le quitaron la honra le devolvieran sus lágrimas, ni el buen nombre al que tenía derecho.

Este vergonzoso caso mancha a los periodistas, a quienes no nos corresponde absolver o condenar a nadie, eso es materia de los jueces y fiscales. Debe recordarse, además, que tanto la ética como la ley, obligan a rectificar.

Denuncia sobre un burdo montaje

“Testigo Directo”, de Rafael Poveda, presentó dignamente un impactante caso sobre la Internet, que se convirtió en “arma mortal” contra Oscar Bonilla, un joven estudiante de Ingeniería Industrial de la Universidad de los Andes,  vilmente calumniado a través de un burdo montaje, por atrocidades que nunca cometió; su vida fue convertida en una terrible pesadilla. Por fortuna, Poveda abrió su programa para denunciar tal canallada contra Bonilla. Esta es una buena muestra de periodismo de servicio ciudadano, útil a la sociedad.

Un juez exasperado por cámaras y micrófonos

El Juez 48, Javier García Prieto .

Algunos telenoticieros del martes 26 de abril, en un momento de “calor periodístico”, titularon el mismo hecho,  de manera distinta: “Un juez atacó con una toga al camarógrafo de Caracol”. ”El Juez 48 agredió a los periodistas”. “Un juez Golpeó a varios periodistas”. El periódico El Mundo, en cambio, dijo: El juez 48 de Control de Garantías, Javier García Prieto, sacó su toga de la maleta y tapó la cámara de video de uno de los reporteros asistentes”.

Revisé la grabación objetivamente, y encontré que el juez 48, acosado por los reporteros y en su derecho de no dar declaraciones, tras repetir, “por favor respeten”, se ofuscó y reaccionó sacudiendo o batiendo su toga frente a una cámara, para que no lo registrara. Así lo vio el país, pero no algunos colegas.

La calificación del hecho fue desequilibrada, pues por una “batida de tela” los reporteros se colocaron como  mártires. La solidaridad de cuerpo que pretende validar el acoso periodístico cuando la gente se abstiene de dar declaraciones, es lo que la escritora y columnista Rocío Vélez de Piedrahita, calificó en el periódico El Colombiano, “Agresividad en las entrevistas”. Por experiencia propia se que no hay tarea más difícil, con mayores presiones y responsabilidades dentro del periodismo, que la de dirigir un noticiero de televisión. Y que, aún a pesar del cuidado y la actitud responsable de un director, hay periodistas que se desbordan y eso debe ser revisado y corregido.

“Ya está claro” que la práctica convertida en fórmula de trabajo por algunos periodistas agresivos, es  acorralar a los entrevistados, arrogantemente,  blandiendo grabadoras, micrófonos y cámaras violentas, amenazantes; que persiguen con gritos e insolencia a todo tipo de personas, señalándolas o acusándolas con altanería, convertidos en jueces que exigen declaraciones, que condenan;  o que satanizan a quien quieren. Ni qué decir de la práctica de quienes editan frases e imágenes a su acomodo, dolosamente.

Si, hay quienes practicando una especie de “cacería de fieras”, impugnan y muchas veces empujan o agreden verbalmente a los entrevistados, o regañan al preguntar. Para algunos, la libertad de información se convierte en libertad de conducta y es excusa para hacer lo que les viene en gana, para atentar contra la dignidad humana, para irrespetar, para acorralar a quien desean; sean funcionarios, testigos, sospechosos, delincuentes, reos, deportistas, políticos o ciudadanos de bien, a quienes les aplican el “intento de sospecha”, y a veces hasta a las propias víctimas, de la violencia, o a sus familiares.

Vale la pena anotar que el camarógrafo de Caracol TV de  esta historia, entrevistado en “La W”, dijo que no pasó nada. Que el juez simplemente había pedido no grabarlo y que con su toga lo único que quiso fue eludir la cámara.

Inocencio,  Yamid, y otros con humanidad

Han salido a reprochar las campañas sociales de la TV, diciendo que: “esa no es misión de los noticieros”; en lugar de cuestionar a tantas modelitos imitadoras de periodistas, que recitan frases de teleprompter y “tienen más  silicona que cerebro”, quienes al improvisar dos palabras, su incultura las lleva a decir barrabasadas.

A Yamid Amat, (según colaboradores suyos, “el genio de mal genio”), hay que reconocerle muchos aciertos como periodista innovador y audaz, pero por sobre todo, su gran sensibilidad social que coloca el periodismo al servicio de causas nobles. Su exitosa  campaña, “Una casa para  Inocencio”, el niño de Tame víctima de una mina quiebra-patas, a quien le consiguió una casita, lo reconcilia a uno con el medio, así haya en este quienes cuestionan el carácter humanitario de personajes y noticieros de la TV, como el mismo Yamid, María Lucía Fernández, Juan Eduardo Jaramillo, Darío Fernando Patiño, José Alfredo Vargas, J Mario Valencia, o Carlos Pinzón, RCN, Caracol y City. Ojalá hubiera muchos otros con esa dignidad social; Colombia sería otra, para bien.

Eso no es colaborar, es físico amarillismo

El 30 de Marzo, en “El Cazanoticias”, (espacio presentado por Felipe Arias, quien generalmente emite notas de denuncia útiles y responsables), repitieron algo que ya es muletilla: “Advertimos que las imágenes son impactantes; las publicamos para colaborar con las autoridades”. Ese día transmitieron una grabación oculta del sangriento asalto a un supermercado. Uno de los hampones disparó por error hirió a su cómplice y remató a tiros al cajero.

No deberían emitir estas grabaciones porque ponen en alerta  a los bandidos, sobre todo si como dicen, “su deseo es colaborar con las autoridades” ¿Por qué más bien no muestran las grabaciones a los miembros de la Fiscalía, la policía y la Dijin, antes, en privado? Así si colaborarían de manera efectiva.

La disculpa de “ayuda” no suena sincera; soy crítico de televisión, periodista y he dirigido noticieros de TV, y por ello, sin duda, con autoridad moral puedo asegurar que eso es simple amarillismo. Al presentar este tipo de informes, (basados en aportes ciudadanos), deberían callar tan débiles pretextos. Utilizan sofismas para ejercer el sensacionalismo que tanto daño le hace al periodismo serio y profesional, porque por unos pocos, la opinión pública generaliza, sataniza y nos mide a todos los periodistas.

El batracio de Z-BEC, de Wyeth

La niña y el sapo de Z-bec

Z-BEC, “fórmula suplementaria de potencia vitamínica para dietas deficientes”, producida por Laboratorios Wyeth, emite en televisión un comercial (muy bien producido, y tierno) en el que una niña toma en sus manos un sapo y lo besa. Este puede ser visto haciendo clic en http://youtu.be/4_MeINNuFNs

Tal vez no han caído en cuenta del riesgo en que colocan a los menores, dado el alto grado de imitación que generan los comerciales de TV, y más, uno amable como este. Vale recordar que en Colombia hay muchas especies de batracios venenosos, que exudan algunos de los venenos animales más potentes del mundo, como mecanismo antipredador. Las toxinas de uno solo de estos animalitos, podría matar a 1500 personas. Según el Instituto Smithsoniam, la “phyllobates terribilis”, (rana venenosa dorada de Colombia), produce el veneno más poderoso que hay en la naturaleza. La sola familia Dendrobatidae, tiene más de 190 especies de ranas en nuestro país.

En Wyeth deben aprender lo anterior, que el veneno de la “Rana de Dardo o Flecha Venenosa’, puede causar falla cardiaca a la gente. Y que los niños ven TV en el 92.8% de los hogares colombianos.  Los  invitamos a reconsiderar su mensaje, que sin mala intención invita a los menores a besar a sapos o ranas.

Los gritos de J Mario y de Carlos Giraldo

J. Marío Valencia.

Luz María Lozada, lectora de esta página, protesta porque en mi columna anterior señalé a unos periodistas y presentadoras que gritan y “manotean” en los noticieros de TV. Y dice: “¿Por qué no critica por eso mismo a J. Mario Valencia y a Carlos Giraldo, el de Sweet?”. El asunto es muy sencillo, una cosa son los tele informativos, (no son magazines), que, así los hayan trivializado,  presuponen sobriedad, factor vital de credibilidad en quienes informan.

Otra cosa muy distinta son las revistas de variedades, o los magazines de farándula, cuyos conductores cumplen con la función de divertir, amenizar,  distraer,  recrear, entretener, llevar esparcimiento; en otras palabras, cubrir con alegría el tiempo de ocio de los televidentes. J Mario y Carlos Giraldo, (personajes muy diferentes en su forma de ser) cumplen, cada uno con su tema y en su estilo, con características propias. Les es común animar, manejar y gozarse sus programas, “Muy buenos días” y  “sweet”, de buen “rating”..

Carlos Giraldo.

La audiencia tiene percepción de su informalidad, familiaridad, creatividad, buen humor, sentido crítico y flexibilidad. Los dos conducen espacios bien producidos, y proyectan compañerismo, Carlos con sus carismáticos colaboradores, Carlos Vargas y María Clara Rodríguez (quien estudió Ciencias Políticas y Relaciones Internacionales, y J. Mario,  con Laura Acuña.

La sensibilidad social y ánimo de servicio, propios en J Mario, (sucesor de Pacheco), y la alegría de Giraldo, los conecta con sus hinchas. Claro que los dos gritan, gesticulan, actúan; es parte de su espectáculo que, quiérase o no, les da éxito. Que haya quien no los quiere es natural: “no son monedita de oro”.

Andrea, animadora pero no periodista

La bella Andrea Serna se luce como animadora y presentadora de farándula;es simpática, tiene carisma, voz agradable y coquetería; da la sensación de ser muy humana, y no tan superficial como otras modelos. Pero esos atributos no le alcanzan para ser periodista; una cosa es ser entrevistar y otra preguntar.

Andrea permite respuestas muy extensas que le dejan todo el espacio a sus invitados; no contrapregunta (para aclarar dudas o conceptos); no debate con los entrevistados, y eso afecta su independencia. Además, le falta fondo e información para sostener un diálogo fluido. Si se necesita, sirva de ejemplo cómo desperdició al director de cine mexicano Arturo Ripstein, invitado suyo. Ojalá Andrea siga animando, lo que, ¡Sí e hacer muy bien!

Gritos, “manoteo”, exageraciones y prepotencia en TV

Johanna Amaya

Hay presentadoras, comentaristas y  periodistas de TV, “gritones”; como si los televidentes fueran sordos. Tengo los nombres de algunos de ellos, (pero claro está, hay otros más); como ejemplo: Liliana Salazar, presentadora de noticias deportivas de RCN; domina el tema del futbol, se prepara y es entusiasta, pero “manotea”, y como Johanna Lozada (Caracol), por acelerada no vocaliza bien: se sobreactúa y sufre de “sonsonete”. Liliana podría aprender a su compañera Adriana Guerrero, reportera de campo, mesurada, seria, amable y  sencilla; o a otras expertas en deportes, como Yudy Duque, (Canal ET), Elizabeth Pérez, (deportes CNN); Desirree Njambo, (canal español 24  Horas), o Lina Rozo, (Caracol TV).

Entre quienes “levantan la voz”, están: el motociclista Efraín Arce, que podría emular a su compañera, la patrullera RCN Melisa Martínez. También, dos “niñas” de Caracol, Adriana Tono, aceleradita que se “pasa de tono”; y Katherine Arias, quien luce “sobrada” y  gesticuladora en exceso. El caso de Ricardo Henao Calderón, (RCN), es distinto, sabe de futbol, es amable y su emoción en vivo luce muy bien en los estadios pero le sobra energía en el estudio, es escenario para mayor placidez, como la que proyectan Germán Arango,  Carlos Alberto Morales o Adolfo Pérez.

Hay otras “jovencitas” que, aunque manejan bien la voz, teatralizan su expresión corporal, exhiben una articulación deficiente; o por sentirse “divas” “manotean” sin cesar. Por ejemplo Jessica de La Peña (Caracol), de voz agradable, registra bien, pero cuando presenta el excelente espacio, “Nuestro Planeta”, se vuelve “catedrática” e impetuosa, exagera tanto como Silvia Corzo.

Complementan la lista hoy, Rosa María Corcho, (Caracol) con rictus de brava en su rostro y Gina Acuña (RCN), forzadamente adusta y seca. Rosa María podría aprender a su compañera de estudio, Johanna Amaya, quien mejora cada día más. Hay otros personajes para esta lista, y los iremos registrando.

Un “diplomado” de periodismo internacional ¡Gratis!

María Oña de TVE.

Con este consejo elemental aspiro a propiciar un “diplomado” a distancia para que quienes lo necesitan, observen, emulen y mejoren su presentación de TV.

He seleccionado a una serie de presentadoras, presentadores y periodistas de noticieros internacionales, profesionales, destacados de verdad, que pueden ser sintonizados en Colombia en canales norteamericanos y europeos. Algunos de nuestros periodistas y presentadoras “frágiles”, deberían observarlos y estudiarlos (así, a distancia y sin costo), para aprender y captar que esos noticieros “no sufren de  revistas de farándula”, ni tienen improvisadas modelitos “carne de cámara” que lo muestran casi todo para atraer audiencia; que  suplantan impunemente al periodismo serio, que merece respeto.

Susana Rosas Vigil, de 24 Horas

El factor común en el grupo de los profesionales internacionales seleccionados es que conquista audiencia con preparación, conocimientos, responsabilidad,  y respeto por la audiencia; no con gritos, “manoteo”, sonsonetes, prepotencia y exhibicionismo; lo hacen con naturalidad y sencillez; con rostros serios pero amables; su trabajo frente a las cámaras, es un asunto de preparación y de actitud. Para capacitarse gratis solo basta con observarles, analizar y aprender.

Estos son los noticieros, periodistas, presentadores y presentadoras claves del “diplomado” a distancia que Universidad alguna podría proporcionar ¡Suerte!:

Claudia Gurisatti.

Antena 3: Beatriz San Juan. BBC: World News: Karim Giannone, Zeina badawi, John Simson y Erik Lamisert. Blomberg: Francine Lacov y Andre Katherwood.  CNN en español: Claudia Lozano (colombiana), Ione Molinares, Juan Carlos López (colombiano) y Carlos Montero. CNN-H: Clarck Howard y Natasha Cury. CNN-I: Max Foster, Isha Sesa, Hala Gorabi y Errol Barnet. Deutsch Welle: Diana Zimmmerman, Matías Untenburg y Sarah Faupet. FOX News: Clayton Murns, Shepard Smith, Charlie Gasparino y Tracy Byrns. Noticiero 24 Horas, de España: Merche Basadre y Susana  Roza Vigil. NTN 24: Ruth Del Salto, Marcelo Moncayo. RAI, Lucia Annunziata, Giovanni Floris y Roberto Saviano. TVE: Cristina Onega, María Oña y Antonio Parreño. TV 5, Francia: Francoise Jeaneil y Detert Kormaz. Canal Speed; Diego Mejía (colombiano), y Univision, Ilia Calderón (colombiana)  y María Helena Salinas. Por hoy, estas y estos.

Juan Carlos López

Pero si el anterior “elenco” no fuere suficiente buen ejemplo, pueden reforzarlo observando a gente de nuestros canales, como: Yamid Amat, Andrea Vernaza, Inés María Zabaraín, Silvia Parra, y Mauricio Gómez,  de CM&. Darío Restrepo Vélez, Ana María Mejía, Andrés Troches, Eduardo Alfonso López, Carlos Mario Díaz, Edulfo Peña y Víctor Castro Gómez, de City TV y ET. Guillermo Vallejo y Adriana Santacruz, de Telepacífico; Orlando Sampayo y Mike Smulson, de Telecaribe; Camila Zuluaga, de TV Centro. Clara Elvira Ospina, Claudia Gurisatti, Johanna Amaya, Juan Eduardo Jaramillo, Natalia Orozco, Adriana y Orlando Guerrero, Carlos Arturo Páez y Zoraya Yanine, de RCN. Germán Arango y María Cristina Uribe, de Noticias Uno. Darío Fernando Patiño, María Lucía Fernández, Juan Diego Alvira, Jorge Alfredo Vargas, Javier Hernández Bonet; Vanessa de La Torre, Luz Helena Ramos, Fernanda Lucía Hernández, Margarita Rojas, Gloria Edith Gómez, Eduardo Manzano, César Chaparro; Dora Glottman, Beatriz Gómez, Juan Roberto Vargas, Carlos Cataño, Carlos Gutiérrez, Richard Fredy Muñoz; y Guillermo Valencia, del Canal Caracol. Por hoy esos, pero hay más.

“Qué buena onda”

Al programa “También Caerás”, suelen criticarlo, (y con razón), porque en él a veces le hacen bromas pesadas a la gente. Sin embargo, esas críticas son parcializadas, pues hasta hoy, nunca he leído una sola de esas notas en que destaque la sección, “¡Qué buena onda!”, otra cara del programa, dedicada a resaltar y premiar la bondad humana. Personajes del programa fingen sufrir serios problemas, hasta que aparece un buen ciudadano, solidario y desprendido, quien ayuda desinteresada y decididamente, y que generalmente es una persona humilde. Así destacan esas acciones y premian a sus protagonistas, que son buen ejemplo como seres humanos. ¡Muy buena onda!

Noticieros, inundaciones y beatificación

Dora Glottman.

Los noticieros de TV han estado muy atareados últimamente. Es grato registrar que durante el largo, crudo y doloroso invierno, con desbordamientos, inundaciones y derrumbes, los periodistas, (en general), han sido respetuosos con el drama humano de miles de hogares; llueve, pero amainó amarillismo.

Caracol y RCN, TV Hoy y ET, ejerciendo un periodismo social positivo, han desplegado todo su recurso humano y técnico para informar bien, poniéndose del lado de los afectados, apoyan y orientan a comunidades y autoridades.

Caracol, ha desplazando a todos sus periodistas, (hasta a su presentadora de temas internacionales, Dora Glottman), a cubrir zonas de desastre en todo el país. RCN se ha lucido con sus informes aéreos, mostrando la magnitud del desastre. City y ET, ha hecho una amplia y seria cobertura en el Distrito.

En cuanto al madrugón por la ceremonia de beatificación del Juan Pablo II, los canales cumplieron de nuevo. Destacado el trabajo de RCN con Juan Eduardo Jaramillo, Johanna Amaya, Mery Villalobos (desde El Vaticano) y Camilo Chaparro, asistidos por el Obispo Héctor Gutiérrez Pabón, asesor en Pastoral de Comunicación del Vaticano. Y el de Caracol, con Darío Fernando Patiño al frente de su informativo, haciendo eficiente equipo con los Padres Alberto Linero y Germán Bernal, (experto en Liturgia), quienes ilustraron al país.

Acerca Gustavo Castro Caycedo

Gustavo Castro Caycedo
Autor de 36 libros y coautor de 9 más. Periodista y Administrador de Empresas experto en planeación y dirección de medios de comunicación. Director de Inravisión. Presidente de RCN Radio y del CPB. Vicepresidente de la Organización Interamericana de Defensores de las Audiencias, OIA. Director del Noticiero Cinevision, RCN Radio, revistas Al Día y Elenco, y de programas de TV. Columnista de El Tiempo y El País. Director de 34 Tesis de Grado y 22 veces jurado de premios de periodismo. * Más información: “Gustavo Castro Caycedo”, (entre comillas), en los buscadores: Google, Yahoo, Bing, Duckduck.com, Lycos, Hispavista, Ask.com, Msn, o Babylon.

26 comentarios

  1. Muy bien Gustavo. Muy acertado en tus comentarios y críticas,incluyendo las
    que pones en la palestra a tus propios colegas,los periodistas.Como siempre,imparcial,objetivo (que no son sinónimos),sin miedo a denunciar la
    verdad.
    Un abrazo y me enorgullece ser tu amigo.
    Julio Cesar Luna

  2. Que alivio leer este articulo, la verdad que muchos periodistas abusan de su poder, si debemos denunciar pero no podemos juzgar a nuestros entrevistados, esa no es nuestra tarea.
    Recuerdo un oso de una periodista regional dando su informe, amarrada de una cuerda para que la corriente no se la llevara, impresión causo dicha imagen, innecesario arriesgarse, -eso no le dio mas credibilidad al reporte-.
    También cito un informe de un video de Colombia humanitaria de los que pasan en horario Triple A, me dio pena ajena… La nota invitaba a que la gente en estos momentos difíciles de ola invernal, como preparar los alimentos, con gente tan pobre, mostraba tremenda nevera para guardar los alimentos, de como preparar bien los alimentos y termina mostrando tremendo churrasco y fino restaurante. Me pareció una burla o la verdad el que edito y periodista que aprobó esta nota para salir al aire no viven en Colombia…. Bueno Gustavo gracias por tu informe.

    • Gilberto Castillo

      Aide, mil gracias por su comentario. Esperamos seguir recibiendo sus opiniones sobre proximos artículos.

  3. EDUARDO LOZANO M.

    Totalmente de acuerdo. Lo que ocurre Gustavo es que la formación es muy deficiente y gritando nada se consigue.
    Los periodistas no somos dueños de la ley y no la debemos transgredir por respeto a las autoridades y a la gente.
    El periodista debe ser una persona bien informada, respetuosa y lejos de la lambonería que muchos invocan, pretendiendo ganar adeptos.
    La diferencia entre los que están fuera prestando sus servicios a TELEMUNDO, CNN, ETC. radica en que allá las normas y la ética deben respetarse.

    Cordial saludo
    EDUARDO LOZANO M.
    PERIODISTA-BOGOTA

  4. Muy buena columna aunque un poco larga. Una observación: Se llama Ley Lleras a una proyecto de Ley, copia de una iniciativa española, que pretende regular la información en Internet y no al Estatuto Anticorrupción como dice el columnista.

  5. Cómo puede una programadora seria, como es RCN, permitir que el libretista de “LA POLA” modifique hechos históricos a su antojo.
    Aqui va una parte de la verdadera historia de la Pola.

    La verdadera historia de Joaquín Salabarrieta Morales, supuesto padre de “LA POLA”
    Joaquín Salabarrieta, el supuesto padre de La Pola, era oriundo de Vélez, Provincia de Santander y residía en el pueblo de El Socorro. Participó en la revolución de los Comuneros de 1781, junto al héroe José Antonio Galán. Acompañando a éste en un viaje a Mariquita conoció a Guaduas y pasó allí del 4 al 16 de junio de 1781 fecha en la que decidió regresar a El Socorro, al enterarse de que se había firmado la paz. (Joaquín era hijo de Juan Francisco Salabarrieta y Eulalia Morales)
    Sin embargo, las Capitulaciones no trajeron la esperada paz sino que fueron el inicio de una implacable persecución de varios años contra los rebeldes. En 1782 (Feb. 1) fue ejecutado en Santafé su amigo y compañero de lucha, José Antonio Galán.
    En 1786 (Sept. 16), Joaquín contrajo matrimonio en Boyacá con Maria Ana del Rio Chamorro, nacida en Moniquirá, (Hija de Juan Francisco del Rio y Barbara Chamorro)
    En 1787 nació su primera hija, Catarina (Algunos historiadores dan el 1791 como su año de nacimiento), su madrina de bautizo fue Margarita, la hermana de la heroína Manuela Beltrán. Margarita nació en El Socorro y posteriormente fue a vivir a Guaduas en donde la alojo al quedar ésta huérfana.
    No hay datos precisos sobre el nacimiento de sus tres supuestas hijas: Maria Ignacia Clara, Maria Antonia y María Polonia (La Pola). De la primera sólo se sabe que fue bautizada en San Miguel de Guaduas el 12 de Agosto de 1789 como hija suya. En cuanto a María Polonia (La Pola), su partida de bautismo auténtica, fechada en 1800, fue hallada en los archivos de la parroquia del pueblo de Tenjo, situado muy cerca de Bogotá.
    Todo parece indicar que estas tres chicas fueron hijas naturales de las hermanas Ignacia Salabarrieta Castañeda y Maria Antonia Salabarrieta Castañeda. Hay una coincidencia de nombres ya que Ignacia, el nombre de la verdadera madre de María Polonia (La Pola), es también el nombre de la supuesta segunda hija de Joaquin Salabarrieta. Y Maria Antonia, la supuesta tercera hija de Joaquin Salabarrieta Morales, lleva el nombre de la tia de La Pola.
    En la misma iglesia donde en 1800 fue bautizada Maria Polonia, tres años antes había sido bautizado un hijo de Maria Antonia Salabarrieta, la tía de La Pola. En las dos partidas de bautismo aparecen los mismos abuelos: Bernardino Salabarrieta y Josefa Castañeda. Refuerza la teoría de que las dos niñas mayores no eran hijas de Joaquín, el hecho de no haber incluído en su testamento a Maria Antonia (Maria Ignacia murió de Viruela Negra en Bogotá). En el testamento, sin embargo, si fue incluída Maria Polonia, quien al morir Joaquín (1802), tenia solo dos años de edad. Esto podría indicar que La Pola fue concebida por Joaquín, fuera del matrimonio.
    En Septiembre de 1789, Joaquín compra una casa en Guaduas.
    En Agosto 1 de 1790 nace su hijo José María de los Angeles, bautizado al día siguiente en Guaduas.
    En 1792 (Nov. 3) nace su hijo, Eduardo, bautizado en Guaduas dos días después.
    En 1794 (Dic. 31) nace su hijo Ignacio Ramón, bautizado al dia siguiente en Guaduas.
    En 1796 nace en Guaduas su hijo Manuel.
    El nacimiento de Manuel en 1796 hace poco probable la versión de los historiadores que aseguran que La Pola nació en ese mismo año.
    Ya que Joaquin Salabarrieta, sólo vivió en Guaduas con su familia entre 1788 y 1797 (cuando emigró a Bogotá), si fuera cierta la teoría del nacimiento de La Pola en Guaduas en 1796, esto querria decir que la Pola sólo habría vivido con él allí el primer año de su vida. Pero según la teoría más probable, del nacimiento de La Pola en el 1800, ella JAMAS VIVIO en Guaduas con su padre. El traslado de la Pola de Bogotá a Guaduas tuvo lugar después de la muerte de Joaquin y su esposa, en 1802.
    En 1797 Joaquín Salabarrieta llegó a vivir a Santafé de Bogotá, al barrio de Santa Bárbara, a pocas calles de la plaza central de la ciudad. Le acompañaban su hija Catarina de 10 años, sus hijas adoptivas Ignacia y Maria Antonia; José Maria, Eduardo de 5 años e Ignacio Ramón de dos años y medio. Cinco años más tarde Joaquin muere víctima de la viruela negra.
    Algunos historiadores dan el 26 de Mayo de 1797 como la fecha de nacimiento en de otro hijo de Joaquín, llamado José Maria de los Angeles. Bautizado en la iglesia de Santa Bárbara, pero se ha comprobado que un hijo de igual nombre nació en Guaduas en Agosto 1 de 1790.
    Es de recordar que en 1797 nace en Tenjo el hijo natural de una tía de La Pola, llamada Maria Antonia Salabarrieta. ¿Podría tratarse de otro hijo natural de Maria Antonia, adoptado también por Joaquin Salabarrieta?
    En 1798 (Septiembre) nace en Santafé su hijo Francisco Antonio.
    El 13 de Enero de 1800, Maria Ignacia Salabarrieta Castañeda dio a luz en la vereda de Juaica, cercana a Tenjo a “La Pola”, bautizada ocho dias después como MARIA POLONIA SALABARRIETA. hija natural. Como abuelos figuran Bernardino Salabarrieta y Josefa Castañeda. Fueron sus padrinos José Ignacio Nemocón y Maria Ascención Amorigui).
    1801 (Dic 3) Nace en Bogota, Vicente Bibiano Maria, el ultimo de los hijos de Joaquin.
    1802 (Ago. 14) A consecuencia de la epidemia de viruela negra que se extendió por la capital virreinal muere la esposa de Joaquin Salabarrieta, llamada Maria Ana del Rio.
    1802 mueren también de viruela negra su hija adoptiva Ignacia y su hijo Eduardo.
    En Septiembre de 1802, ante la inminencia de su muerte, Joaquin Salabarrieta hace su testamento en el cual incluye a sus hijos Catarina, de 15 años, José Maria de los Angeles, de 5 años; Ignacio Ramón, de 8 años; Francisco Antonio, de 4 años; a Maria Polonia, de sólo 2 años de edad y a Vicente Bibiano quien no había cumplido su primer año de vida. No incluyó en el testamento a su hija adoptiva Maria Antonia. Su otra hija adoptiva, Maria Ignacia, había muerto.

    ——————————–
    Los afligidos huérfanos Salabarrieta tuvieron que cerrar la casa en Santafé de Bogotá, pues estaba infectada, y buscar la forma de sobrevivir: José María y Manuel ingresaron a la comunidad Agustina en 1804; Ignacio Ramón y Francisco Antonio se emplearon como peones en una finca ubicada en Tena; la hermana mayor, Catarina, se hizo cargo de los dos menores, Maria Polonia (A quien apodaban “Policarpa”) y Bibiano.
    1803, comienza a gobernar el Virrey Amar y Borbón.

    La Pola en Guaduas
    En 1804, Catarina, de 17 años, emigró a Guaduas con su hermanita “Policarpa” que tenía 4 años y con su hermanito Bibiano de sólo 3 años de edad. En Guaduas Catarina se hospedó con ellos en casa de su madrina Margarita, hermana de Manuela Beltrán.
    Margarita Beltrán inscribió a La Pola a la Escuela del Convento de La Soledad. Allí aprendió a leer y escribir, estudió la doctrina y la historia española y aprendió a tocar guitarra y a cantar. Siendo muy niña, La Pola escucho de Margarita que su hermana Manuela Beltrán había arrancado en El Socorro las listas de los impuestos gritando: “Viva el Rey, muera el mal gobierno”. Esas historias patriotas intrigaban y fascinaban a la pequeña “Policarpa”.
    Al cabo de un tiempo, Catarina Salabarrieta Chamorro contrajo matrimonio con Domingo García y llevó a vivir con ella a Policarpa y Bibiano. En la modesta casa del matrimonio García-Salabarrieta era común que se alojaran ocasionales viajeros en tránsito hacia Santafé o hacia Honda, por lo que existía una constante información sobre los sucesos de España y del virreinato. Muchas familias tenían a Guaduas como lugar de veraneo y mantenían relaciones cordiales con los familiares de La Pola. Domingo García, quien crió a La Pola y a su hermano Bibiano, les inculcó ideales de independencia. García murió luchando al lado de Antonio Nariño en la campaña del Sur.
    1810, es derrocado el Virrey Amar y Borbón, quien gobernó desde 1803.
    1813, Antonio Nariño proclama la separación definitiva de España, de las provincias de Nueva Granada.
    La Pola conoció en el mercado de Guaduas a los hermanos Leandro y Alejo Sabaraín. Alejo había nacido en Honda, su madre era natural de Mariquita y su padre era recaudador de impuestos para la corona española. Alejo Sabaraín luchó en las fuerzas revolucionarias al lado de Nariño en la Campaña de Pasto desde 1813, hasta 1816 cuando fue capturado.
    En 1815, Bibiano María ingresa a las filas del ejército republicano. Fue herido, sufrió prisión y regresó a Guaduas.
    En 1816 La Pola estrecha sus relaciones con Alejo Sabaraín quien había sido puesto en libertad en virtud de un indulto.
    En 1816, (26 de Mayo) enviado por el rey Fernando VII, llega el teniente general Pablo Morillo e inicia un régimen de terror.
    En 1817 La Pola se traslada a Santafé con su hermano Bibiano. Los dos eran militantes del movimiento insurgente y venían recomendados por los líderes Ambrosio Almeyda y José Rodriguez. Ingresan a la capital con salvoconductos falsos y se hospedan en casa de Andrea Ricaurte y Lozano.
    La Pola, durante 10 años, trabaja como modista para respetables familias, habilidad que había aprendido en Guaduas con la señorita Cañizares, emigrante española. Según su prima Rita Rios, clandestinamente destilaba y vendía aguardiente el cual escondía en botijas en la casa del comerciante español Andrés Romero y de su esposa Bárbara Estengo. Con estas actividades aprovechaba para colarse en las casas de familias realistas, en donde espiaba las conversaciones para pasar información a los miembros del movimiento independentista. Además enviaba armas y provisiones a los guerrilleros de la región de Los Llanos, en el Oriente del país.
    1827. Se comprueba a “La Pola” culpable con base en documentos hallados en poder de Alejo Sabaraín al momento de ser detenido. Se encomendó su búsqueda al Sargento Iglesias quien la encuentra escondida en casa de Andrea de Lozano y la detiene en compañía de su hermano Bibiano. Policarpa Salabarrieta es condenada a muerte el 10 de noviembre de 1827.
    El 14 de Noviembre a las 9 AM, “La Pola” fue fusilada en la Plaza Mayor. Tenía 27 años de edad.
    FIN

    Esta es una investigación documental realizada por el Locutor y Periodista René Figueroa.
    renelocutor@yahoo.com
    ________________________
    Salabarrieta apellido derivado del apellido Vizcaino Solabarrieto, que significa “De la nueva heredad”.

    BIBLIOGRAFIA:
    – Revista Credencial Historia. (Bogotá – Colombia). Edición 73 Enero de 1996.
    – Obra de Teatro sobre La Pola. José Dominguez Rocha. 1819.
    – La historia de la Pola. Robledo, Beatriz Helena. Alcaldia de Bogota. 2009. http://www.scribd.com/doc/34482346/Viva-La-Pola-Biografia-de-Policarpa-Salvarrieta-Beatriz-Robledo
    – “Memoirs of Gregor” McGregor, en Londres, 1820.
    – Novela “Policarpa”, de Constancio Franco. 1890

  6. Hernando Jiménez Pérez

    Hola Gutavo: largo pero muy bueno tu análsis. Largo y merecedor de otro sitio ¿cuál y dónde?) el disgusto del historiador, pero tiene que convencerse que la telenovela no es la Historia. Re envío a tu correo personal una nota vieja que cae bien en el fragor del escándalo periodístico en torno al señor Stauss-Kahn y que aborda el problema del escándalo con algo de “respeto” (si esto es posible) y sobre todo desde la distancia hitórica del tiempo. Ojalá Ver Bien abra sus espacios a trabajos investigativos de fondo, que salven al periodismo de la peste del amarillismo fácil. Abrazo y felicitación, Hernando Jiménez Pérez.

  7. Adriana Gutiérrez

    Excelente columna Gustavo. Te diré que España adolece de lo mismo. Además, el tema del “amarillismo” y perseguir a la gente hasta destrozarles los nervios es algo que les encanta… por favor, espero que los colombianos no sigan el ejemplo!! Un abrazo

  8. Luis Fernando Montoya Londoño

    Apreciado Gustavo, desde la provincia, Honda, al norte del Tolima, humildemente expreso mi admiración y respeto por su loable labor de análisis y crítica constructiva para un medio tan influyente como lo es la televisión. Afortunadamente aun tenemos en nuestro país personas sensatas y responsables a la hora de poner los puntos sobre las “íes” y contrarrestar el desaforo de algunos comunicadores. Ah…, si por la capital llueve, por la provincia existe un gran diluvio de ignorancia y atrevimiento en el manejo de medios. Me incluyo yo. Un abrazo

  9. Gilberto Castillo

    Mil gracias por su comentario y un abrazo

  10. Gilberto Castillo

    Mil gracias por su comentario. Tendremos otros artículos de este tipo.

  11. Iván López

    Definitvamente nadie puede dudar de la experiencia y conocimiento de Germán Castro, pero si va a criticar a periodistas por poco informados y se quiere sentir con la suficiente autoridad, debe dar ejemplo e informese bien porque CLAUDIA la de CNN no es LOZANO sino PALACIOS , JHOANNA LOZADA de Caracol es CLAUDIA LOZANO, JESSICA DE LA PEÑA NO ES DE CARACOL ES DE RCN y por si fuera poco dice que la compañera de set de ROSA MARÍA CORCHO es JHOANNA AMAYA; imposible la primera es de CARACOL y la segunda de RCN. Pues con herrores tan grandes y tan simples al mismo tiempo; deja la duda si es la autoridad para todas estas críticas.

    • Gustavo castro caycedo

      Apreciado Don Iván:
      Debo reconocer que en mi columna que tiene 322 líneas, 3473 palabras o 21.794 caracteres, me equivoqué imperdonablemente en dos palabras: 1. Cambié el apellido de Claudia Palacios, sobre quien escribí en mi columna pasada. Mi lapsus la “bautizó” Lozano. 2. A Jéssica de La Peña, la “enrolé” con Caracol, cuando en realidad es de RCN.

      En cuanto a lo de Johanna Lozada, de Caracol… reafirmo que es Johanna Lozada, de Caracol, hasta hace unos días presentadora de “Extra”. No Claudia Lozano, como usted “interprtetó”.

      Dije (correctamente) que Rosa María Corcho es de Caracol, no que fuera de RCN. Escribí, “compañera” de Jhoanna Amaya, porque presenta noticiero a la misma hora, claro está que habría podido escribir, “Vecina”.

      Ojalá mis dos “lapsus” no merezcan su respetada sentencia:”Si va a criticar a periodistas por poco informados y se quiere sentir con la suficiente autoridad, debe dar ejemplo e informese bien”. Don Iván, le presento mis disculpas; por favor, no me descalifique como “autoridad para todas estas críticas”, por lo que Usted llama,”Herrores’ muy grandes”.

      Cordialmente,

      Gustavo Castro Caycedo

  12. Iván López

    CORRIJO NO ES GERMÁN SI NO GUSTAVO.

  13. Iván López

    No entiendo porque siempre pone como ejemplo a Ines María Zabaraín.
    Una buena presentadora debe tambien tener capacidad para improvisar? Pues yo creo que si y de eso Ines María no tiene nada, haga memoria las enrredadas que se pegaba cuando trabajaba en Caracol con noticias de última hora, siempre la rescataban sus compañeros de set como Juán Roberto Vargas o la misma Claudia Palacios. Además creo que es injusto con Jessica de la Peña y Rosa María Corcho.

  14. Iván López

    Señor Gustavo Castro Caycedo le propongo que escriba un articulo sincero de como le parese el desempeño de Francisco Santos en la radio porque en lo personal creo que es un irrespeto con el oyente. Yo jamás he vuelto a escuchar RCN Radio porque reemplazar a don Juán por Francisco……….
    En RCN con la presencia de este señor se estan desperdiciando grandes periodistas como Yolanda Ruiz, Janelda Jaimes, Martha Isabel Camargo Mauricio Arroyave entre otros.

  15. Gustavo Castro Caycedo

    Apreciado Don Iván:
    Debo reconocer que en mi columna, (que tiene 322 líneas, 3473 palabras o 21.794 caracteres), me equivoqué imperdonablemente en dos palabras: 1. Cambié el apellido de Claudia Palacios, sobre quien escribí en mi columna pasada. Mi lapsus la “bautizó” Lozano. 2. A Jéssica de La Peña, la “enrolé” con Caracol, cuando en realidad es de RCN.

    En cuanto a lo de Johanna Lozada, de Caracol… reafirmo que es Johanna Lozada, de Caracol, hasta hace unos días presentadora de “Extra”. No Claudia Lozano, como usted “interpreta”.

    Dije (correctamente) que Rosa María Corcho es de Caracol, no que fuera de RCN. Escribí, “compañera” de Jhoanna Amaya, porque presenta noticiero a la misma hora, claro está que habría podido escribir, “Vecina”.

    Ojalá mis dos “lapsus” no merezcan su respetada sentencia:”Si va a criticar a periodistas por poco informados y se quiere sentir con la suficiente autoridad, debe dar ejemplo e informese bien”. Don Iván, le presento mis disculpas; por favor, no me descalifique como “autoridad para todas estas críticas”, por lo que Usted llama, “Herrores” muy grandes”

    Cordialmente,

  16. Luis A. Parra L.

    Excelente publicacion, con toda la autoridad de quien lo realiza quien es uno de los mas grandes periodistas de Colombia.
    Me adhiero a esta opinion en un 100%.
    Felicitaciones. Luis A.

  17. Gloria Villarrea

    PARA LA PERSONA QUE DICE QUE NO LE GUSTA FRANCISCO SANTOS EN RCN, PUES NO LO SIGA ESCUCHANDO, PORQUE A UD. NO LE GUSTA EL, NO CREO QUE LO VAYAN A SACAR DE SU TRABAJO, EL LO HACE BIEN, JUAN YA CUMPLIO SU CICLO. NO MOLESTE.

  18. A quien corresponda

    Es hipocrita la manifestación de este artículo donde se critica el actuar de algunas presentadoras como Jessica de la Peña y Silvia Corso manifestando que son exageradas en sus presentaciones, es hipócrita porque en ese pequeño parrafo se hace un trato “denigrante” a dichas presetadoras, y en un articulo anterior manifiesta que los periodistas deben ser responsables por las cosas que dicen; además, para ser presidente de RCN Radio esta muy mal visto que no sepa quienes son las personas que trabajan de una u otra forma con él, decir que Jessica es de Caracol, por favor cuando se escribe se debe ver lo que se dice para luego no hace correcciones de la fe de erratas; por ultimo dice el refran “no mires la paja en el ojo ajeno, porque no te das cuenta de la viga (mejor) el bosque que se tiene en el propio”.

  19. sobresalen las periodista y periodistas en su locucion discursiva y otros bajan:
    karen acero: regularzona en presentacion, por eso desaparecio de ´resentacion
    silvia parra: excelente la mami con su para saber mas on line me gusta
    melisa martinez: carisma maravilloso
    johana amaya: out not my like puaf puaf!

  20. Señores
    Gustavo Castro Caycedo
    Santafé de Bogotá
    Cordial saludo;

    En primera instancia le felicito por las labores que en la actualidad usted y su equipo de trabajo desarrollan, de tanto interés para nuestro país.

    Mi nombre es Leonardo Andrés Martínez Orozco; soy de la ciudad de Manizales, titulado en administración ambiental y de los recursos naturales, en la actualidad adelanto una maestría en PERIODISMO AMBIENTAL INTERNACIONAL, becado por el fondo verde de España.

    Me dirijo a ustedes con el fin de solicitar apoyo para la gestión de un medio; con el fin de poder elaborar mi trabajo de grado, que debe de estar relacionado con un proyecto audiovisual de interés ambiental a nivel nacional o regional, o internacional la verdad no cuento con los contactos en este medio por ello agradezco una orientación.
    El trabajo e grado esta orientado aun proceso de educación ambiental, tomando como base los últimos acontecimientos en materia de desastres naturales que suceden en la actualidad.
    Muchas gracias por su valioso tiempo y gestiòn
    Mil gracias por su gestión.
    Datos de contacto son:
    Nombre: Leonardo Andrés Martínez Orozco. 311 3377000
    Correo electrónico: Andresv40@hotmail.com