No le exijamos tanto al alcalde Petro

Finalmente al alcalde Gustavo Petro no se le debe exigir tanto.  No resulta fácil que construya los mil jardines infantiles que prometió durante su campaña porque casi que tendría que hacer uno por día y eso es imposible; tampoco que en ese tiempo  saque a Bogotá, de manera total, del hueco y del atraso en que la dejaron sus  dos antecesores, porque eso también es imposible. Lo que si se le debe pedir es que siga la línea que siempre ha mantenido, la de denunciar la corrupción y a partir de esa política, desate una guerra total contra los contratistas corruptos que se devoran sin contemplación las finanzas de la ciudad. Ese sería un gran punto para el alcalde, sin dejar de lado el sentar las bases para una adecuada política de contratación. Lo segundo que hay que pedirle,  es que sin desfallecer, siga adelante con la política de prohibición del uso de armas. Es este un buen punto de partida para darles seguridad a los bogotanos. Que reegule los espectáculos sanguinarios como la corrida de toros, a donde muchas señoras van orondas y encopetadas, únicamente para lucir sus pintas de tarde sol y arena, porque ni siquiera saben que es un tercio o una suerte de varas. De ahí para  allá, más que exigirle soluciones milagrosas hay que pedirle que  tome las cosas con calma y tenga puntería con sus decisiones, pues cualquiera de ellas, tomada a la ligera,  puede resultar fatal para una ciudad  que está a punto de sufrir un colapso total.

¡Ah!, y que no se olvide de algunos huequitos de la calle que ya se volvieron cráteres.

Acerca Ver Bien Magazín

Ver Bien Magazín
Somos un magazin quincenal con noticias variadas y positivas, que nos ayuden a conseguir un mejor entorno, a ver la vida de manera más positiva, y a construir un mejor mañana. Trabajamos con respeto, independencia y capacidad crítica, sin filiación religiosa ni política. Sin distingos de clase social ni raza. Nuestros únicos credos son: la vida sana, un futuro mejor para nuestros hijos y generar conciencia colectiva con este país, hermoso, llamado Colombia.