Arte pictórico y la técnica del Dactilavado

Martha Zamora, una colombiana que causa gran  admiración en los mares del mundo

Martha Zamora es la primera y única colombiana que representa a nuestro país y al Trópico ante el mundo en más de 30 barcos de la cadena Princess Cruise Line exponiendo su arte pictórico a través de la técnica del Dactilavado, trabajada  directamente con los dedos de sus manos. Su talento y sus obras se exhiben con otras  de más de 100  artistas de todo el mundo en los que se encuentran Alexandra Nechita, Bill Mack, Pino Daeni, Michael Godard, Dorit Levi y Aldo Luongo, entre otros. Su estilo figurativo expresionista causa gran sensación entre coleccionistas y viajeros en general, y ahora prepara la presentación  de su otro estilo: el abstracto.

Martha Zamora en una de las importantes demostraciones de su arte en los creceros de la cadena Princess Cruise Line.


Martha Zamora nació  en la ciudad de Manizales. Desde allí comenzó su inquietud por el arte a muy temprana edad. Después de muchos estudios, cursos, seminarios e investigaciones por su cuenta, viene participando en una buena cantidad de exposiciones tanto individuales como colectivas desde 1989, año en el que inició su carrera profesional en el mundo del arte pictórico en varias ciudades colombianas.

En ese mismo año representó a Colombia en una exposición de mujeres pintoras de 30 países en la ciudad de Brasilia (Brasil). Desde entonces  su obra y su técnica del Dactilavado, trabajada con los dedos de sus manos, se ha exhibido en varios lugares del mundo como: Los Ángeles, New York, Houston, Galveston Island, Miami, Ciudad de México, Republica Dominicana,  Costa Rica, Panamá y Milán entre otras.

Esta manizalita viene siendo objeto de gran admiración internacional en los últimos meses por su extraordinario talento, el cual lo muestra en los mares del mundo a través de los importantes cruceros de Princess Cruise Line, en los que viajan alrededor  de 3.000 personas por barco. De hecho, el pasado mes de febrero realizó una importante exhibición en la galería Long Island de Nueva York durante dos días en el marco de las celebraciones de San Valentín.

Martha Zamora ocupa el quinto puesto de aceptación entre los coleccionistas que viajan en los cruceros del mundo Su obra se exhibe con las de importantes maestros como: Miró, Picasso, Erte y Dalí.

Para el presente mes de marzo realizará una exposición en uno de los cruceros de Princess de coleccionistas, junto con otros tres artistas de reconocida trayectoria en el arte mundial y en la  que cada uno representará a una región del mundo. Ellos son:   Alexandra Nichita, una polaca conocida como la pequeña Picasso;  Bill Mat, escultor americano y la israelí   Doris Levi. En esta oportunidad  la polaca va representando la zona europea, Levi al Medio Oriente, Mat a norteamérica y Martha estará representando a Latinoamérica.

Princess Cruise Line con la curaduría de Global Fine Arts, en Los Ángeles, California, hace exposiciones permanentes en sus galerías. Estos barcos van por muchos lugares del mundo como: Alaska, Asia, Australia, Nueva Zelanda, Canadá y Nueva Inglaterra,  el Caribe, Europa, Hawaii, Tahití y el Pacifico Sur, Rivera Mexicana, Canal de Panamá, Sur América, y un barco Premium que hace un recorrido mundial. Ella viaja como artista invitada, haciendo demostraciones de arte para los coleccionistas en los barcos.
Actualmente trabaja en su obra abstracta para entrar a más galerías  de Nueva York, complementando su otro estilo como lo es el figurativo expresionista. En su  obra pictórica refleja a la Colombia que se alimenta de las pequeñas  maravillas cotidianas como frutas de  sabores y olores exóticos, flores que sirven para alegrar al más melancólico, con montañas imponentes y verdes.

Una historia mágica de talento

Un día cualquiera lo primero que dibujó Martha Zamora de niña fue a la Bella durmiente, uno de los personajes más famosos dentro de la literatura infantil mundial. Fue un trabajo que le hizo a una compañerita de estudio y ahí arrancó su inquietud por el arte pictórico. Al mismo tiempo descubrió su gran talento para dibujar y pintar a través de sus dedos y sus manos, con la fantasía y la magia propias de los cuentos de hadas como el de la Bella Durmiente.

Su historia personal y artística tiene algo de ese mundo imaginario de las leyendas fantásticas, ya que nunca llegó a pasar por su mente que de igual manera un día su talento llegaría a ser admirado y valorado en los mares del mundo haciendo parte de un grupo de viajeros en sendos cruceros.

Las obras de la artista representan a Colombia por su alegría, colorido, movimiento, sutileza, y originalidad. Muestra una Colombia tropical con frutas, flores, figuras femeninas elaboradas con una técnica muy particular como resultado de su investigación y su trabajo.

“Yo llegué a los barcos y creo que eso fue un regalo de Dios. Yo no sabía que en los barcos habían galerías de arte, nunca me había subido a un barco, y alguien vio una obra mía en algún sitio y me contactaron para decirme que la gente de los barcos estaba buscando una artista para que representará el trópico, necesitaban dibujos o figuras que fueran alusivas al trópico, de mucho color, alegría y yo pienso que eso está en mi obra. Entonces ellos vieron eso y me dijeron: ‘están buscando un artista’, y me preguntaron si yo podía  dar mis datos para que me contactaran, y yo les dije que sí. Al otro día me llamaron, mandé la hoja de vida y mandé fotos y debía tener mínimo entre 10 y 15 años de trayectoria internacional. Yo mandé la hoja de vida, las fotos, a los dos días me llamaron y me dijeron: ‘creemos que eso es lo que estamos buscando pero necesitamos ver la obra en vivo y en directo’. Entonces me pusieron una cita en Estados Unidos, pero después me llamaron y me dijeron hagamos la cosa más equitativa, veámonos en Cartagena. Allí nos reunimos con el director de Global Fainal Art, que maneja todas las obras de arte en los barcos. Yo le llevé mis obras, mis pinturas, nos entrevistamos, las miró y dijo: ‘sí, esto es lo que estoy buscando, esto es lo que necesito, creo que tú vas a ser una muy buena representante del trópico y bienvenida a nuestra familia Princess Cruise Line.  Solo son dos latinos: Aldo Luongo que maneja todo lo que es el Polo Sur y Suramérica, estás tú con toda Centroamérica, el trópico y ya están otros americanos y canadienses’; el resto todos son europeos, japoneses, australianos, israelíes. Trabajamos más de 100 artistas para Princess. Esto fue en el .2008”. Así, literalmente, Martha relata su primera experiencia con el tono de una niña asustada e ingenua, a pesar de ser ya una señora y con un hijo mayor.

Sus primeros trabajos los elaboró con vinilos en su natal Manizales, pintando a las gitanas que allí llegaban luego de escapársele a su mamá para verlas  bailar desde lejos, pues en su época le decían que los gitanos se robaban a los niños. Por ello en sus pinturas los rostros de las mujeres y su gracia folclórica en el vestir, son su prioridad para plasmar sus obras. En definitiva, su cuento de niña no fueron precisamente las muñecas.

En su trasegar por la vida encontró el apoyo total de quien sería su complemento sentimental: su esposo, él se llamaba Gonzálo Castro, era médico radiólogo y fue quien le dijo: ‘tú eres una buena artista, vamos a echar pa’lante, a estudiar, a prepararte como debe ser y vas a ser la mejor’. Infortunadamente él falleció hace dos años y medio.

La inquietud por explorar el arte abstracto basado en barcos, será su nueva exposición internacional.

Para ella la sensación de untarse de vinilos es algo fascinante  y no lo puede describir con palabras, sólo sabe que es como una misión que se ha propuesto en la vida. “Se lo prometí  a Dios.  Él ha sido muy lindo conmigo y todo lo que le he pedido él me lo ha dado. Yo le dije: Señor tú me diste este talento y yo quiero mostrarle ese talento al mundo entero, pero quiero que me lleves personalmente a mostrar ese talento, quiero conocer tus maravillas del mundo a través de mi talento pero te voy a poner una condición: a mí no me vas a llevar a dedo ni “mochiliando”. Yo quiero ir montada en cinco estrellas pintando, haciendo lo que me gusta, conociendo el mundo y dando a conocer mi talento”.

Lo cierto es que gracias a esa petición espiritual es una realidad absoluta en su vida, gracias también al señor  Marck Bronson, director general de Global Fainal Art, que es la galería que va en todos los Princess Cruise Litle, que tuvo su primera exposición exitosa dentro de un crucero. Fue quien le dio la oportunidad de viajar en la Antártica, saliendo de Valparaíso y recorriendo Puerto Mon, Punta Arenas, Cabo de Hornos, Tierra del Fuego, Las Malvinas, Montevideo y terminando en Buenos Aires. “Fue algo maravilloso y al mismo tiempo asustador porque yo no tenía experiencia de nada, además no había ido a un barco…solo con conocer el manejo que dan allá los subastadores, ver esas galerías y subir al barco y encontrar en mi cabina una botella de champaña, flores dándome la bienvenida, después bajar a la galería y ver una exposición montada en una pared solo con mi obra…eso no me la creía, yo iba como artista única”.

“Después empecé hacer las demostraciones y uno siente el cariño de la gente, como una especie de admiración… no sé…ellos quieren tocarlo a uno, quieren saber todo sobre la vida de uno. Eso para mí es un mundo irreal. Yo me voy en esos barcos y aún ahora yo voy y pienso que es otra Martha la que está allá. Cuando termina el viaje, cuando ya estoy en mi casa recuerdo y digo eso fue como un sueño, algo que no es real para mí el estar allá sintiéndome que soy el punto de atención de tres mil pasajeros, en balcones con  escaleras y yo tener que pasar por entre toda esa gente…me tocan, me llaman por mi nombre y yo empiezo a mirar y veo esas escaleras llenas de gente que está pendiente de lo que yo voy hacer, me preguntan sobre Colombia, sobre todo y eso para mí es maravilloso”.

“A mí me da mucho susto cuando entro, yo soy una persona tímida y cuando me anuncian por los autoparlantes, por los televisores, las pantallas diciendo ‘tenemos la demostración de nuestra artista invitada de tal parte’, pero yo no puedo decir que soy la artista, eso empiezan a hacer toda la bulla. Entonces cuando yo veo que la gente se va arremolinando, buscando un puesto donde puedan ver mejor y me anuncian me muero del susto, me pongo verde, roja, azul, de todos los colores…”

Después del invaluable apoyo que recibió  de su esposo, ha encontrado la ayuda de muy pocas personas, en Colombia,  pero de igual manera definitivas en su tarea artística. “He tenido  gente que me ha apoyado…mi mamá siempre me apoyó, y a lo largo de la vida he encontrado personas que me han colaborado, maestros que me han enseñado, personas que han creído en mí como (la  periodista) Olguita de Villegas”.

Por ahora su gran talento aun no es conocido a fondo en Colombia, pero se siente afortunada porque le aporta para poder vivir de él, lo que le permite definirlo como su  todo en la vida. “Amo lo que hago y le doy gracias a Dios todo los días de la vida porque me dio el mejor trabajo del mundo”.

Acerca German Matamoros G.

German Matamoros G.
Periodista con más de 25 años de trayectoria en importantes medios de comunicación como El Siglo (Nuevo Siglo), Revista Semana, Revista Cromos y la cadena radial Todelar, medios en los cuales desempeñó funciones como redactor, editor, coordinador y jefe de redacción en diversas áreas como información general, distrital, política y judiciales; coordinador de temas y portadas de cultura y espectáculos. Es actual director de Comunicaciones Internacionales GM y jefe de prensa de reconocidos artistas nacionales.

2 comentarios

  1. Gabby Martínez

    Felicitaciones Marta, eres un orgullo para Colombia.

    Te conocí en el taller de Claudia Olano, yo estaba haciendo una lámpara en vitral.

    Un fuerte abrazo

    Gabby

  2. Olga de Villegas

    Quienes nos hemos dedicado a promover los grandes valores humanos que se destacan en diferentes profesiones en el país,sabemos que los medios de comunicación son la columna vertebral para exaltar el talento de los talentosos.Pero…..también somos concecuentes que quienes a tráves nuestro descubren como nosotros,personajes que están haciendo patria en el exterior como lo está haciendo la artista MARTHA ZAMORA quien se tomó el universo con sus manos,debemos sentirnos orgullosos por ser VISIONARIOS, y GERMAN MATAMOROS con su acuciosa curiosidad periodística también acertó.

    Su entrevista ,que emotivamente ha sido leída por la artista, se destaca por la excelente interpretación y la visión en el gran porvenir que le espera a MARTHA ZAMORA .

    Felicitaciones Germán.Hiciste de la entrevista una bonita historia.ágil,amena objetiva y estimulante para que la enmarque la Embajadora del Arte en los Cruceros del mundo.