Profesor Pekerman, manos a la obra

Por: Rufino Acosta Rodriguez
(paraver.co)
pekerman
Se acabó un año malo para la selección mayor del fútbol colombiano. Una magra cosecha de puntos y bajo nivel de juego marcaron la pauta. Hubo varios factores que pesaron para desmejorar el rendimiento del equipo, desde errores de tipo técnico hasta el desbalance de jugadores claves. Se sufrió en la Copa América, y el comienzo de la eliminatoria apenas dejó 4 de 12 puntos posibles. Resulta imprescindible, por lo tanto, agarrar el toro por los cachos y encarar el 2016 con la mayor determinación y sin pérdida de tiempo.

Creo que el cuerpo técnico encabezado por el profesor José Pekerman ya tendría que estar elaborando planes para un pronto y efectivo desarrollo. Las eliminatorias seguirán en marzo, y es preciso que Colombia vuelva a encontrar su ritmo ganador. También habrá que pensar en la Copa América del Centenario, que se jugará en los Estados Unidos, entre el 3 y el 26 de junio.

Toca, entonces, poner manos a la obra, con decisión y tino. Los anunciados microciclos no deben tardar. Será la oportunidad de ver cómo andan los potenciales candidatos del medio nacional, y establecer si reunen suficientes condiciones para llegar a la escuadra superior.

Una buena parte de la opinión estima que en el país podría encontrarse algo de la cuota necesaria para darle nuevo aire al plantel. Por ello existe el interés en que se cumplan los procesos de entrenamiento por fuera de las fechas FIFA. Es una expectativa y al mismo tiempo una ilusión. Casi un tiro al aire.

Poco nos atrae la idea de dar nombres. Pensamos que esa es una tarea propia del entrenador. Sin embargo, cabría decir, como en la canción de Escalona, que todo el mundo sabe quiénes pueden ser.

Se supone que hay seguimiento sobre los jugadores que actúan en el exterior. Es bien sabido que no todos pasan por buen momento. Algunos no han podido volver a las canchas, casos de Falcao García, Camilo Zúñiga y Abel Aguilar, y otros apenas alternan minutos sin poderse consolidar.

La mirada debe estar atenta no solo sobre Europa, donde se encuentra la mayoría de los opcionados. También hay que orientarla hacia México, que hoy aglutina a cerca de 30 valores criollos, casi todos con posibilidades para entrar en las convocatorias.

Hacia la eliminatoria

Para el comienzo está el desafío de Colombia ante Bolivia en los casi 4.000 metros del estadio Siles Suazo de La Paz, el 24 de marzo. Como recuerdo subyace el triunfo de 2-1 en la ruta hacia Brasil 2014, que marca un punto alto de referencia. Fue cuando  Falcao saltó desde el banco para anotar el gol decisivo.

colombia-boliviaBolivia no ha cambiado mucho si se le compara con su equipo de aquella ocasión. Colombia, por el contrario, no es la misma ni por nómina ni por rendimiento. Habrá que ver si se mantiene la tendencia.

La idea es que se produzca un viraje radical. El conjunto nacional tendría que mostrar otra cara y empezar a mover la registradora. Una victoria en la altiplanicie le vendría de primera para los propósitos de repunte.

Después de Bolivia, Colombia regresará a Barranquilla para recibir al invicto y embalado combinado de Ecuador. Una especie de prueba reina para saber dónde estamos y qué podemos esperar en esta eliminatoria rumbo a Rusia 2018.

Ecuador, bajo la dirección del argentino-boliviano Gustavo Quinteros, aprovechó la Copa América en Chile para darle forma al onceno y reafirmar conceptos de orden táctico. Tiene un grupo maduro que mezcla bien experiencia con juventud y calidad. Ha logrado edificar una base sólida que le permite jugar a la ofensiva sin dejar resquicios atrás.

Sellar la doble tanda de marzo con una cosecha plena alcanzaría para devolverle a Colombia no solo la opción numérica sino la confianza que hoy tiene embolatada.

La Copa Centenario

En la mitad de la eliminatoria se cruzará el compromiso de la Copa América del Centenario en canchas estadounidenses. Todavía parece temprano para saber cuál será el equipo que tendrá Colombia en ese torneo. Podría ser el mismo de la competencia premundialista, uno mixto  o uno de ensayo.

copacentenarioLa Copa tendrá lugar entre el  3 y el 26 de junio en diez sedes, con participación de 16 seleccionados, diez de la Conmebol y seis de la Concacaf.  Por su carácter conmemorativo, le abre paso a la integración continental. Nunca antes se ha realizado un torneo de estas características. Jamás se había pasado de doce competidores.

En su última reunión oficial, la agobiada Conmebol, responsable del campeonato, dispuso otorgar cabezas de serie a los representativos de Estados Unidos (grupo A), Brasil (B). México (C) y Argentina (D).

El sorteo posterior se encargará de completar las series con los seleccionados de Bolivia, Colombia, Ecuador, Chile, Paraguay, Venezuela, Perú y Uruguay, además de Jamaica, Costa Rica y los ganadores de los encuentros Panamá-Cuba y Trinidad y Tobago-Haití.

En el estadio Rommel Fernández de la capital itsmeña se jugarán el 8 de enero los dos partidos de reclasificación por la parte centroamericana.

Panamá, dirigido por el colombiano Hernán Darío Gómez, es ampliamente favorito ante la escuadra isleña. Trinidad y Tobago  prevalece en las apuestas frente a los haitianos.

De clasificar Panamá, Colombia tendría tres técnicos en la Copa: Jorge Luis Pinto (Honduras), Juan Carlos Osorio (México) y Hernán Darío Gómez.

Acerca Rufino Acosta

Rufino Acosta
Periodista y abogado. Se inició en el programa Deporte al Día, de La Voz de Santa Marta, en 1960. Trabajó con El Informador de la capital del Magdalena entre 1961 y 1964. Fue corresponsal de El Espectador en 1964 y desde 1965 hizo parte de la redacción deportiva en Bogotá, hasta su retiro en 1998. Estudió Derecho en el Externado de Colombia (1965-1969). Afiliado al CPB y Acord Bogotá.