Una linda convención

Culminó el sainete de la secta uribista, tras el desorden y el desconcierto de gran parte de los convencionistas, que esperaban resultados acordes con unas encuestas que daban como favorito al ex vice Pacho Santos.

La sombra de la yidispolítica, las chuzadas, la corrupción y los vicios que tienen encarcelados a muchos partidarios de ese grupo, opacó el evento que buscaba mostrar una nueva cara de transparencia y ecuanimidad. Para el expresidente, fue una linda convención.

Hay dudas sobre el resultado final que ungió como candidato único del uribismo al ex ministro de hacienda, Oscar Iván Zuluaga, ficha que sin sonrojo defendió el ex presidente desde un principio. Hizo creer a los otros dos aspirantes: Pacho y Carlos Holmes, que se iba a actuar con toda transparencia. Se habló durante el evento, de “votos comprados”, cosa usual en contiendas electorales.

El caos fue tal, que el jefe máximo tuvo que anunciar a los asistentes que les pagarían los parqueaderos y les darían mantecada y gaseosa, para que sus temores y la falta de claridad, impidiera su salida del recinto. Afloró, no sin sorpresa, la desconfianza de los candidatos sobre la actuación de Uribe y los compromisarios. Uno de los hijos de Pacho Santos, tuvo que dormir la noche del viernes, junto a las urnas, por temor de que manos impúdicas pudieran cambiar los resultados.

Todos dormían con el enemigo. Nadie sabía a donde podría llegarse, cuando están aún frescos el “articulito” y las famosas firmas que trataron de imponernos un tercer cuatrienio.

Conocido el candidato único, sin que se sepa por cuantos votos, algunos convencionistas recordaron la “pataleta” de Zuluaga en el 2006, cuando el ex presidente no lo quiso designar ministro de Protección Social, a cambio de Palacios. Para contentarlo lo llevó como Alto Consejero. Esto hizo pensar a muchos en su lealtad, en que podría estar latente a una nueva “traición” y en que los ahora cinco huevitos, podrían malograrse. Risible que un país siga pensando en designar presidentes para que solo piensen en cuidar huevitos.

Si se dificulta “vender” y posicionar a Zuluaga, el ex presidente Uribe, como ya está previsto, tendrá  que sacar de su cubilete al verdadero candidato del Uribismo. ¿Quién será? Dicen que Uribe tendrá que “cortar por LOZANO”.

BLANCO: El “colombianito” del suéter amarillo y Francisco.

NEGRO: Este Petro no deja actuar la democracia. ¡Pobre Bogotá!

gabrielortiz10@hotmail.com 

Acerca Gabriel Ortiz

Gabriel Ortiz