Mundialisimas

Por: Rufino Acosta Rodríguez

¿Qué pasa con Jackson?  De nuevo se agitan las aguas de las contrataciones de jugadores colombianos por parte del fútbol europeo.  El centrocampista Alex Mejía figura en los planes del Udinese de Italia, club que siempre ha mostrado preferencia  por los valores nacionales. El Getafe de España acaba de confirmar la llegada de Fredy Hinestroza, otro mediocampista,  en calidad de cedido y con opción de compra. Viene de La Equidad. Se dice que el Inter de Milán habría ofrecido 4.5 millones de euros (más de 6 millones de dólares) por el juvenil defensa Eder Álvarez Balanta, quien se destaca en River Plate de Argentina. Por último, está pendiente el posible traspaso de James Rodríguez del Mónaco al Real Madrid, por una suma que oscilaría entre los 60 y los 75 millones de euros.  Mientras tanto nada se sabe en concreto sobre el futuro de Jackson Martínez, el goleador chocoano, de buen desempeño en el Mundial.  Hay diversas  versiones que lo situarían en Inglaterra o en España, pero por el momento lo único cierto es que debe reintegrarse a las filas del Porto de Portugal. Creo que el tiempo pasa y juega en contra de Jackson en sus propósitos no solo de mejorar el contrato sino de incursionar en una de las grandes ligas del viejo continente.

No se olvida. Los alemanes gozan hoy pero hace 60 años también pasaron momentos de angustia en el Mundial de Suiza 1954, cuando cayeron 8-3 ante Hungría. La diferencia es que después tomaron desquite 3-2  sobre el mismo país, en la final que les dio su primera corona. En Suecia 1958 también les dieron duro. Francia se impuso 6-3 en el juego por el tercer puesto, con 4 anotaciones del histórico Just Fontaine.

No hay mal que… Si uno se pone a ver con cierto sentido del humor la goleada de Alemania, podría decir que no hay mal que por bien no venga. Ahora en Brasil pocos hablarán del golpe uruguayo del Maracanazo, que viene sonando desde 1950. El Mineirazo lo desplaza. Algo es algo.

Cosas del futbol. Nunca me ha gustado hacer leña del árbol caído. De modo que mal podría alegrarme por lo que le pasó a Brasil. En realidad me parece una tragedia ver a un país con tanta historia y riqueza futbolísticas sucumbir de esta manera tan humillante. Pero entiendo también al hincha colombiano que todavía se lamenta por la eliminación y el perjuicio arbitral. Son las cosas del fútbol.

Viejos tiempos. Del  Brasil de 1970, ni hablar. Pelé y su corte. De aquel de 1982 en España, gratos recuerdos, a pesar de la eliminación ante Italia. Zico, Falcao, Sócrates, Dinamita, Junior, Dirceu, Eder. Todavía se hablan bellezas de su juego. Este de 2014 pasa a la historia de la ignominia.

Cambio de planes. Me imaginó que los entristecidos torcedores de Brasil optarán por irse de paseo o volver a las playas, en lugar de asistir al estadio para verlo el sábado 12 en juego por el tercer puesto. Los planes para viajar a Río se fueron a pique. Adiós Maracaná.

Humor negro. Alemania el más goleador, con 17, y Brasil el de la peor defensa con 11 en contra. Una barbaridad. Ah…y el humor negro que nunca falta y ya circula por las redes: Neymar está agradecido  con Camilo Zúñiga porque lo libró de sufrir tamaña vergüenza.

¿Argentina o Alemania?.  Creo que hay varias tendencias para la final del domingo. La de los pro argentinos que los acompañan sin reservas; la del espíritu de cuerpo, el latinoamericano, que se sitúa al lado de Argentina por factores continentales; la de los amigos del fútbol, que que se van con el estilo que más les agrada, la de los pro europeos; y, por último, la de los germanófilos a ultranza. Como simple observador en esta batalla, espero que resulte un buen juego y que se imponga el fútbol que me gusta. Ah…y espero que sea en los 90 minutos y no por tiros desde los 12 pasos. ¿Con cuál tendencia te identificas?

Espectadores en Brasil 2014. A 53.017 por juego ascendió el promedio de espectadores en el Mundial de Brasil 2014. Cuando solo faltan los encuentros por el tercer puesto y la final, el acumulado va en 3.287.107, de acuerdo con los datos de FIFA. Se espera que supere los 3.400.000 asistentes, apenas unos 200.000 por debajo de Estados Unidos 1994 que figura con la máxima concurrencia histórica.

 James en apuros. El alemán Thomas Müller (5) y argentino Lionel Messi (4) tendrán el domingo su última oportunidad para desbancar al colombiano James Rodríguez en la lucha por el botín o bota de oro del Mundial 2014. Ya se sabe que si hay empate a 6 goles, Müller sería el ganador por tener más asistencias, el primer medio para romper la igualdad, según precisa la FIFA. El germano suma 3 contra 2 de James. De manera que habría que esperar que la defensa de Argentina lo neutralice. En cuanto al juego por el tercer puesto, no parece haber peligro con Arjen Robben (3) y Robin Van Persie (3)…a menos que se repita lo del Mineirao.

Acerca Rufino Acosta

Rufino Acosta
Periodista y abogado. Se inició en el programa Deporte al Día, de La Voz de Santa Marta, en 1960. Trabajó con El Informador de la capital del Magdalena entre 1961 y 1964. Fue corresponsal de El Espectador en 1964 y desde 1965 hizo parte de la redacción deportiva en Bogotá, hasta su retiro en 1998. Estudió Derecho en el Externado de Colombia (1965-1969). Afiliado al CPB y Acord Bogotá.