El gabinete de Santos.

Hay nuevos pasajeros en los carros oficiales. Es altamente reconfortante tener verdaderos ministros frente a carteras tan definitivas para adelantar las gestiones que anhelan los colombianos, para salir de las crisis.

Temas como la política, la salud, la generación de empleo, la red vial, la política internacional y de fronteras, el campo, la agro-industria, la reforma agraria o política de tierras, los hidrocarburos, loa explotación minera, entre otros, merecen ser manejados por manos expertas.

Sin poner espejo retrovisor, como lo enfatizó el presidente Santos en su discurso de posesión, tuvo el acierto de conformar un equipo de gobierno de altísimo nivel tanto humano, como técnico y con experiencia en las áreas asignadas, para hacer un buen papel. Veamos: el ministro del Interior y de Justicia, Germán Vargas Lleras, un hombre formado para destacarse. El presidente Santos le otorgó el ‘juguetico’ que más le gusta, la política, que será la vitrina para demostrar el porqué fue aspirante al primer puesto de la Nación. En sus manos está el poner en marcha la reforma política, la electoral, como lo correspondiente a la justicia, incluido el restablecimiento del ministerio de la rama. En materia de relaciones ya ha dado pasos positivos, con presidente incluido, haciendo énfasis en la independencia y respeto tanto a las personas que la integran como igualmente el acatamiento a las decisiones jurídicas. En la salud, el ministro Mauricio Santamaría es un gerente de altos quilates, pues este es un ‘chicharrón’ que ha tumbado ministros y debilitado gobiernos, y su ambiente está enrarecido por múltiples factores. Su independencia es una necesidad sentida y urgente.

La generación de empleoes una tarea para adelantar en equipo, en donde tienen participación y trabajo varios ministerios, pues es un tema que gravita en un porcentaje muy significativo de nuestra población, que se ha incrementado con el éxodo masivo de desplazados, cuya alarma roja ya está prendida. Generar empleo requiere gran imaginación y osadía y con muchas ganas de hacer efectivos los propósitos laborales. A buena hora, el presidente Santos arrancó convocando a los empresarios e industriales, para poner en marcha un ambicioso plan que genere dos millones quinientos mil empleos para los próximos cuatro años.

Nuestra red vial en todos sus órdenes está en el siglo veinte y en algunos sectores en el siglo diecinueve a pesar del esfuerzo de los últimos gobiernos. Corredores como la vía al Llano, la de Ibagué-Armenia, Cali-Buenaventura, Bogotá-Villeta, Dorada-San Alberto-Barranquilla, Bogotá-Bucaramanga-Cúcuta, Cali-Pasto-Tuquerres-Tulcán, Pasto-Mocoa-Pitalito, La Plata-Popayán, Medellín-Quibdó, para no enunciar más y para no hablar de las secundarias y terciarias. Qué falta nos hace el Fondo de Caminos Vecinales. El ministro Cardona ya ha dado sus primeros pasos, pero el camino es tan tortuoso como subir’ La Línea. Creo que este ministerio requiere de una reorganización a fondo, pues sus institutos están en el ojo del huracán y no propiamente por su buena gestión.

Nos queda por analizar gran parte del gabinete, como Agricultura, Minas, Educación, Comunicaciones (tecnologías), Medio Ambiente, Trabajo, Vivienda, Comercio Exterior, Hacienda, Turismo y otros más. Nos comprometemos a hacerlo por entregas por respeto a nuestros lectores a quienes no queremos fatigar con ‘ladrillazos’.

P:D

La llegada de Juan Manuel Ospina al INCODER es una muestra que el Ministro Juan Camilo Restrepo, cogió al toro por los cachos, pues éste instituto una vez reorganizado y depurado, es fundamental para adelantar el programa de política de tierras.

La continuidad de Oscar Rueda en el Viceministro de Turismo, es plena garantía de la continuidad de la política que viene adelantando desde el gobierno anterior.

Quien podrá poner orden al desarrollo urbanístico de pueblos vecinos de Bogotá, como Soacha y Sibaté?. El espectáculo a los ojos de propios y extraños, es vergonzoso y deprimente encontrando, en áreas extensas, cementerios de carros, chatarras, desperdicios sin fin, además de asentamientos de vivienda sin ninguna planeación, que no concuerda con una Metrópoli o Ciudad Región.

Sobre la suerte de los secuestrados este gobierno no se ha expresado públicamente^ queremos pensar, que esta adelantando una gestión para su libertad con ell sigilo que corresponde.

Acerca Hugo Artunduaga

Hugo Artunduaga
A esta edad no hay hoja de vida, solo queda un recordatorio.