Oleoducto sobre ruedas

Cuando, en el gobierno de César Gaviria se planificó y se dispuso la construcción de la “autopista Bogotá-Villavicencio”, o carretera al Llano, los estudios recomendaron que fuera de doble calzada y así se programó. Pero como suele ocurrir en nuestro medio, de la noche a la mañana, la plata se esfumó, hubo centenares de demandas, de esas que duplican los costos y un genio resolvió cortar por lo más delgado y convirtió el proyecto en una sola calzada.

Tal vez los más entusiasmados con este proyecto, el ex ministro Juan Gómez y el ex presidente Ernesto Samper, soñaron con ir a Villavicencio, desde Bogotá, en 90 minutos. Pero esa meta nunca se ha logrado, primero, porque la carretera nunca ha estado en optimas condiciones, siempre hay un derrumbe o un trancón, y segundo, porque la doble calzada se quedó en veremos. Y para completar, la aparición de grandes yacimientos de petróleo en el Llano, congestiona la carretera, con más de dos mil tracto mulas que diariamente se desplazan para llevar el combustible hacia el centro y norte del país.

Entre tanto los llaneros se revisten de paciencia frente a esta catástrofe diaria y se van acostumbrando a cubrir esa distancia en 5 horas, cuando tienen fortuna, o hasta diez y más cuando hay derrumbes, accidentes u otros fenómenos.

El oleoducto se quedó pequeño, pues no alcanzará para transportar la producción de crudo actual y mucho menos la que se avecina. Y la doble calzada, sigue en sueños de nuestros planificadores. El túnel de “Buena Vista”, tampoco fue construido con las especificaciones técnicas requeridas. Según lo afirmado por la Senadora Maritza Martínez, que al parecer se ha convertido en la única voz cantante sobre estas materias, al túnel le faltó la ventilación necesaria para un tráfico de esas magnitudes. Otra pifia del ex Ariel Gallego.

Los llaneros tendrán que seguir soportando esta tragedia por mucho tiempo, porque de doble calzada, “nanai cucas”. Lo único que marcha como un relojito en esa vía, es el peaje, el más caro del país. El oleoducto sobre ruedas, continuará por siempre.

BLANCO: El proyecto de Reforma Tributaria, que por primera vez lleva el propósito de disminuir la brecha entre pobres y ricos. ¡Buena esa Mauricio!

NEGRO: La dificultad para registrar los celulares, como lo ordena la ley. La red está bloqueada, por lo menos la de Comcel.

gabrielortiz10@hotmail.com

Acerca Gabriel Ortiz

Gabriel Ortiz