Natalie Gulbis

Tiene control absoluto de cuerpo y mente, pues es una gran  jugadora de golf  y la gran atracción de los tornos femeninos.  Empezó a jugar a los cuatro años. A los siete ya había ganado su primer torneo y a los diez rompió el par de la cancha.  A los catorce ´participó en  el primer evento gira LPGA como amateur. Como se graduó cuando tenía diez y seis años, aceptó una beca  de gol de la Universidad de Arizona y participó en  los campeones nacionales del año  2000, donde fue compañera de la mexicana  Lorena Ochoa, que en su momento llegó a ser  calificada como la número uno del mundo. Aunque  solamente ganó su primer torneo en la sexta temporada, antes de eso, en el 2005,  llegó a ser sexta, en la lista de ganancias de la LPGA, con más de un millón de dólares, y durante los siguientes cuatro años se mantuvo en el topo 10 de la  categoría.

Es considerada el símbolo sexual  de la LPGA y por esta razón se publicó un  calendario con su figura donde aparece no solo jugando golf sino también en traje de baño y en poses sensuales.  Esto la llevó a tener algunos inconvenientes pues La United States Golf Association (USGA) prohibió la venta del mismo en sus  eventos  por considerarlo poco apropiado. Ha hecho apariciones en televisión no solo como modelo sino también como comentarista y actriz y su cuenta bancaria sube como la espuma pues tiene acuerdos de patrocinio con empresas como: RSM McGladrey, TaylorMade Golf, Adidas, Canon, Ultra Michelob, SkyCaddie, MasterCard, Winn Grips Golf, Las Vegas Resort y EA Sports, además a aparecido  como actriz  en la segunda temporada de series como  Celebrity Apprentice . Bien sea en el campo de juego, en las pasarelas o en la televisión, su futuro está bien a$$$egurado.

Acerca Ver Bien Magazín

Ver Bien Magazín
Somos un magazin quincenal con noticias variadas y positivas, que nos ayuden a conseguir un mejor entorno, a ver la vida de manera más positiva, y a construir un mejor mañana. Trabajamos con respeto, independencia y capacidad crítica, sin filiación religiosa ni política. Sin distingos de clase social ni raza. Nuestros únicos credos son: la vida sana, un futuro mejor para nuestros hijos y generar conciencia colectiva con este país, hermoso, llamado Colombia.