Simposio Colombia Marzo

A varias conclusiones se llegó en la reunión de Simposio Colombia, -realizado el 21 de marzo-, después de un largo conversatorio, en el que participaron una veintena de asistentes que analizaron ampliamente las elecciones del pasado 11 de marzo y lo que queda de ellas para el futuro de lo que será la elección presidencial.  En esta reunión se reúnen tanto analistas de filiación de izquierda como de derecha, académicos, políticos, exministros, ex-fiscales, concejales, militares en retiro, empresarios y algunos diplomáticos que amablemente nos acompañan.

Conclusiones:

-Demasiado complicado elegir legisladores debido a la dificultad para el manejo de los tarjetones. Urge cambiar el sistema arcaico de elecciones en Colombia por el voto electrónico. Está demostrando  que los espacios democráticos cada vez se amplían más. Si no se cambia el sistema, los sectores más castigados serán aquellos apartados donde el nivel académico de los electores es bajo.

-Es posible, y es lo más seguro, que la visita del presidente de Estados Unidos tenga un corte eminentemente político. Ya hubo acercamientos privados con el dirigente del Centro Democrático. Para nadie es un secreto que La Casa  Blanca puede intervenir en una elección presidencial como la de Colombia.

– Sin duda, las elecciones regionales, las de Cámara de Representantes, se están narcotizando de manera evidente. No se explica cómo salen elegidos candidatos, totalmente desconocidos, sin ningún trabajado político. Tal es el caso de zonas como la ciudad del puerto,(Buenaventura?) por citar un ejemplo de manera especifica.

-Peñalosa, el alcalde de Bogotá, hace parte de una fuerza tripartita electora involuntaria: sus acérrimos enemigos los petristas lo atacan sin compasión y sus declaraciones poco lo favorecen. Con esto Peñalosa, es el mejor jefe de campaña de Petro y Petro a su vez, por el miedo que representa, es el mejor jefe de campaña de  Iván Duque, por que en la medida que Petro  se vuelve una amenaza seria, la extrema derecha se agrupa  entorno al candidato del Centro Democrático.

-Carlos Caicedo es una revelación nueva y refrescante para una izquierda que necesita renovación. Su aparición en el espectro político, con algo más de 500mil votos, es bienvenida.

-Puede que no haya segunda vuelta electoral. Lo que de alguna manera resultaría bueno para el país en costos y en tiempo de acomodación post electoral. Pero, si como se puede prever, Iván Duque no gana en la primera vuelta, puede tener complicaciones serias para la segunda por aquello de las alianzas políticas.

– Positivo resultó la reacción del electorado frente a las Farc. Su debut en la democracia no pudo ser más dramático, con una gruesa financiación del Estado a este grupo, no reembolsable, tal como sucede con los otros partidos. La votación obtenida deslegitima por completo la presencia de las diez curules que en razón de la negociación de paz le fueron entregadas en El Congreso.

-Si de algo adolece esta campaña, es la falta de propuestas para el país por parte de los candidatos. No hay una sola propuesta seria sobre  problemas como salud, infraestructura, reforma a la justicia y otros más que están pendientes y requieren atención urgente por parte del nuevo gobierno.

-Con respecto al proceso de paz, y a la paz misma, los avances son muy significativos. Son estas las elecciones las más pacificas que se han tenido en los últimos 50 años.

-No hay duda de que existe una gran crisis en el Partido Liberal, a tal punto, que pareciera como si su candidato Humberto De la Calle, se limitara solamente a estar en el tarjetón y a decir miren ustedes a ver que hacen. Otro tanto ocurre con El Partido de la U, donde la crisis no es fácil de ocultar. En este puente se puede decir que las adhesiones están por venir

Sin duda se abre un panorama interesante para el país, donde se empiezan anotar cambios leves muy favorables.

Acerca Ver Bien Magazín

Ver Bien Magazín
Somos un magazin quincenal con noticias variadas y positivas, que nos ayuden a conseguir un mejor entorno, a ver la vida de manera más positiva, y a construir un mejor mañana. Trabajamos con respeto, independencia y capacidad crítica, sin filiación religiosa ni política. Sin distingos de clase social ni raza. Nuestros únicos credos son: la vida sana, un futuro mejor para nuestros hijos y generar conciencia colectiva con este país, hermoso, llamado Colombia.