Andiseg: un ejemplo de seguridad ciudadana y sensibilidad social

Tecnología, estrategias de seguridad, servicio y sensibilidad social hacen de Andiseg un ejemplo empresarial al cumplir 50 años de actividad profesional, liderada por un joven empresario.

Recientemente Andiseg recibió el premio Bizz Hybrid de la Confederación Mundial de Negocios en Houston, Texas. (Imágenes: archivo partiicular-VBM).

En la actual coyuntura y en medio del eterno debate sobre la seguridad –y la preocupante inseguridad- de los colombianos, se escuchan opiniones, propuestas y todo tipo de inquietudes en torno al tema, que como nunca antes está en una situación difícil por los diferentes frentes delincuenciales que han crecido en todo el país y de manera importante en Bogotá

Y si hay una voz autorizada para hablar de la inseguridad ciudadana, para proponer soluciones con argumentos, con base a una gran experiencia de seguridad, es la del bogotano Miguel Ángel Díaz, un empresario joven que está abriendo posibilidades a todo el sector de la seguridad como gerente general de Andiseg, una compañía que cumple 50 años de existencia y con representación legal constituida el 22 de Octubre de 1971.

Andiseg lleva dos generaciones: la de su padre, Luis Fernando Díaz, quien fue el fundador dejando un gran legado de responsabilidad, de lealtad, de colegaje, “pero sobretodo de servicio a las personas”, dice con modesto orgullo Miguel Ángel Díaz.

La empresa hoy cuenta con 4.500 empleos, y está generando bienestar a más de 2.000 familias que viven por temas de dotaciones, de confección, de proveduría de servicios que ofrece a sus clientes.

“Estamos en una actividad incesante de inquietud permanente con los nuevos temas, con la seguridad ciudadana, con los temas de la realidad del  colombiano en las regiones, pero que busca que este país siga creciendo, se siga reactivando y encontremos un país mucho más solidario, mucho más fraterno en los próximos años”, dice Díaz.

En efecto, entre las diversas alternativas con miras a que cada día existan más y mejores soluciones se habla por ejemplo de abrir la Universidad del vigilante, con un equipo patrocinado por la Confederación Nacional del gremio de la vigilancia.

Así mismo, figura lo que denomina como “la última frontera” en temas de innovación tecnológica, con plataformas que van a ser muy importantes en los cambios que la seguridad requiere.

“Estamos ofreciendo al sector la unión, estamos siendo referentes ante el gobierno nacional”, agrega. “Tenemos una agenda propia con el ministerio de Protección Social, con el ministerio de Desarrollo Económico, con el ministerio de Hacienda, con el Gobierno Nacional, con las Altas Consejerías”.

La responsabilidad social de igual forma hace parte de su compromiso como empresario. Por ello enfatiza  en que la sensibilidad juega un papel definitivo y por eso se está haciendo una campaña importante. “Por ejemplo, -dice- con los muchachos que están en las cárceles. Estamos en un convenio donde ellos hacen las dotaciones y nosotros se las compramos a ellos, estamos recuperando jóvenes de la delincuencia patrocinando un equipo de ciclismo, unos equipos de fútbol, unas orquestas musicales de la infancia para que los saquemos de la delincuencia y los volvamos a la sociedad. Por lo tanto es una empresa comprometida  en lo social, comprometida en lo que se llama la seguridad ciudadana pero especialmente comprometida con los valores institucionales de este país”.

» Somos una empresa que aporta innovación y tecnología».

-¿A qué actividades puntuales se dedica su empresa?

Nosotros estamos enfocados en la seguridad privada. Y en ello tenemos un portafolio amplio de servicios. Prestamos servicios a la banca, a la industria, al comercio, a la logística, a  los puertos, a los aeropuertos. Tenemos al sector de la salud, al sector educación, a los diferentes sectores industriales, de hidrocarburos, servicios que van desde los drones de seguridad, poligrafías, seguridad electrónica, alarmas, cámaras, circuitos cerrados de televisión, hasta los vigilantes y los escoltas.

Logros en el servicio de seguridad

-¿Qué aportes han tenido en materia de seguridad hasta ahora?

Bueno. Por ejemplo, tenemos hoy en día un modelo de seguridad que se aplica muy bien para la custodia de los oleoductos y poleoductos en el  país. Tenemos drones, tenemos caninos adiestrados en oteo de gases, y tenemos unos scanneres que identifican, por ejemplo, las válvulas ilícitas en el proceso de robo de combustible y el robo de petróleo.

Somos una empresa que aporta innovación y tecnología. Hemos desarrollado una plataforma que se llama Andiciy, plataforma que permite la transmisión en tiempo real del trabajo del vigilante. Un guarda puede estar informando si está abriendo la puerta, si está  cerrando, si  está escribiendo una persona, si realmente hay delincuencia, un acto y lo está filmando y lo está llevando a la nube.  Ese contenido en la nube mañana va a servir de plena prueba para la Fiscalía, para la Policía, para la identificación de los delincuentes. Si hay algo que teme el delincuente es su identificación plena, y con esta plataforma en tiempo real se está contribuyendo a la seguridad ciudadana. También tenemos un botón de pánico donde cualquier ciudadano colombiano entra a la A de Andiseg y puede bajar su botón de pánico para que podamos reaccionar y prestarle un servicio de emergencia cuando lo requiera el ciudadano.

La empresa hoy cuenta con 4.500 empleos, y está generando bienestar a más de 2.000 familias.

Transmilenio y las cárceles, ejemplos para mejorar la seguridad

-¿Cómo se podría mejorar o reforzar la seguridad, por ejemplo, en Transmilenio?

Bueno. Primero requerimos sobretodo de la solidaridad del ciudadano. En este sentido es que podamos identificar y mostrar en videos o en audios lo que está sucediendo en ese momento. Es muy importante que las autoridades y las empresas de seguridad puedan tener el recaudo fílmico de lo que está sucediendo. Segundo aspecto: que las directivas de Transmilenio se den cuenta que la seguridad es una inversión, no es un gasto. La seguridad va a permitir tener la información de lo que está pasando en cada estación y poder advertir los peligros y los riesgos de la ciudadanía. Pero adicionalmente se va a convertir en un elemento disuasivo porque no es lo mismo robar en un almacén donde no hay vigilante a donde hay vigilante. El vigilante es un referente de servicio, de calidad, de información, pero sobretodo es una alerta temprana y un elemento disuasorio  de la delincuencia. Y Además, si lo apoyamos con un componente tecnológico, con una cámara, un botón de pánico, un radio de comunicación pues su labor va a ser mucho más efectiva y va a sentir en apoyo  de las autoridades públicas y de los agentes móviles o dinámicos que están en los Transmilenios.

-Otro tema recurrente es la inseguridad en las cárceles. Entran y salen celulares, bebidas prohibidas, armas blancas…es decir, hay un elemento de corrupción muy grande. ¿Qué se podría hacer para mejorar este tema?

El gremio de la seguridad CONFEVIP (Confederación Nacional del Gremio de Vigilancia Privada) le ha recomendado y le ha presentado proyectos al gobierno nacional para que la seguridad privada, el empresario particular, preste los servicios  de seguridad en las cárceles. Pero además  hemos hecho un convenio con Brasil donde nosotros vamos a construir las cárceles, vamos a prestarle seguridad y vamos a resocializar al delincuente. De tal manera que el delincuente encuentre un incentivo de reinserción social cuando termine su pena, y durante la prestación tenga una producción industrial, que las diferentes empresas, la banca, el comercio y la industria tengan asidero para que ellos sean unos proveedores de esos elementos. Es decir, es un convenio y es un programa de amplio  espectro que  busca  recuperar al delincuente, resocializarlo y vincularlo nuevamente a la sociedad, pero desde el punto de vista  productivo con un qué hacer que le genere cosas buenas  a la ciudadanía.

«Nuestro vigilante está siendo entrenado en prácticas para  saber atender emergencias».

-¿Los guardas podrían ser una fuerza de apoyo para la ciudadanía y para la Policía?

Bueno, lo están siendo ya. Nosotros somos los primeros en responder ante cualquier delito penal o cualquier hurto o atraco callejero. Estamos como primer “respondiente” en el tema de seguridad. Allanamos las pruebas, custodiamos la escena del crimen, y somos los primeros  testigos  en el orden judicial y penal  con la Fiscalía. En segundo aspecto: también somos una alerta temprana para que la ciudadanía se apoye. El delincuente puede estar persiguiendo o tratando de robar a una persona; si esa persona encuentra un vigilante en una portería nosotros le prestamos el apoyo porque tenemos radio-comunicación, estamos vinculados con las redes de apoyo de la Policía Nacional y tenemos todos los medios de comunicación, celular…Y en tercer aspecto: Hoy nuestro vigilante está siendo entrenado en prácticas para  saber atender emergencias, para atender situaciones complicadas como un atraco, como un incendio, como un accidente, porque cada día ese guarda es una persona más idónea y con mayores competencias.

No hay estrategias de seguridad

-¿Qué opina de las estrategias de seguridad que por estos días están planteando tanto el  gobierno nacional como el local, más exactamente en lo que tiene que ver con Bogotá?

Bueno, la estrategia es que no hay estrategia. Yo puedo, como usted bien lo menciona, manifestar que no hay una estrategia definida para el control del delito, para el control de la fuente del delito y para atacar las causas originadoras del mismo. Es increíble pero el delito requiere recursos para poder atacarlo, hay que invertir, hay que tener fuerza disponible, hay que tener elementos de comunicación. No es posible que el Distrito destine tan solo el 0.8% de su presupuesto anual en la inversión, por ejemplo, de seguridad y de tecnología, cuando podemos vincular mil, dos mil, cinco mil cámaras del sector privado al sector público, pero que además sean unas cámaras inteligentes, que identifiquen al delincuente y que identifiquen conductas sospechosas o atracos en la calle. Esto ya está inventado en ciudades como Londres, donde hay más de un millón de cámaras  instaladas. En Colombia tan siquiera Bogotá específicamente, hay 3.500 cámaras que no les están haciendo mantenimiento, que no están siendo revisadas y que no son cámaras inteligentes.  Por lo tanto, lo que le estamos ofreciendo a la Alcaldía hace mucho tiempo es un esquema privado de control y de monitoreo de esas cámaras para que la reacción sea efectiva, para que en coordinación con la Policía  preste la atención debida y la reacción inmediata.  Eso ya está inventado y funciona muy bien a través  de los entes privados, a través de licitaciones públicas transparentes, pero se requiere de la decisión política y la asignación de ese presupuesto para combatir la delincuencia. Otro aspecto muy importante: la delincuencia tiene muchos recursos. Las pinches ganancias que deja el delito y no estamos atacando con información, con inteligencia para desmantelar esas  estructuras que se fortalecen día a día, tanto así que los delincuentes por un juez de garantías terminan siendo absueltos.

-¿Qué cree que está pasando en la Policía en algo tan elemental como es el patrullaje, que al parecer no se está haciendo?

Una labor tan elemental como el patrullaje, como usted lo dice, no se está haciendo. Y la Policía tiene un presupuesto importante de patrullas, de personal. ¿Qué es lo que sucede…? a veces falta  voluntad política si se quiere decir, para apoyar a la Policía que ha estado contra la pared últimamente. La sociedad la critica por no aplicar los procedimientos, pero cuando los aplican también la critican. Lo que tenemos es que apoyar nuestras instituciones, pedirle a la Policía que haga esos patrullaje de día, de noche, los fines de semana, en los horarios comerciales más activos.

Congreso de la seguridad y la reactivación

-¿En qué consisten los congresos que hacen?

Realizamos cada año el Congreso Internacional de Seguridad y estamos ya en su cuarta edición. Es un congreso muy  exitoso por el contenido académico. Vienen más de 55 conferencistas de orden internacional de países como Estados Unidos, Italia, Francia, de Latinoamérica como Chile, Brasil, México, Colombia, Argentina, Uruguay y Centroamérica. Van a estar los mayores exponentes en temas de innovación en seguridad, tecnología, ciberseguridad, ciberdefensa, todos los aspectos y las mejores prácticas empresariales del sector seguridad a nivel mundial. Vamos a traer también expertos en temas laborales, en temas empresariales, de marketing, todo lo que necesita una empresa para desarrollarse y progresar en el Siglo XXI.

Este año va a ser el 28 y 29 de octubre en Paipa, en el Hotel Centro de Convenciones, donde esperaremos más de 300 empresarios que nos van a acompañar. Este es el congreso del reencuentro, de la  reactivación y de los derechos humanos.   

Acerca German Matamoros G.

Periodista con más de 25 años de trayectoria en importantes medios de comunicación como El Siglo (Nuevo Siglo), Revista Semana, Revista Cromos y la cadena radial Todelar, medios en los cuales desempeñó funciones como redactor, editor, coordinador y jefe de redacción en diversas áreas como información general, distrital, política y judiciales; coordinador de temas y portadas de cultura y espectáculos. Es actual director de Comunicaciones Internacionales GM y jefe de prensa de reconocidos artistas nacionales.