VERBIEN-ESPECTÁCULOS-AGOSTO

El eco de una nota en Colombia: el “Joesón”

El “Joe Arroyo”, la suma de varias vertientes de la música: compositor, arreglista, cantante y director que le dieron como resultado un estilo exclusivo a su creatividad artística: El “Joesón”

Triste y doloroso como la muerte de cualquier ser humano, es por supuesto el fallecimiento del inmenso Álvaro José Arroyo González, el “Joe” el pasado 26 de julio en su tierra adoptiva, Barranquilla. Y cuando se trata de un ser humano público, los adjetivos y calificativos alrededor de quien fue en vida un verdadero ídolo de la música salsa colombiana, llueven y se escuchan minuto a minuto durante las primeras horas de la noticia hasta el último minuto de ser llevado a la tumba.

Como es obvio el registro de la información se centra  en sus mejores momentos tanto personales como profesionales. Toda clase de imágenes del cantante nacido en Cartagena, se repiten una y otra vez en televisión, sus mejores éxitos- por cierto extensos- se escuchan permanentemente en la radio, los titulares ocupan las primeras páginas de todos los periódicos, revistas y en estos tiempos portales de internet –como este-. Los medios de comunicación no podiamos ser ajenos al triste suceso por la magnitud de su talento y lo que con él aportó a nuestro país. Todo el registro noticioso se dio en gran volumen apoyado por los mejores testimonios de sus familiares, sus amigos más cercanos,  los músicos, el periodismo y la crítica especializada en música

Y no es para menos. Si algo marcó al “Joe” de manera fuerte, ahora si cabe decirlo literalmente, es que fue el ÍCONO de un estilo musical totalmente original en composición, en arreglos, voz incomparable, interpretación, presencia en el escenario a la que por cierto le puso su sello muy personal: el chillido o relinchar de un caballo.

El “Joe” y los colores de su talento.

Coincidencia o no fue la realización de una serie de televisión: “El Joe, la leyenda”. Su hospitalización a finales del mes de mayo se cruzó por esos días con el anuncio del estreno de la teleserie sobre su vida y su obra musical. Coincidencia o no, o por destino de la vida, el “Joe” fue homenajeado en vida y aún en sus largos días de convalecencia en la clínica La Asunción de Barranquilla, él sintió que de la mano de la producción del Canal RCN, Colombia le estaba haciendo un reconocimiento a su extraordinario aporte cultural y artístico al país con su “Joesón”, el ritmo que por fortuna personalizó muy bien porque solo él podía expresar lo que sentía y lo que corría por sus venas.

El privilegio que Dios le dio al “Joe Arroyo”, no solo fue su tremendo talento para la música. Fue también el hecho de que a lo largo de su tormentoso proceso murió sabiendo que el país estaba con él más que nunca. Sus canciones y su ritmo inédito cogieron  gran fuerza como una premonición de su triste final provocado por sus serios quebrantos de salud. Colombia a través de “todo el mundo” se convirtió en una sola nota musical, en un solo eco: El “Joesón”, es decir,  se escucharon, se están escuchando y seguirán escuchándose: “El Centurión de la noche”, “El Caminante,” “Manyoma”, “El Ausente”, “Noche de arreboles”, “Pa´l bailador”, “Echao pa’lante”, “Mi Libertad”, “La Rebelión”, “La Guerra de los Callados”, y por supuesto el tema, casi un himno, que lo hizo famoso y lo impulsó con la orquesta de Fruko y sus Tesos: “Tania”.

Es la reacción lógica de centenares y miles de admiradores cuando un ídolo de la música fallece. El que su obra cobre gran fuerza mediática, que los reconocimientos salgan a flote y que otros se lucren de su legado. Sin embargo, en el caso del “Joe” su partida  es bien especial por su inmensa connotación artística, muy de él, muy grande, que contrastó siempre con su humildad.

Durante su hospitalización no hubo medio de comunicación que no estuviera pendiente de la salud del “negro rumbero”. En esa misma medida el eco diario de la telenovela “El Joe, la leyenda”, se expandió y  seguirá expandiéndose a través de cuanta emisora musical existe,  de cuanta rockola hay en tabernas, discotecas y bares, al igual que en tiendas, almacenes de discos, hogares salseros y por supuesto coleccionistas de salsa y coleccionistas de la música del  “Joe”. Sus canciones están sonando y seguirán sonando eternamente en toda Colombia, repito, en una sola nota musical gigante: El “Joesón”.
Gracias a Dios y a Julio Ernesto Estrada “Fruko”, por creer en ese talento y aportarlo a Colombia. “Joe” por siempre. (G.M.G.)

Colombia en

Acerca German Matamoros G.

German Matamoros G.
Periodista con más de 25 años de trayectoria en importantes medios de comunicación como El Siglo (Nuevo Siglo), Revista Semana, Revista Cromos y la cadena radial Todelar, medios en los cuales desempeñó funciones como redactor, editor, coordinador y jefe de redacción en diversas áreas como información general, distrital, política y judiciales; coordinador de temas y portadas de cultura y espectáculos. Es actual director de Comunicaciones Internacionales GM y jefe de prensa de reconocidos artistas nacionales.

2 comentarios

  1. Olga de Villegas

    Mi respetable PERIODISTA la principal virtud que te ha caracterizado siempre como sobresaliente profesional del periodismo,es darle a los personajes más prestigio del que tienen,comoes el caso de JOE ARROYO.

    Este comentario que hiciste acerca de la obra de este gran TALENTO de la salsa que nos dejó bailando el PACITO TUN TUN con tanta picardía,me ha tocado el alma y todos los sentidos.Más palabras….SOBRAN.

  2. Olga de Villegas

    Mi respetable PERIODISTA.LLa principal virud que te ha caracterizado siempre,como sobresaliente profesional del Periodismo,es darle a los Personajes más prestigio del que tienen,como es el caso de JOE ARROYO.

    Ete comentario que hiciste acerca de la obra de este gran TALENTO de la salsa,que nos dejó bailando el pacito TUN TUN con tanta picardía,me ha tocado el alma y todos los sentidos.Más palabras….sobran.