Ya viene el cortejo

Por: Gabriel Ortiz

“Ya viene el cortejo, ya viene el cotejo” decía el inmortal Rubén Darío, en su poema La Marcha Triunfal. Aquí el cortejo está de moda cobijado con zalamerías, galanteos y agasajos para parlamentarios, buscando impedir la defunción del Consejo Superior de la Judicatura, cuyas actuaciones dejan cierto sabor amargo para un país que quiere una justicia ecuánime y triunfal.

Y con “su canto sonoro, su cálido coro”, prebendas, nombramientos y quien sabe qué más, funcionarios del Consejo, han abordado a Senadores y Representantes, los han llevado a hoteles o clubes del Centro Internacional de Bogotá, para “tratar el tema”.

Ese tema, es nada más, ni nada menos que hundir la reforma que equilibra los poderes del Estado, e incluye la eliminación de la Sala Administrativa, la Gerente, la que maneja ingentes cantidades de dineros de la Justicia colombiana.

Desde hace muchos años, ese organismo ha sido duramente criticado por actuaciones non sanctas, que han contribuido a la politización de la justicia. Hace muchos años se ha tratado de eliminar ese órgano, pero parece que el cortejo lo ha impidido.

Al Consejo se le acusa del carrusel de pensiones, que consiste en encargar o nombrar un funcionario con salario millonario a tiempo de pensionarse para que salga con abultada jubilación. Son muchos los cuestionamientos que se hacen a una entidad que posee todo el dinero del mundo para manejarlo a su manera.

Lo dijo el Presidente: “hay versiones, y lo digo claramente, respecto a eventuales cortejos a los congresistas con ocasión de la reforma de equilibrio de poderes, que incluye la eliminación de los actuales órganos de gobierno del Consejo Superior”.

No se sabe qué sea peor: si el que peca por la paga, o el que paga por pecar, como reza el adagio popular. Esto nos demuestra que la corrupción en el país, ha llegado a límites insospechados. Todos sabemos que ese flagelo nos agobia, nos saquea, nos abruma. Todos en algún momento hemos sido víctimas de la corrupción, pero como en la cárcel, todos guardamos silencio. ¡Nos llegó el cortejo!

BLANCO: El respaldo del país a la propuesta del expresidente Gaviria, de una justicia transicional ampliada. Única forma de blindar la paz.

NEGRO: La queja bancaria por la excesiva utilización del efectivo. Las tarifas de sus servicios son insostenibles.

gabrielortiz10@hotmail.com  

Acerca Gabriel Ortiz

Gabriel Ortiz