VERBIEN-CINE- JULIO

En cartelera

“Todos tus muertos”

“Todos tus muertos” es dirigida por Carlos Moreno y guión compartido con Alonso Torres. Actúan: Álvaro Rodríguez, Jorge Herrera, Martha Márquez, Harold De Vasten y John Alex Castillo.

Una vez más los temas álgidos y duros de nuestra realidad nacional son llevados al cine con un enfoque de reflexión. Es así como en la producción  colombiana “Todos tus muertos” las masacres indiscriminadas, el dominio territorial de los paramilitares, la política corrupta y los pobres como las víctimas inocentes, son los protagonistas en esta cinta del director Carlos Moreno, quien ya se ha mostrado en el concierto de cine nacional y latinoamericano con “Perro come perro”.

Una idea de la historia: es domingo, día de elecciones, Salvador se prepara para iniciar su labor diaria. Campesino humilde y tranquilo, que hace poco caso del alboroto que se ha armado en el pueblo por la elección del próximo  alcalde. Inesperadamente su rutina cambia. Durante la madrugada alguien ha arrojado varios cadáveres que se amontonan macabramente en medio de sus cultivos de maíz. Así, con una fuerte transformación en la cotidianidad de Salvador  comienza esta trama que raya en la comedia negra y el absurdo.

El personaje central es protagonizado por el actor Álvaro Rodríguez como Salvador García. Esta cinta estará en cartelera nacional desde el 15 de julio.

Opiniones:

José María Baldoví: (Periodista bogotano, profesor de Cine y Literatura de la Universidad Javeriana, colaborador de El País, de Cali, y autor de “Recortes. Textos de Periodismo literario”): “´Todos tus muertos´, (segundo e imprescindible largometraje del renovador director caleño Carlos Moreno, el mismo de “Perro come perro”, 2007) no es una denuncia más, predecible y recurrente, contra el estado narco-político-paramilitar  que campea en Colombia. Al espectador le ahorra, por ejemplo, la obvia obscenidad del asesinato, y señala, sin necesidad de retórica, a un duradero ex presidente como uno de los responsables de la sangría de entre casa a través de un inteligente indicio televisivo. Su inicial cuarto de hora: ausente de verbo aunque no de acción, atmósfera, tensión y conflicto individual como colectivo, refleja una madura, silenciosa y no menos sugestiva mirada estética, conceptual y argumental insólita en las pantallas nacionales. Una masacre, eje de la historia, emerge como un hecho políticamente incómodo para el Alcalde de Andalucía, Valle del Cauca: “Ese viajao de muertos no es de aquí”; “Esto me va a servir para demandar las elecciones”.

Alberto Posso: (Periodista de www.septimoarte.org  el País de Cali): “La apuesta de Carlos Moreno es supremamente atrevida, valiente arriesgada. Es una propuesta completamente distinta a lo que hemos visto en el cine colombiano, sin duda hay un ambiente de mucha teatralidad en su puesta en escena algo que tal vez no logre entender mucho el gran público. Me parece que es una película de cine muy fina, una película de culto que ojalá  logre tener una sintonía con el público popular  pero que para los anales de la historia del cine colombiano va a quedar como uno de sus grandes clásicos”.

Visión y verdades del cine como negocio

según Dov Simens.

Dov Simens estuvo en Bogotá dictando el seminario “Hollywood en Colombia”, sobre cómo hacer y mercadear una película.

La mayor refencia de Dov Simens a su llegada a Bogotá a propósito del seminario que dictó el 2 y 3 de julio pasados en el Centro de Convenciones “Gonzálo Jiménez de Quesada” sobre su visión y experiencia del cine como negocio, es que fue maestro de destacados directores y actores de cine como Quentin Tarantino, Robert Rodríguez, Guy Ritchie y Will Smith.

De igual manera que es considerado como el “instructor número uno de cine” por la Asociación  Nacional de Escuelas de Cine de los Estados Unidos. Simens es además profesor de las escuelas de cine de la Universidad del Sur de California (USC), la Universidad de Nueva York y la Universidad de Los Ángeles (UCLA).

Es un hombre pragmático y académico y con un claro concepto del cine como industria. Conoce el proceso de hacer una película desde escribir un guión hasta buscar  productores y actores, por lo que afirma que aprendió a hacer filmes  desde la realidad y no  desde la teoría. Es simplemente un experto en el manejo de todas las situaciones que tienen que ver con la forma vender y distribuir una película, de colocarla en los mercados rentables al ciento por ciento.

De hecho, y paradójicamente,  antes de dedicare al oficio de orientador y conferencista del tema hizo una película, “The Final Hour”, de la cual se dice que le costó 12 mil dólares, participó en varios festivales, recibió premios pero nunca pudo venderla. Esta fue precisamente la primera incógnita que Ver Bien Magazin le planteó en breve diálogo y  esta fue su respuesta:

-¿Por qué su primera película no se vendió?

“No lo sé…no lo sé. Debió haber sucedido, pero eso fue mucho antes de que  implementara los cambios del seminario. Fue una experiencia que me enseñó a ver el aspecto de distribución y mercadeo de una película. Aprendí de los errores del pasado. No la he visto hace como en veinticinco de años. ¿No estarías interesado en comprarla…?”

Días previos a la realización del Seminario en Bogotá, Dov Simens dio una rueda de prensa a través de la cual entregó sus opiniones a varios de los periodistas presentes con su particular y espontáneo estilo “gringo”, sobre el manejo de la industria cinematográfica como negocio, como”visnes and visnes”.

También dijo algunas verdades dirigidas a quienes tienen la intención de involucrarse al cine bien sea como productores, directores, guionistas, distribuidores, publicistas o actores. Entre otras, habló de las estrategias de cómo los productores y distribuidores de películas manejan las cifras para inflar y captar la atención de la gente y de los mercados.

Ver Bien Magazín presenta un breve resumen de algunos temas que se trataron durante la charla con los medios de comunicación.

La imagen negativa de un país vende

Referente a Colombia ¿cree que mostrar una imagen negativa al exterior  vale la pena para subir las ventas en la boletería?

“Sí se puede hacer ese tipo de cine y no tratemos de competir con la máquina de Hollywood, ellos son 300 millones de personas allá en los Estados Unidos. Que lo hagamos basado en los presupuestos que tenemos en Colombia y no tratar de competir con ellos.  El cine no es una industria del arte aunque hay algo envuelto en eso, es una industria para hacer dinero, para crear un capital y luego hacer más películas con eso. Es un fenómeno que  en Colombia sucede, se hace mucho cine-arte pero esas películas no llegan a ningún lado, hay excepciones pero el denominador común es que no llegan a hacer el dinero que sus directores y productores buscaron. En la industria del cine hay que buscar actores importantes para poder llegar a mercados importantes y tratar de hacer coproducciones con otros países que también tienen experiencia como Argentina, Uruguay, México, y de esa manera poder abarcar un mercado más grande con una producción más elaborada”.

¿Qué escritores colombianos serían mercadeables para el cine?

“El talento está acá. Creo que no hay escritores que escriban en el idioma inglés que es el idioma que domina la industria del cine,  así que tendríamos que empezar por ahí. Y tener escritores que tengan esa formación que esté inclinada hacia el mundo del cine americano por supuesto que es el que más se mercadea en el mundo entero. Hay que empezar  a emular  el estilo que se usa en esa industria del cine global para poder abarcar  mercados más internacionales. Escribimos para historias muy locales, muy tradicionalistas colombianas y tenemos que salir un poco más de ese esquema. No tratemos de buscar  el nombre o el personaje famoso sino una película que verdaderamente produzca dinero. Ahí es cuando Hollywood y otros países que son pesados en esa industria es cuando le ponen atención  a una producción, a un país, cuando el resultado final produce un capital para poder hacer otras películas”.

En Colombia se hacen películas de bajo presupuesto, ¿cuáles son esos tips para empezar  una carrera en el cine?

“Presupuestos por ejemplo de 10 o 20  mil dólares son presupuestos demasiado bajos como para atreverse a hacer una película  y competir en un mercado internacional. 500 mil dólares es algo que es perfecto para este país, para la industria colombiana, este sería como el promedio que deberían estar  usando. Más de esto sería estúpido porque ya hemos visto lo fracasos que ha habido  con películas que no pudieron recuperar  ni la mitad del dinero”.

Hollywood: una maquinaria de mercadear películas

Para Simens manipular la información en materia de cifras relacionadas con el costo de una película es válida porque eso atrae no solo a la gente sino a los medios de comunicación: “La maquinaria de Hollywood  es una maquinaria de mercadear películas más que de hacer películas. Ellos usan una táctica que es un juego de cifras, por ejemplo, que cuesta esta cantidad de dinero y ellos le dicen a la prensa esto costo diez veces más y nadie se da cuenta de eso, solamente el contador y el director  y ellos no van a divulgar eso, entonces es muy factible que eso suceda en todas las producciones. “Avatar” no costó lo que ellos propusieron pero eso fue lo que le dijeron al mundo que costó no sé cuántos millones de dólares y eso fue lo que ustedes creyeron y fue lo que se le dijo al público en general y fueron en manadas a ver la película, entonces es una táctica que utiliza Hollywood, es algo que también se puede implementar acá, decir que  una película de 500 mil dólares costó diez millones y eso es totalmente legal y eso atrae a la gente porque jugar con cifras en los medios eso atrae mucho  la atención de la gente”.

“Hay un velo de misterio en el cine colombiano y yo voy a tratar de desmitificarlo para que se haga más accesible a más producciones y a más directores  y que se atrevan a hacer este tipo de producciones ya que hay apoyo del gobierno. Yo no enseño arte, yo enseño a hacer una película más eficiente y efectiva. Yo dudo que alguien pueda enseñar arte porque es algo relativo, que es diferente en cada persona, eso algo que se da”.

Finalmente Simens hizo algunas recomendaciones  para tener éxito en la industria del cine como por ejemplo: “no hacer cortos, que se limiten a hacer guiones de 90 páginas es decir, películas de hora y media porque son producciones que se pueden presentar varias veces en el día y es más rentable”.

Acerca German Matamoros G.

German Matamoros G.
Periodista con más de 25 años de trayectoria en importantes medios de comunicación como El Siglo (Nuevo Siglo), Revista Semana, Revista Cromos y la cadena radial Todelar, medios en los cuales desempeñó funciones como redactor, editor, coordinador y jefe de redacción en diversas áreas como información general, distrital, política y judiciales; coordinador de temas y portadas de cultura y espectáculos. Es actual director de Comunicaciones Internacionales GM y jefe de prensa de reconocidos artistas nacionales.