La reina de África

Por: Juan Restrepo

Perdida entre las noticias de economía, siempre poco emocionantes y cargadas con la fría lógica de los números y las estadísticas, encontré esta semana  una crónica que me llamó la atención, más de la que normalmente me suele despertar la sección de economía y finanzas. Portugal Telecom PT, principal operador de telecomunicaciones portugués, según la crónica, estaba en venta. Lo interesante del asunto es el nombre de la posible compradora, Isabel dos Santos, hija del presidente de Angola, la mujer más rica de África.

Isabel dos Santos

Isabel dos Santos

Eduardo dos Santos el padre de esta verdadera reina de África, lleva en el poder desde 1979. Se formó y adoctrinó en la desaparecida Unión Soviética como líder que era del Movimiento Popular para la Liberación de Angola, MPLA. La guerra civil entre el MPLA, apoyado por tropas cubanas, y la Unión Nacional para la Independencia Total de Angola, UNITA, el otro movimiento que se había opuesto a la colonización portuguesa apoyado por Sudáfrica, a la postre se saldó con la victoria de dos Santos y su facción. Cuando, después de 27 años de guerra civil se firmó la paz, el país estaba al borde de la catástrofe.

La guerra dejó cerca de un millón de muertos, más de 100.000 mutilados por minas antipersona, 50.000 huérfanos, 50.000 guerrilleros para ser reinsertados y la necesidad de un plan de emergencia para un tercio de la población, Angola tenía cuatro millones de desplazados.

En medio de aquella tragedia a algunos les fue mejor que a otros. Isabel dos Santos, por ejemplo, puso un bar de copas en la bahía de Luanda, la capital, y poco a poco fue prosperando. Aunque a nadie se le ocurre que un night club pueda dar beneficios, en 15 años, para poseer bancos, cementeras, estaciones de televisión, gasolineras, músculo económico para lanzar una oferta de compra del principal operador de telecomunicaciones de la antigua metrópoli colonial y poseer 3.000 millones, según la revista Forbes, en un país en el que la gente vive con dos dólares al día. La niña de papá, cuya ideología socialista le duró hasta la caída de la URSS y que tiene situado a Angola entre los diez países más corruptos del mundo, alguna ayuda habrá recibido de su progenitor.

Entre tanto en Cuba, después de las pomposas ceremonias de recibimiento a los combatientes en el país africano, los veteranos de aquella guerra, sin empleo seguro, en peores condiciones que los que se habían quedado, después de pasar hasta dos años en aquella guerra impopular en la isla, no eran muy distintos de los veteranos norteamericanos que habían luchado en Vietnam.

Como no hay mal que por bien no venga, la censura de prensa que impera en Cuba impedirá a miles de cubanos que perdieron sus familiares en aquella aventura africana de Fidel Castro, a los mutilados y a aquellos a quienes les tocó vivir el deterioro social y económico por la participación en esa guerra, pasar por el trago amargo de tenerse que enterar de la prosperidad económica de la niña de papá dos Santos en Angola, del trono de diamantes y huesos rotos sobre el que se sienta hoy la reina de África.

Acerca Juan Restrepo

Juan Restrepo
Periodista. Incorporado al plantel de Televisión Española durante 35 años, fue corresponsal de TVE en Extremo Oriente, Roma; México, desde donde cubrió Centro América y el Caribe; y Bogotá, para la Zona Andina