Tatiana Calderón, única mujer en la élite mundial de la Fórmula 3

Por Germán Matamoros G.

A esta chica de 20 años de edad, sencilla, un poco tímida, de hablar tranquilo, que sabe inglés, le asisten todos los argumentos necesarios para estar en el círculo de la Fórmula-3, y con grandes posibilidades de llegar a la F-1,  un deporte exigente y  de riesgo dominado por los hombres. Desde que su padre, un empresario  vinculado al mundo de los carros y las motocicletas, la sentaba de niña  en sus piernas para que maniobrara la cabrilla del carro ya se vislumbraba su destino profesional. Y en esa carrera está hace 10 años.

Tatiana con su monoplaza corre  a  250 kilómetros por hora. En su cotidianidad conduce una moderna camioneta Kia a un promedio de entre 80 y 100.

Tatiana con su monoplaza corre a 250 kilómetros por hora. En su cotidianidad conduce una moderna camioneta Kia a un promedio de entre 80 y 100.

Tatiana Calderón Noguera es  bogotana, y es la única mujer  en el mundo que actualmente corre en dicha categoría  en medio de una “jauría” de expertos y preparados pilotos. Se dice que en la historia del automovilismo mundial las escasas páginas escritas por mujeres solo registran dos nombres: los de las italianas María Teresa de Filippis y Lella Lombardi, quienes tomaron la partida en Grandes Premios de Fórmula 1 en los años 50’s y 70’s respectivamente.

Su historia, brevemente, se remonta a sus primeras inquietudes por otros deportes. “Yo jugué tenis, hice equitación, jugué fútbol,  me gustaban muchos los deportes, pero  a los nueve años había una pista de Karts en la calle 170, y a mi hermana la invitaron unos amigos a montar, ella me llevó un fin de semana a que probara y la verdad es que me encantó y a ellas también. Entonces íbamos casi todos los días por las noches después del colegio y los fines de semana a correr en los Karts.  Así me entró la fiebre por el automovilísmo”.

Tatiana fue campeona nacional de Karts a los 12 años; fue la primera mujer en ganar un título nacional de Karts en los Estados Unidos al coronarse campeona de la división del Stars of Karting en el 2008; fue integrante del equipo ganador del Desafío Internacional IAME de duración (España); ha sido tres veces representante por Colombia en la Final del Mundial del Rotax Max Challenge de Karts en Dubai, Italia y Egipto, tras lograr igual número de títulos nacionales en el 2006, 2009 y 2010.

De igual manera ha subido en varias oportunidades al Pódium como Subcampeona del Radical European Masters en 2009 (Europa); Campeona Nacional de Automovilismo junto a su hermana Paula en 2011 conduciendo  un KIA Picanto; dos podios en la Fórmula Star Mazda en los Estados Unidos en 2011; Pódium en el Campeonato Winter Series del European F-3 Open 2012; Primera mujer en subir al Pódium general en la historia de las 6 Horas de Bogotá, durante la edición 2012 en la que además participó en dos autos

Pódium de Tatiana Calderón en el 2013 en la F-3 European. Circuito Paul Ricard, Francia.

Pódium de Tatiana Calderón en el 2013 en la F-3 European. Circuito Paul Ricard, Francia.

Tatiana en competencia corre a una velocidad promedio de  250 kilómetros por hora en un sofisticado monoplaza, “codeándose”  al lado de corredores experimentados que no admiten que una mujer joven los sobrepase y mucho menos que llegue al Pódium como  ganadora. Pero ahí está, y ahí se queda.

Tatiana está radicada hace dos años en Madrid, España, lo cual le permite aprender más rápido y, de hecho, estar más cerca del campeonato europeo. Por el automovilismo  dejó estudios,  su  familia conformada por sus padres Alberto Calderón y María Clara Noguera; su hermana mayor Paula y su hermano menor Felipe y amigos; no tiene novio  porque para ello no hay tiempo.

¿Cómo llega a los Estados Unidos?

Como me había ido bien en Colombia, me invitan a una carrera de prueba, Iván D’ Angelo,  con la marca de Karts PCR. La hacemos y la verdad aprendí mucho, me gustó. Eso fue en el  Stars Of Karting. En el 2005-2006 hicimos el campeonato completo. Después hicimos cambio de categoría hasta los 13 años y después se pasa a otra categoría que es hasta los 16, es un Karts de más potencia, y en el 2008 quedé campeona en la Costa Oeste de ese campeonato. Después vamos a Europa, hicimos dos carreras en un año y otra vez dijimos aquí podemos dar otro paso de aprendizaje. Ese campeonato se llamaba Rotax Euro Challenge, fue el primero en Europa, quedé de sexta.

¿Cuáles son sus expectativas?

Siempre vas tratando de  ir a ganar. La primera  vez vas viendo  dónde estás para poner un objetivo claro. Pero desde que llegué siempre estuve entre los 10 primeros.

¿Qué fue lo más difícil de dominar: la pista o el carro?

Creo que lo más difícil fue la pista porque yo viajaba desde Bogotá y llegaba un día antes de la carrera  para entrenar. La  mayoría de los corredores eran americanos y conocían las pistas, entonces tenía solo un día para recorrer la distancia con ellos que llevaban todo el año corriendo en ese Karts.

¿En qué partes de Europa ha competido?      

En Karts estuve en la República Checa, Alemania,  Bélgica, Inglaterra. No gané ningún campeonato pero si buena experiencia. En  Estados Unidos si fui la primera mujer en ganar este campeonato

¿Cómo llega a la F-3?

Después me devolví a los Fórmula, a los monoplazas en Estados Unidos, a una categoría que se llama Star Mazda. Hice unas pruebas, me fue muy bien entonces dijimos  vamos a dejar los Karts y empezar con las Fórmulas. Hice dos años de la categoría Star Mazda, en el primer año quedé de décima  en el campeonato y el segundo año quedé de sexta, hice dos Pódium,  tercer puesto y también fui la primera mujer en  lograr hacer un Pódium en la categoría.

¿En ese momento corrían más mujeres?

Recuerdo un par pero muy pocas, la verdad es que no me he encontrado con muchas mujeres en este deporte. Por el momento soy la única mujer en la categoría Star Mazda compitiendo contra un promedio de 23 corredores.

¿Qué requisitos se necesitan para participar en F-3?

Tienes que tener más de 16 años, adquirir la licencia y tener experiencia. Ahora, este deporte es muy caro, necesitas conseguir el dinero para pagar el equipo, el alquiler del carro, los ingenieros, digamos que te hacen un paquete con todo.

Tatiana en la intimidad de su apartamento en Madrid, España. (Foto: archivo personal)

Tatiana en la intimidad de su apartamento en Madrid, España. (Foto: archivo personal)

¿Cuál fue su primera gran temporada en F-3?

Eso fue en el 2012 en la F-3 Open en toda Europa.  Firmo con un equipo español que se llama Emilio de Villota, que fue ex F-1 y la hija que murió hace poco y también fue probadora de F-1. Quedé de décima en el campeonato, hice varios tops  5, había otra mujer venezolana, pero digamos que yo fui la que mejor resultado tuvo  frente a 28 hombres. Luego hice las categorías europea e inglesa.

¿Cuál ha sido el mayor tropiezo que ha encontrado dentro de la pista?

Noté algo cuando venía de Estados Unidos: la gente es menos mala, entre comillas,  no te cierran. En Europa son totalmente opuestos,  son más agresivos y entonces o te vuelves agresivo o te comen. La verdad siempre me ha gustado ser muy limpia, dejar el espacio a los demás porque todos estamos peleando por una posición  pero tuve que aprender a ser agresiva porque te cierran, inclusive te llevan al pasto, y yo aprendí a ser lo mismo, y además a los hombres no les gusta que una mujer los pase. Pero ya hay un respeto, ya te conocen porque a la gente no le cabe en la cabeza que sea una mujer

¿Qué es la velocidad para usted?

La velocidad para mi es adrenalina pura.

¿En qué nivel cree que está ahora?

Es un privilegio poder estar haciendo F-3. Por ejemplo, contra mi corren 30 pilotos  a ese nivel. Luego creo que hay un escalón más,  antes de la F-1, es estar a un nivel bastante alto.

¿Cómo es la preparación física?

Nunca me imaginé que para manejar un carro de carreras tuviera que hacer todo lo que estoy haciendo. Me ha tocado trabajar mucho los brazos, piernas, espalda, hombros, es muy exigente. Entreno seis días a la semana, más o menos dos horas y media,  tres  de gimnasia haciendo pesas, ganando fuerza en la parte del tronco y luego hago tres días de cardiovascular,  hago hasta 100 kilómetros en bicicleta.

¿Describa un poco su habitación?

Están mis trofeos, tengo las paredes llenas de fotos. Por ejemplo, tengo una de la carrera de las estrellas en Cartagena con Juan Pablo Montoya entregándome el trofeo.

¿Qué elementos guarda?

Tengo cinco cascos, un poco más de 14 overoles, 35 pares de guantes y como 12 pares de botas.

Los carros son ajustados a las medidas de los pilotos, ¿cuáles son las suyas?

Te hacen  un asiento en poliuretano que tiene un líquido que empieza a crecer, a moldearte todo el cuerpo, las piernas, los brazos…yo soy bastante bajita, mido 1.63 y peso 60 kilos

¿Cuáles son los pilotos que admira o son su ejemplo a seguir?

Fernando Alonso y Juan Pablo Montoya.

¿Qué virtud destacaría de cada uno de ellos?

De Fernando Alonso que  es muy inteligente, está en el momento justo. De Juan Pablo el talento natural que tiene, va al límite del  carro, es arriesgado.

¿Le gustaría competir con ellos?

Me encantaría competir con ellos, porque siempre me gusta competir con los mejores para saber dónde estoy.

Finalmente, ¿cuál es su mayor virtud como deportista y como mujer?

Como deportista no me doy por vencida; como mujer me encanta salir y manejar.

Acerca German Matamoros G.

German Matamoros G.
Periodista con más de 25 años de trayectoria en importantes medios de comunicación como El Siglo (Nuevo Siglo), Revista Semana, Revista Cromos y la cadena radial Todelar, medios en los cuales desempeñó funciones como redactor, editor, coordinador y jefe de redacción en diversas áreas como información general, distrital, política y judiciales; coordinador de temas y portadas de cultura y espectáculos. Es actual director de Comunicaciones Internacionales GM y jefe de prensa de reconocidos artistas nacionales.