Seamos aportantes… y no solo … usufructúantes.

Hugo Artunduaga Salas.

Con el acontecer diario de nuestro devenir político y en los desvelos, propios de la “cuarta” edad, viene a nuestra imaginación, un sinnúmero de interrogantes: cómo poder dar de sí, un granito de arena, para tener un entorno amable, propositivo, emprendedor, que transforme este querido y bello, pero maltrecho país, en un territorio de buen vivir.

Hemos adquirido la mala costumbre, de ser negativos y críticos ácidos, del accionar gubernamental, en las diferentes escalas: municipal, provincial, departamental y nacional. Todo se entorna malo, por el solo priorito o propósito de criticar.

La pregunta del desprevenido transeúnte:

Todo lo que ocurre en nuestro territorio está plagado de; corruptos, analfabetos, ignorantes, mala gente?? Que clase de seres humanos habitan

No, amigo lector, los colombianos, en su inmensa mayoría, son gente bien, decente, estudiosa, trabajadora, con deseo de superación, pero con una gran falencia; fácilmente influenciable e inmediatista, para el accionar del menor esfuerzo.

Este gran defecto, es el que tenemos que erradicar de base, y como?

Fácil, uniéndonos los positivistas, en un frente común, para poner en marcha propuestas y programas, que nos lleven a realizar los sueños, de un mejor estar, para las presentes y futuras generaciones.

El gobierno que se inicia el próximo 7 de agosto, en asocio con el parlamento renovado, que se instaló el pasado 20 de julio, tienen esa gran misión, que de seguro, liderarán mancomunadamente y con la colaboración de la mayoría de colombianos; es la apostólica tarea.!

El mapa político, se torna interesante y novedoso; pues el tener un significativo número de ex guerrilla, con una trayectoria de más de medio siglo en la insurgencia, integrando el poder legislativo, con voz y voto, es de por sí, un gran aporte, para el inicio del devenir republicano. Además estamos estrenando, el “ estatuto de la oposición “, un instrumento especial, que ojalá sea utilizado, por los que se declaren como tales, en vigilantes y críticos fundamentados, con soportes sólidos, que le sirvan al ejecutivo, para tomar los correctivos que sea menester, en el esperado, buen desempeño.

Con esta novedad, seríamos un ejemplo, para el mundo!!.

PD.

Para recordar:

Es peor cometer una injusticia que padecerla, porque quien la comete se convierte en injusto y quien la padece no.

Sócrates

 

Las personas que tienen poco que hacer, son por lo común muy habladoras; cuando más se piensa y obra, menos se habla.

Montesquieu

 

Engullimos de un sorbo la mentira que nos adula y bebemos gota a gota la verdad que nos amarga.

Denis Diderot

 

Me gustan los amigos que tienen pensamientos independientes, porque suelen hacerte ver los problemas desde todos los ángulos.

Nelson Mándela

Acerca Hugo Artunduaga

Hugo Artunduaga
A esta edad no hay hoja de vida, solo queda un recordatorio.