Así es la desconocida Banca Islámica. Experto economista hace una ilustración didáctica.

 

 Por Lucas E Rincón (Senior Associate Risk Concepts Ltd.)

Lucas Rincón, economista

Lucas Rincón, economista

Con aproximadamente el 20 % de la población mundial musulmana, no es sorprendente que la banca islámica esté creciendo de manera importante. Los bancos islámicos operan en unos 40 países, la mayoría de ellos en el Medio Oriente Asia, aunque están abriendo en otras regiones. 

¿Cuál es la diferencia entre la banca islámica y la banca tradicional?

La principal diferencia es que los bancos islámicos no pueden ni cobrar ni pagar intereses. En términos generales, tres normasShariah  (ley islámica) rigen a los bancos islámicos. La primera no les permite tratar con sectores consideradas pecadores, como los dedicados a las apuestas y al alcohol.

La segunda es una estricta prohibición a la riba, lo cual significa que los musulmanes no pueden ni dar ni recibir intereses. Tercero, hay un mandato para evitar el gharar, es decir, asumir riesgos o situaciones de excesiva incertidumbre.

¿Entonces, cómo funciona la banca islámica?

Funciona bajo la filosofía de asociación. Su intención es contribuir con la distribución de la riqueza justa y equitativamente. Así, los productos de la banca islámica no deben serharam (prohibido) sino que deben sustentar el concepto de halal (puro o permitido) con ganancias o inversiones sujetas a beneficios y a riesgos.

¿Cuáles son las modalidades de financiamiento de la banca islámica?

Existen tres tipos de financiamientos:  Mudaraba(Financiamiento Participativo) Murabaha(Financiamiento Mediante Reventa de Bienes)  Ijara (Financiamiento Mediante Leasing o Arriendo).

Mudaraba son los depósitos de los clientes. Estos no reciben intereses sino ganancias que el banco comparte con ellos. Bajo Murabahala segunda modalidad,  los clientes no reciben fondos para evolucionar en sus negocios sino bienes o derechos al uso de ellos.Ijara es financiamiento del tipo leasing o arriendo.

Mudaraba   

Mudaraba(Financiamiento Participativo) tiene tres formas:  Depósitos a la vista. Depósitos en fondos mutuales de inversión. Depósitos en inversiones sociales Como en la banca tradicional, los depósitos a la vista generalmente no generan retribución y los depósitos en fondos mutuales de inversión comparten ganancias, no intereses.

Depósitos en inversiones sociales

Estos depósitos son aproximadamente los símiles a los depósitos a plazo de la banca tradicional, pero en estos casos los depósitos los invierte el banco islámico en proyectos o inversiones específicas, según lo solicite o lo apruebe el depositante.

El depositante tendrá derecho a recibir ganancias, pero también está expuesto a pérdidas. Al vencimiento del plazo del depósito, el banco recibe su participación de las ganancias por su aporte de conocimientos y gestión, y el depositante recibe su participación en calidad de inversionista. 

Las tres modalidades de depósitos Mudaraba se fundamentan en el concepto Mudaraba(Financiamiento Participativo) bajo Shariah a donde una de las partes (el depositante) surte el dinero y la otra parte (el banco) aporta conocimientos y gestión.

Murabaha 

Otra modalidad de financiamiento entre los clientes y un banco islámico es la de comprador y vendedor. A este vínculo se le conoce como Murabaha (Financiamiento de Reventa de Bienes). 

El banco compra bienes o productos directamente del proveedor, o del fabricante, o del constructor, o de quien indique el cliente. Luego se los revende al cliente con un margen de ganancia. El cliente paga al banco a plazo, o según acuerdo.   Esta forma es similar a las compras por cuotas del financiamiento tradicional.

Ijara

La tercera modalidad de financiamiento islámico, o Ijara (arriendo), precisa que un banco islámico compre el equipo o activo y lo arriende al cliente por un tiempo definido. En la mayoría de los casos, al final del período de arriendo el banco trasfiere la propiedad del activo al cliente mediante acuerdo de venta por el valor nominal, o bajo la figura de donación. 

Más específicamente, Ijara (arriendo), es un acuerdo mediante el cual el banco (arrendador) transfiere al cliente (arrendatario) el derecho de uso de un bien por tiempo determinado a cambio de pago de arriendos.  

Bajo esta modalidad el banco (arrendador) compra el equipo o el activo y lo arrienda al cliente (arrendatario). El acuerdo especifica quien es la parte arrendadora, el monto, el cronograma de los arriendos y las responsabilidades de ambas partes. El arrendatario se compromete a pagar los arriendos según el cronograma establecido.    

El hecho de tratarse de financiamiento islámico no cambia las normas que rigen a las prácticas de arrendamientos. Por ejemplo, bajo esta modalidad de financiamiento también existen en la banca islámica dos tipos de arriendos como en la banca tradicional: el Arriendo Financiero y el Arriendo Operativo.

Arriendo Financiero

Se le llama Arriendo Financiero si al término del contrato de arriendo la propiedad del activo se transfiere al arrendatario. 

Los Arriendos Financieros se capitalizan. También se les denomina Arriendos de Capital.

Arriendo Operativo

El Arriendo Operativo no traspasa la propiedad del equipo o del activo al arrendatario al término del contrato de arriendo, que normalmente en estos casos son por períodos cortos. Los arriendos se calculan sobre la base del desgaste por uso del activo, mas un margen de ganancia. 


Responsabilidad Social

Es importante considerar que un banco islámico debe satisfacerse de la naturaleza y del uso dado a los activos arrendados ya que esto debe conformar con Shariah. Por ejemplo, un banco islámico nunca permitiría que un activo se use en la producción de un producto como bebidas alcohólicas.   

Este aspecto de responsabilidad social también rige bajo las modalidades comentadas de reventa y de inversiones.


Ulama (Experto)

Como la banca islámica puede ser compleja, los principios Shariah  son supervisados por los expertos islámicos, o Ulama. El visto bueno del Ulama del banco es indispensable como garantía de cumplimiento del financiamiento con los principios islámicos Shariah.

Lucas Rincón: Economista de The Catholic University of America, en Washington, D.C. Es  Senior Associate de la firma Risk Concepts, Ltd. con sede en Locust Grove, Virginia. Se  desempeña como perito en riesgos operativos en bancos e instituciones financieras para el mercado Lloyds de Londres.

Acerca Ver Bien Magazín

Ver Bien Magazín
Somos un magazin quincenal con noticias variadas y positivas, que nos ayuden a conseguir un mejor entorno, a ver la vida de manera más positiva, y a construir un mejor mañana. Trabajamos con respeto, independencia y capacidad crítica, sin filiación religiosa ni política. Sin distingos de clase social ni raza. Nuestros únicos credos son: la vida sana, un futuro mejor para nuestros hijos y generar conciencia colectiva con este país, hermoso, llamado Colombia.