Salud visual: en desarrollo un ojo biónico capaz de restaurar la visión

Los expertos aseguran que pueden ayudar a recuperar la visión de las personas ciegas a través de implantes inalámbricos en el cerebro. La etapa de prueba en animales ya finalizó exitosamente, sin efectos adversos.

Con el fin de recuperar la vista de un paciente, los expertos deberán implantar dispositivos en el cerebro, como se puede apreciar en la imagen. (VBM).

Luego de diez años de investigaciones y pruebas en animales, los científicos de la Universidad de Monash, ubicada en Melbourne, Australia, han desarrollado el Sistema de Visión Biónica Gennaris, un ojo biónico que según los expertos es capaz de restituir la visión de las personas ciegas.

Los investigadores han ideado unos implantes inalámbricos de 9x9mm que se instalan en el cerebro. Además, viene con un casco diseñado a la medida, con una cámara, un transmisor inalámbrico, un software y unidad de procesado de visión.

“Hasta 11 de estos implantes, cada uno de los cuales tiene aproximadamente el tamaño de una miniatura, se pueden colocar en la superficie del cerebro y programar de forma inalámbrica para estimular las células cerebrales con diminutos pulsos eléctricos”, subraya el grupo investigador.

Si bien el implante se encuentra en fase de pruebas, el aparato fue usado con éxito en ovejas y no se encontraron efectos adversos a la salud de esos animales. El próximo paso será realizar los primeros ensayos clínicos en humanos, los cuales se llevarán a cabo en Melbourne.

“Las prótesis de visión cortical tienen como objetivo restaurar la percepción visual de aquellos que han perdido la visión al proporcionar estimulación eléctrica a la corteza visual, la región del cerebro que recibe, integra y procesa información visual”, agregaron los científicos.

Para el futuro necesitan mayor apoyo y financiamiento. En 2019 habían conseguido un millón de dólares en fondos federales australianos. Sin embargo, no es suficiente y necesitan más ayuda para su proyecto.

El Sistema de Visión Biónica Gennaris es otra propuesta para recuperar la visión y es un competidor directo del Neuralink, proyecto que lidera el CEO de Space y Tesla, Elon Musk. (elmundoalinstante.com). 

FacebookTwitterLinkedInWhatsApp

El tamaño de las pupilas revela el coeficiente intelectual

Las pupilas son elocuentes. Se transforman cuando tenemos estrés, sentimos asco o enfado. Según un reciente estudio estadounidense, su tamaño también revela que tan inteligentes somos.

(Imagen: Clínica Baviera-VBM).

Nuestras pupilas pueden decir muchas cosas. No solo son capaces de adaptarse a los cambios de luz, sino que también se transforman según nuestro estado de ánimo, agrandándose cuando estamos enfadados, tensos, cuando sentimos asco o miedo.

Ahora, investigadores del Georgia Institute for Technology han descubierto que, además, existe una correlación entre el tamaño de la pupila y el coeficiente intelectual de las personas.

El estudio fue publicado en la revista especializada ScienceDirect. En él tomaron parte 500 personas de entre 18 y 35 años. Al principio se midió el tamaño medio de las pupilas de cada participante en la oscuridad, ya que puede variar entre 2 y 8 milímetros. Después, los participantes tuvieron que llevar a cabo un test de inteligencia.

Primero se midió la “inteligencia fluida”, es decir, la capacidad de razonamiento lógico para resolver nuevos problemas. Después se probó la memoria de trabajo, es decir, la capacidad para retener datos durante largo tiempo. Finalmente, se midió la capacidad para mantener la concentración. El resultado fue sorprendentemente inequívoco: cuanto más grandes las pupilas, mejor puntuaron los participantes en las distintas pruebas. La diferencia en el tamaño de las pupilas entre quienes mejor y peor puntuaron era tan grande, que podía reconocerse a simple vista.

¿Por qué las pupilas grandes revelan nuestra inteligencia?

Una zona del tallo cerebral, el locus cerúleo, controla el tamaño de la pupila. El locus cerúleo es uno de nuestros más importantes centros de conmutación, coordina la comunicación entre cerebro y cuerpo, controla la capacidad de aprendizaje, la atención, la concentración y la memoria. Cuando el locus cerúleo trabaja de manera efectiva, coordina mediante complejos procesos la actividad en áreas cerebrales lejanas. Si el locus cerúleo es especialmente activo, aumenta la capacidad mental y las pupilas se agrandan. (elmundoalinstante.com).

Señales que indican que sus ojos no están bien

La vista es posiblemente el sentido que más utilizamos a lo largo del día para ver el mundo que nos rodea, no se trata solo de tener una buena agudeza visual, sino que también hay muchos otros aspectos que influyen en nuestra percepción a través de los ojos.

(Imagen: archivo particular-VBM).

Además, hay síntomas oculares, que no afectan a la visión propiamente dicha, y que también pueden alertarnos de algún problema.

Síntomas de una salud ocular débil

Preste atención a estas señales, que a veces pueden ser sutiles y pasar desapercibidas. Es por ello que se recomiendan los controles oftalmológicos rutinarios, donde es posible detectar incluso las más pequeñas alteraciones.

Visión borrosa

Si es en distancias largas se debe a la miopía, mientras que si afecta a la visión de cerca puede tratarse de hipermetropía o presbicia (“vista cansada”). Cuando repercute en ambas, las causas más comunes suelen ser el astigmatismo (presente normalmente desde el nacimiento) y las cataratas (sobre todo a partir de los 60 años), aunque también puede haber muchas otras patologías causantes de visión borrosa. Consulta con tu oftalmólogo para descartar problemas graves.

Ojos secos

La película lagrimal nutre, hidrata y oxigena la córnea. Con el paso de los años, por cambios hormonales, factores ambientales, ciertas enfermedades asociadas, etc., puede ocurrir que produzcamos menos cantidad de lágrima o que sea de peor calidad y se evapore más rápido de la superficie del ojo. Esto ocasiona molestias de sequedad ocular y puede llegar a provocar fluctuaciones en la visión.

Déficit de colores

Un tipo de células especializadas de nuestra retina tienen como objetivo distinguir los colores primarios para que el cerebro haga el resto, pero factores genéticos (como ocurre en el daltonismo) o accidentes pueden hacer que pierdan parte de su funcionalidad. Si la afectación es grave, puede repercutir de forma importante en nuestra calidad de vida.

Dolor ocular

La córnea es uno de los tejidos más sensibles de todo el cuerpo, por lo que pequeñas erosiones por culpa de una mota de polvo o las lentes de contacto pueden resultar muy dolorosas. Asimismo, el dolor en el ojo también puede estar asociado a inflamaciones en diferentes estructuras oculares o a ataques agudos de glaucoma que pueden ser muy graves. Por ello, es uno de los síntomas que requiere acudir de urgencias al oftalmólogo.

Picor y escozor

La conjuntivitis, sobre todo de tipo alérgico, es una enfermedad muy ligada al picor y escozor en los ojos. Distintos tipos de infecciones también pueden acarrear esta molestia, así como el contacto con agentes irritantes como el jabón o el cloro de las piscinas. Evita frotarte los ojos y, si persiste, visita a tu especialista.

“Moscas volantes” en el ojo

Son pequeños puntos que parece que se mueven delante de nuestros ojos. Suelen deberse al envejecimiento ocular y no ser graves, pero si aparecen o aumentan de forma repentina, o bien se acompañan de otras señales como destellos luminosos, debemos comprobar si estamos frente a un desprendimiento de retina, en cuyo caso es fundamental detectarlo y tratarlo a tiempo.

Campo visual reducido

A medida que vamos perdiendo campo visual por los laterales, ocurre lo que conocemos como “visión de túnel”, que cada vez se va estrechando más. La causa más frecuente es el glaucoma, que al principio es una enfermedad “silenciosa” porque el centro de la visión no se ve afectado y cuesta percibir esta disminución progresiva. Si no se controla de forma precoz, se va agravando y ya no se puede recuperar lo perdido, de modo que es importante hacerse chequeos de salud ocular a partir de los 40 años.

Una mancha en el centro de la visión

Podría tratarse de DMAE (Degeneración Macular Asociada a la Edad) u otras enfermedades que afectan a la mácula o centro de la retina. Esta es la parte del ojo que nos proporciona una mayor nitidez para distinguir rostros, leer y realizar tareas de precisión, por lo que debemos procurar mantenerla sana y prevenir sus daños en la medida de lo posible.

Como ve, hay muchos problemas que pueden afectar a su salud ocular, por lo que le recomendamos que se haga una revisión en el oftalmólogo cada cierto tiempo. Así podrá descartar enfermedades o lesiones graves y disfrutar de su visión durante más tiempo. (Por: Carlos Ruiz Jiménez – Oftalmólogo-elmundoalinstante).

Centro Ocular Dr. Rincón: Miopia-hipermetropia-Astigmatismo-Presbicia- 6107771-3102051003

Acerca Ver Bien Magazín

Ver Bien Magazín
Somos un magazin quincenal con noticias variadas y positivas, que nos ayuden a conseguir un mejor entorno, a ver la vida de manera más positiva, y a construir un mejor mañana. Trabajamos con respeto, independencia y capacidad crítica, sin filiación religiosa ni política. Sin distingos de clase social ni raza. Nuestros únicos credos son: la vida sana, un futuro mejor para nuestros hijos y generar conciencia colectiva con este país, hermoso, llamado Colombia.