¿Tendremos Serie Mundial con los Yanquis?

Los vaticinios señalan que es posible que los Yanquis de Nueva York lleguen a la Cita de Octubre. Pero antes, se debe disputar la postemporada de este 2021, donde los Mellizos de Minnesota, Los Azulejos de Toronto y los Angelinos de California, y otras dos novenas, podrían cambiar las apuestas.

(Imagen: Deportes Inc-VBM).

Se están cerrando los campos de entrenamientos primaverales en Arizona y la Florida, y ya todo el mundo está hablando de la Serie Mundial de este 2021, cuando todavía no se ha jugado el primer partido de la temporada regular de los 162 desafíos por equipo.

Esa carrera para llegar al Clásico de Otoño es larga, y por lo tanto, sin temor a equivocarnos, difícil, muy difícil de predecir, porque de aquí al último día de septiembre, cuando concluya el calendario regular de los juegos, habrá pasado mucha agua por debajo del puente.

Los expertos no le otorgan buenos augurios a los Rayas de Tampa, la económica novena que se alzó con el título de la Liga Americana en la atípica campaña del 2020, y que disputó la corona de laureles de la gran final con los Dodgers de Los Ángeles, en una buena final. Pero a cambio de los Rayas, los Azulejos de Toronto, los Mellizos de Minnesota, los Indios de Cleveland, los Angelinos de California y los Astros de Houston, conjuntamente con los Yanquis de Nueva York, ocupan sitios de privilegios entre los especialistas para desarrollar una buena contienda por el título del circuito este año.

Por eso, para quienes quieren que sus deseos se conviertan en realidad, lo mejor es esperar a que la campaña avance por lo menos hasta el Juego de Estrellas, que se efectuará este año en el moderno estadio de los Bravos de Atlanta, el venidero 13 de julio, para ir pensando en serio, antes de llegar a la recta final, si las novenas que hoy están acaparando los primeros lugares de favoritismo en sus divisiones, se mantienen con la capacidad necesaria para llegar a la cúspide, alcanzando primero la postemporada, y, segundo, ir en busca del título de la liga y, seguidamente, el del Clásico de Octubre.

Por divisiones

Rayas de Tampa (Imagen: Nación Deportes-VBM)

Todos los pronósticos señalan como favoritos para ganar la zona Este a los Yanquis, después de la aparente depreciación que tiene la nómina de los Rayas, los ganadores del pasado año en la atípica temporada de apenas 60 partidos.

Sin embargo, en nuestra humilde opinión, a los Rayas no se les puede eliminar de un tajo, porque en el camino que es largo y culebrero, las cosas pueden variar sustancialmente. Y detrás están a la caza de cualquier oportunidad, los Azulejos de Toronto, que han logrado armar una novena competitiva.

El capataz Aaron Boone y sus muchachos, saben que la divisa carga con los favoritismos a la hora de hacer los balances, pero que, como ha ocurrido en los últimos años, les faltan los cinco centavitos para llegar al dólar, y conquistar la corona de la Serie Mundial. Boone tiene una sólida rotación con Gerrit Cole, Corey Kluber, Domingo Germán, Jordan Montgomery y Jameson Taillon, con la posibilidad de fortalecerla a mitad de campaña con el dominicano Luis Severino, que se viene recuperando de su intervención ‘’Tommy John’’.

Kevin Cash, el estratega de los Rayas, todavía sigue siendo criticado por haber relevado del montículo a Blake Snell en aquel sexto juego de la pasada Serie Mundial frente a los Dodgers, en octubre pasado, cuando el zurdo dominaba a su antojo a la batería de los ‘’Esquivadores’’. Snell ya no está en la rotación de los Rayas, como tampoco el veterano Charlie Morton.

Los Rayas cuentan ahora para su rotación con Tyler Glasnow, Ryan Yarbrough, el conocido Chris Archer, que volvió al equipo; Michael Wacha y el veterano Rich Hill. No es la misma y parece que tampoco será lo mismo.

Los Azulejos con la dirección del boricua Charlie Montoyo, esperan dar la cara para la temporada, porque además de la contratación de George Springer, confían en que este será el año de Vladimir Guerrero Jr.; y si la rotación, con los brazos del zurdo coreano Hyun Jin Ryu, Nate Pearson, Robbie Day, Steven Matz y Tanner Roark, responden a las exigencias, cuidado que la novena canadiense, que estará de estadio en estadio antes de jugar en su patio de Toronto, puede hacer más daño de lo que muchos imaginan.

Las posibilidades para los Medias Rojas de Boston no son tan claras por el momento. Y el estratega boricua, Alex Cora, lo sabe, por lo que su batalla para la temporada puede hacer la diferencia si su cuerpo de lanzadores abridores —con el venezolano zurdo Eduardo Rodríguez, Nathan Eovaldi, Garret Richards, el también zurdo venezolano Martín Pérez y Nick Pivetta, mientras reaparece el veterano zurdo Chris Sale —se mantiene en salud ofreciendo un trabajo de calidad, con el apoyo decisivo a la ofensiva de J.D. Martínez, el dominicano Rafael Devers, Xander Bogaerts, y las nuevas adquisiciones del venezolano Marvin González, el boricua Kike Hernández y el japonés Hirokazu Sawamura.

Finalmente, en esta división Este de la Liga Americana, los Orioles de Baltimore, que puede ser la novena perdedora del circuito y de las Grandes Ligas, pues Brandon Hyde, su estratega, tiene poco para esperar en que obtendrá más triunfos que derrotas, contará con una rotación integrada por John Means, Matt Harvey, Dean Kremer, Bruce Zimmerman y el boricua derecho Jorge López.

En el Centro

Mellizos de Minnesota (Imagen: Meridiano-VBM).

Con excepción de los Tigres de Detroit, los otros cuatro clubes de la zona, tienen con qué disputar la corona de la división, obviamente con una ligera ventaja — sobre el papel —de los Mellizos de Minnesota frente al resto de los contrincantes.

Rocco Baldelli, el capataz de los ‘’Gemelos’’, cuenta con todos los elementos necesarios para volver a tener las pretensiones de llegar a la postemporada, ganando la zona. Todo dependerá de los brazos del boricua José Berríos, el japonés Kenta Maeda, el dominicano Michael Pineda, el veterano zurdo J.A. Happ y Matt Shoemake.

Los Indios de Cleveland, bajo el comando de Terry Francona, vuelven a ocupar una posición de pavanzada entre los expertos, para ir a la postemporada y para disputar el cetro de su territorio, si el galardonado Shane Bieber, vuelve con todo como el pasado año; y si Zach Plesac, Aaron Civale, Triston McKenzie y Cal Quantrill, exhiben la profundidad de juego que todos esperan de ellos desde la lomita de los suspiros.

Con el consagrado Tony La Russa en el timón, los Medias Blancas de Chicago pueden terciar en la carrera por el título del sector y por un cupo para la postemporada. Desde luego que la parte decisiva estará en las manos ofensiva que despliegue la novena, que al comenzar la campaña no contará con el dominicano Eloy Jiménez por una lesión que lo obliga a estar por fuera por lo menos hasta agosto venidero, y de la respuesta de su cuerpo serpentinero abridor, con Lucas Giolito, Dallas Keuchel, Lance Lynn, Dylan Cease y Carlos Rodón.

Mike Matheny tiene un grupo de peloteros que pueden pensar positivamente para esta campaña, para hacer de los Reales de Kansas City una novena que cambie los pronósticos que hasta el momento se están dando. Con Brad Keller, Danny Duffy, Mike Minor, Brady Singler y Khris Bubic, integrando la rotación, Matheny puede dar más de un susto con sus pupilos.

Finalmente, los Tigres de Detroit que estrena dirección técnica con A.J. Hinch, el timonel que estuvo al frente de los Astros y el controvertido tema de los robos de señales, no están escogidos para dar la gran batalla, pero sí para ir reorganizando el equipo para los años venideros. Los brazos de Matthew Boyd, Spencer Turnbull, el dominicano José Ureña, el colombiano Julio Teherán y Tarik Skubal, tendrán que laborar a fondo si quieren que la divisa obtenga más victorias que derrotas, cuya compilación final no la vemos por el momento como ganadora.

En el Oeste

Los Angelinos de California y los Astros de Houston, están exaltados para disputar el título de la zona, pero eso quedará definido cuándo concluyan los 162 partidos del calendario regular. La tercera casilla del grupo debe disputarla los Atléticos de Oakland.

Joe Maddon, el capataz de los Angelinos, tiene más a su favor que en contra, de acuerdo con los expertos, para estar la primera posición y ganar el título de la división, contando con un formidable grupo serpentinero en los brazos de Dylan Bundy, Andrew Heaney, Griffin Canning, el zurdo colombiano José Quintana y Alex Cobb.

Dusty Baker y sus Astros, no están muy alejados como uno de los favoritos del grupo, contando con que su rotación que es de primera línea —integrada por Zack Greinke, Lanc McCullers Jr., Jake Odorizzi, el mexicano José Urquidy y el dominicano Cristian Javier — tengan la suficiente ‘’gasolina’’ para superar todos los obstáculos que encuentren en la temporada, sin que nadie pueda olvidar que cuando regrese a la nómina el estelar derecho Justin Verlander y el zurdo dominicano Framber Valdez, la cosa puede mejorar desde cualquier ángulo por donde se le mire.

Los pupilos de Bob Melvin vuelven a estar de boca en boca, como la novena a terciar en el grupo del Oeste, porque los Atléticos, como siempre, pueden hacer mucho daño a la hora de la verdad, especialmente si sus abridores, Chris Bassit, el peruano zurdo Jesús Luzardo, el dominicano Frankie Montás, Sean Manaea y Mike Fiers, están en salud durante la campaña.

Los Marineros de Seattle no aparecen en el tablero ganador, pero tienen capacidad de juego y a lo mejor, mejoran con el transcurrir de los días en la temporada, porque nadie desecha la labor que puedan desarrollar si sus brazos abridores, Marco Gonzáles, el zurdo James Paxton, Justus Sheffield, Chris Flexen, el zurdo japonés Yusei Kikuchi y Justin Dunn, quien podría ser el sexto en la rotación, conservan una línea de juego de quilates.

Y, finalmente, Chris Woodward y su Vigilantes de Texas, con poco para perder y sí mucho para ganar, pueden darle la vuelta a la página de perdedores de la liga, si su grupo de lanzadores en la rotación — con Kyle Gibson, Dane Dunning, Mike Foltynewiecz, el japonés Kohei Arihara y Kolby Allard — sacan a relucir la casta que mostraron en los campos de entrenamientos.

Por donde se le mire, la Liga Americana tiene un inmenso favorito, los Yanquis de Nueva York. Eso es apenas un vaticinio. Otras cosas pueden suceder sobre los diamantes de juego. Y detrás de ellos, los Mellizos, los Indios, los Angelinos, los Astros y los Rayas, pueden ser ganadores.   

Si todo lo que se analiza antes de haberse jugado el primer partido de la temporada 2021 con sus 162 desafíos por equipo se cumpliera, ¡Qué bueno sería entonces un Clásico de Otoño entre los Dodgers de Los Ángeles y los Yanquis de Nueva York!, los favoritos de los dos circuitos.

Pero eso está muy lejos. Y es mejor conversar el último día de septiembre y, desde luego, cuando concluyan las pos-temporadas de la Liga Nacional y la Liga Americana, lo que nos permitirá conocer, a ciencia cierta, a los equipos que se disputarán la Serie Mundial.

¡Todos lo demás son especulaciones, que aunque válidas, no tienen fundamentos por el momento!

Acerca Antonio Andraus

Antonio Andraus