¡¡Salud Hugo Artunduaga, señor y amigo!!

VER BIEN MAGAZÍN está de luto. Uno de nuestros más fieles amigos y columnistas, Hugo Artunduaga Salas, murió el pasado jueves santo en la Clínica Santa Fe. Era Hugo un hombre que entendía lo que es ser conservador en las ideas y en la práctica. Cultivó este sentimiento y esta ideología como pocos, quizá como ninguno, y vivió a partir de ellos. Sabía citar las frases y gracejos de los grandes líderes políticos, tanto conservadores como liberales de memoria, con precisión y gracia, agregando siempre el preámbulo del mismo. Buen señor, gran amigo, buen gourmet, pero, sobre todo, buen tomador de wisky y excelente conversador. Anfitrión insuperable. Compartir con Hugo, en sus espacios, era recibir la bienvenida y la confianza de alguien que lo hacía sentir como en el sillón propio de su casa. Siempre supo escoger a sus amigos siendo exigente en esta selección, lo que no le impidió ser anfitrión de al menos medio país.

 La política era su pasión y vivió, como dicen ahora, siete, veinticuatro a la semana, en función de ella.  Generoso en su criterio, pero duro, preciso y justo en sus conceptos. Escuchaba a todo el mundo sin importar quien fuera: rico o pobre, blanco, negro u oscuro, y lo hacía con respeto para rebatir o aplaudir los argumentos expuestos con contundencia y claridad. Sincero como un golpe de martillo.  No le gustaban los clavos mal puestos ni las guazas flojas por eso andaba con esta herramienta, más una llave universal en el bolsillo, para meterle la mano a lo desajustado. Era como un ave elegante, pero migratoria en los restaurantes, y se los paseó casi todos, siendo un cliente de gran bienvenida siempre. Después de sus amigos, serán estos, los siguientes en extrañarlo.

 “No hay que ser rico, hay que vivir rico”, era su frase de cabecera y así vivió en el mundo terrenal y así seguirá viviendo en el eterno Olimpo, donde habrá de encontrarse con amigos que tuvo y lo quisieron: el expresidente Ospina Pérez y su esposa Bertha Hernández; Rafael Azuero Manchola, Álvaro Gómez Hurtado, Misael Pastrana Borrero, Alfonso López Michelsen, Antonio José Caballero y muchos otros que estarán felices de volver a sentarse a manteles con Hugo.

Mientras tanto, nosotros, lo seguiremos extrañando, porque grande no es quien ocupa un gran espacio, es quien deja un gran vacío…adios Hugo. (Por: Gilberto Castillo-Director-VBM).

Acerca Gilberto Castillo

Gilberto Castillo