El Covid-19 interrumpió “Las Voces del Secuestro”, falleció Herbin Hoyos

Herbim Hoyos Medina (Imagen: archivo particular-VBM)

La madrugada del sábado al domingo, justo después de las doce de la noche, por Caracol Radio, el programa “Las Voces del Secuestro” comenzaba con la canción “Sueño de Libertad” de Juanes“Sueño libertad para todos los que están/ Secuestrados hoy en medio de la selva/ Y sueño con la paz de mi pueblo desangrado/ Y con el final de esta injusta guerra”.

El tema en mención se convirtió en un éxito musical. Acto seguido aparecía Herbin Hoyos Medina, el periodista de Saladoblanco en el Huila y decía: “Buenas noches a todos, buenas noches a los secuestrados en las selvas de Colombia”.

Miles de familiares y amigos de quienes estaban privados de su libertad de forma ilegal e inhumana, pasaron por las ondas hertzianas de la cadena para enviar mensajes de esperanza y de solidaridad. Eran policías, soldados, empresarios, políticos, padres de familia, madres de hogar y tantos otros que cayeron prisioneros en la guerra. Aunque se divulgaban videos y fotos de alambradas, tomas de personas con cadenas en los tobillos, donde se notaban las torturas sicológicas y el desamparo, era con los mensajes radiales como se arrugaba aún más el corazón de los oyentes.

Luego de permanecer secuestrado por más de 15 días, Herbin Hoyos, periodista que se había especializado en Conflictos de Guerra en la Universidad Complutense de Madrid, presentó la idea a los directivos de Caracol Radio para emitir el programa “Voces del Secuestro”. Los directivos de la Cadena Ser, entonces propietarios de la empresa radial colombiana, dieron visto bueno y a partir de ese momento, en diferentes puntos de la selva colombiana los radios llegaban con mensajes de padres, hermanos y parientes a partir de las doce de la noche los sábados.

A los únicos que no les cayó bien la idea fue, desde luego, a las FARC porque el mundo también se enteró de lo que estaba ocurriendo en Colombia y según contó el periodista Luis Pérez de Radio Televisión Española, el 13 de octubre de 2009: “Herbin, por supuesto, es un blanco perfecto para la guerrilla, porque ha destapado ese siniestro mundo de la extorsión que nutre las arcas del Secretariado. Por eso ya han intentado matarle un par de veces. La última, hace unos días, cuando se descubrió que las FARC contrataron a dos sicarios para quitarle la vida durante un acto público en Bogotá. La amenaza era tan creíble que Herbin ya no está en su país. Se fue a su casa, cogió lo que pudo, empacó una maleta y subió a un avión rumbo a España. Pero incluso al otro lado del Atlántico, los secuestrados seguirán escuchando a sus familias. Las voces del secuestro se emitirán desde España al menos durante un año. Es el tiempo que le han recomendado ausentarse de su patria por motivos de seguridad”.

Durante el tiempo del programa Herbin también adelantó una serie de investigaciones, realizó varios reportajes como su viaje a Libia cuando era perseguido Omar Gadafi e innumerables entrevistas con ex secuestrados que contaban sus vivencias durante el secuestro. Organizó varias manifestaciones, marchas en motocicleta por ciudades del país exigiendo la libertad de los secuestrados y fue protagonista el 2 de julio de 2008 cuando fue liberada en La Operación Jaque, Ingrid Betancourt con otros 15 secuestrados más.

Ahí tuvo la primicia de entrevistarlos para que le narraron al mundo los hechos de sus retenciones ilegales. Por estos trabajos recibió el Premio Ondas Iberoamericano de Radio al Mejor Profesional de Radio.

Unos años después Caracol Radio acabó con el programa y Herbin Hoyos Medina se convirtió en un acérrimo activista del Partido Centro Democrático.

Con la llegada de la pandemia Herbin tuvo varias apariciones radiales en las cuales hablaba sobre la protección que se debía tener con el Covid-19 y aconsejaba no salir a la calle. En enero solicitaba que le dieran una cama en una Unidad de Cuidados Intensivos. Estuvo recluido en la Clínica Marly y aunque ya se esperaba su recuperación, en la tarde del 23 de febrero, a sus 53 años, perdió la batalla contra el virus.

De inmediato miles de personas comenzaron a expresar sus sentimientos, desde ex presidentes, líderes políticos, amigos y familiares de quienes padecieron el flagelo del secuestro y lastimosamente, sus contradictores.

Acerca Guillermo Romero Salamanca

Guillermo Romero Salamanca