¡En Sidney, Australia, se abrirá la temporada!

Por Antonio Andraus Burgos

Los Dodgers de Los Ángeles y los Cascabeles de Arizona, tienen a su cargo ese ejercicio, a mil millas de distancia de sus habituales parques de pelota. Los Yanquis de Nueva York y los Marlins de Miami, en dos juegos de exhibición, actuarán en Ciudad de Panamá.

A fuego lento, para que los frijoles no queden duros, se viene cocinando la presencia del béisbol de las Grandes Ligas en parques de pelotas diferentes a los de Estados Unidos y Canadá, sedes naturales de las 30 novenas que se disputan el título de la Serie Mundial de cada año desde hace más de un siglo.

Este 2014, por ejemplo, los dos primeros partidos oficiales del calendario regular, válidos para todos los efectos dentro de la justa, se desarrollarán en Sidney, Australia, cuantos los Dodgers de Los Ángeles y los Cascabeles de Arizona, tengan que jugar compromisos en esa lejana localidad, casi que en el fin del mundo, los días 22 y 23 de marzo, para efecto del horario en los Estados Unidos, porque ciertamente en las tierras del canguro, los dos desafíos se harán el mismo día, dada la gran diferencia en la hora de esa nación y la de USA.

También en Panamá

Pero los Yanquis de Nueva York, complaciendo una solicitud de su astro y futuro miembro del Salón de la Fama, el istmeño Mariano Rivera, efectuarán dos encuentros de exhibición, en el estadio ‘’Rod Carew’’, de Ciudad de Panamá, los días 15 y 16 de marzo venideros, frente a los Marlins de Miami, algo que la afición panameña no presenciaba desde 1947, cuando los Yanquis y los entonces afamados Dodgers de Blooklyn, hicieron presencia en este país, también en partidos de exhibición.

La presencia de los Yanquis y de los Marlins en Ciudad de Panamá, aseguran llenos a reventar en las dos fechas previstas, y la recaudación que se obtenga, luego de los gastos normales, irán a engrosar los fondos de la Fundación Mariano Rivera, organización sin ánimo de lucro que se dedica enteramente a desarrollar obras sociales, no solamente para gente de su país, sino también para hispanos en general.

¨La Serie de la Leyenda¨, como ha sido bautizada, son dos compromisos de exhibición entre los Yanquis y los Marlins, a manera de preparación para la campaña regular, es una nueva forma de hacer del béisbol algo más popular y agradable, por fuera de los Estados Unidos, que seguramente será inolvidable para la siempre entendida y numerosa afición panameña en este deporte.

Lo de Sidney

Cuando se retire Bud Selig como Comisionado del Béisbol de las Grandes Ligas, cuyos días ya están contados, pues al finalizar la temporada de este año se va a descansar, la historia le reconocerá muchos méritos, grandes cambios y seguramente tendrá ganado el título del gran renovador de la pelota en las mayores, sobre lo cual hablaremos en su debida oportunidad, pero una de las modificaciones más interesantes, en su pensamiento liberal y abierto, ha sido la búsqueda de promocionar el juego del Rey de los Deportes, en muchos lugares olvidados de la tierra.

En el caso de Australia, no es tan desconocido como país que se divierte viendo el espectáculo del deporte de los bates y las manillas, sino que el mismo está llegando a tierras tan desconocidas como la India, por ejemplo, como también a Sudáfrica, para apenas citar dos lugares válidos del gran esfuerzo del béisbol por ser cada día más popular, en procura de conseguir seguidores y practicantes en todas partes del orbe.

Si en los actuales momentos ya hay un brasileño jugando en las Grandes Ligas, como lo es Yan Gómes, el receptor titular de los Indios de Cleveland, cuando en su país solo se habla de fútbol, de samba y de mujeres bellas, pues nada raro tendrá que en menos de una década, muchos peloteros procedentes de regiones hasta hoy desconocidas como practicantes de la ´´pelota caliente´´, hagan presencia en el Béisbol Organizado. Y eso no se demorará mucho, ¡créanlo!

De Australia hay varios jugadores, con calidad y talento, jugando en el béisbol de las Grandes Ligas y la práctica de este deporte, no es extraño para los nativos de ese lejano país. Y agreguemos esto, como confirmación de lo que está haciendo el béisbol de las mayores para ir cada vez más lejos en su promoción: partidos de las Grandes Ligas como los que se van a escenificar en Sidney, ya se han efectuado en Japón, en par de ocasiones; México y Puerto Rico.

Dos desafíos

Pero volviendo a los dos encuentros que se efectuarán en Sidney, la verdad es que ambos se harán exactamente una semana antes de que se desarrolle el primer choque oficial en los Estados Unidos, si se tiene en cuenta que el calendario regular se abrirá con los partidos entre los Dodgers de Los Ángeles y los Padres de San Diego, en el estadio de los ¨frailes¨; y los Rojos de Cincinnati y los Astros de Houston, en el escenario de los luminosos de Texas, y eso se cumplirá el domingo 30 de marzo.

La presencia de los Dodgers y los Cascabeles en Sidney, es un gran acontecimiento, algo que desde el mismo momento en que se anunció, ha copado la atención deportiva de esa ciudad australiana y, por lo que se conoce hasta el momento, será un éxito total en taquilla, y por supuesto, en el aspecto deportivo.

En lo económico, porque la boletería, cuando faltan tres semanas para los desafíos, está prácticamente agotada, no solamente para esos dos encuentros, sino para los otros dos, que hacen parte del calendario oficial. Y en el panorama deportivo, por una razón simple y sencilla: las dos representaciones de las Grandes Ligas jugarán contra una selección de la pelota profesional de Australia, que si bien es cierto, no es de la jerarquía y calidad de sus rivales visitantes, pueden tener buenas ejecutorias sobre el diamante de juego, porque están en su patio, descansados y con lo mejor de su crema y nata entre los jugadores del país.

Los Dodgers harán el partido de exhibición frente a la selección de Australia el jueves 20 de marzo, a las 4 de la mañana, hora del Este de los Estados Unidos, 8 de la noche, hora de Sidney. Y el de los Cascabeles frente a los australianos, se cumplirá el viernes 21 de marzo, también a las 4 de la mañana, hora del Este de los Estados Unidos, 8 de la noche de ese mismo día, horario australiano.

Los partidos oficiales

Pero los dos encuentros válidos y con los cuales, oficialmente se abrirá la temporada de este 2014, serán los días 22 y 23 de marzo, en horario de los Estados Unidos, pero ambos desafíos, se efectuarán en la jornada del día 22 de marzo, hora de Australia.

El primer desafío entre los Dodgers y los Cascabeles, que por esas cosas del deporte, es un verdadero clásico de la división Oeste de la Liga Nacional, y candidatos para la disputa de la corona de su zona en la contienda que ellos inician en Sidney, será a las 4 de la mañana del sábado 22 de marzo, hora del Este de los Estados Unidos, y la afición de Sidney podrá presenciarlo a partir de las 10 de la noche de ese día.

Y el segundo juego, se cumplirá el mismo sábado 22 de marzo, a las 10 de la noche, hora del Este de los Estados Unidos, pero los aficionados australianos concurrirán a presenciar el choque a partir de las 2 de la tarde del domingo 23 de marzo, dadas las 16 horas de diferencia horaria entre las dos ciudades. Pero en otras palabras, entre un choque y el otro, habrá una diferencia real de apenas 14 horas, calculándose que el primer partido se prolongue por algo más de tres horas, normal para un desafío de esta naturaleza; empero para los seguidores de ambos equipos en Estados Unidos, que además podrán presenciar por televisión las acciones de los dos compromisos, como ya anotamos, ciertamente será el mismo día, es decir, el sábado 22 de marzo.

Con el retiro de las actividades dentro del béisbol de las Grandes Ligas de Bud Selig, cuando concluya esta temporada, la inmensa tarea del nuevo zar que lo reemplace en la dirección de la pelota organizada de las mayores en el futuro inmediato, es encontrar la opción de contar con dos nuevas franquicias en la década venidera, para que las dos ligas cuenten con un número par de rivales, es decir, 16 novenas y no 15, como actualmente ocurre, lo que obliga a que la campaña de cada año se efectúe con juegos de interligas, porque no hay de otra, a fin de que todas las novenas estén compitiendo dentro del calendario de 162 desafíos anuales de una manera constante, sin que se presente lucro cesante para ninguna de las divisas.

Acerca Antonio Andraus

Antonio Andraus