¡Monedas al aire para los comodines!

Por: Antonio Andraus  Burgos

Los Mellizos de Minnesota contra los Yanquis de Nueva York por el cupo de la Liga Americana.- Los Rockies de Colorado frente a los Cascabeles de Arizona por la visa de la Liga Nacional.

Se tuvo que esperar hasta las últimas 72 horas de la temporada regular, para conocer, en definitiva, a los rivales por los cupos de los comodines del béisbol de las Grandes Ligas.

Mientras los Dodgers de Los Ángeles, Indios de Cleveland y los Astros de Houston compilaban más de 100 victorias en la campaña, otras novenas, como los Gigantes de San Francisco, ¡quien lo creyera!, en la Liga Nacional, y los Atléticos de Oakland, en la Liga Americana, quedaban arrinconados con la peor marca en ganados y perdidos de la temporada.

Los Dodgers, los Indios y los Astros partieron, desde el inicio de las acciones de este 2017, con el favoritismo de los expertos, y durante la prolongada campaña, con algunos altibajos, como es normal en esta clase de eventos, tuvieron que superar muchos contratiempos para llegar a donde llegaron.

Pero ahora estamos en otra cosa. Ya estamos en la fase de los dos partidos de ‘’vida o muerte’’ para conocer al cuarto participante de cada una de las dos ligas para la postemporada, esa fase en donde todo lo que se ha hecho queda en cero y los ganados y perdidos no se cuentan, a partir de ahora, para conquistar la Serie Mundial.

Buenas alternativas

Digamos que en la Liga Americana los Mellizos de Minnesota hicieron una espléndida campaña, superando a clubes como los Reales de Kansas City con una sensacional final del calendario regular; los Rayas de Tampa, con cuya semblanza la novena se perfiló por muchos días como digno contrincante por el Comodín; y los Angelinos de California, que se mantuvieron en la lucha hasta la última semana de la contienda, con caras de pocos amigos; amén de los Orioles de Baltimore, Vigilantes de Texas y los Marineros de Seattle, que pese a contar con buenos pronósticos, no encontraron el camino despejado para ir a la fase final.

Pero los Yanquis de Nueva York, con un grupo de peloteros novatos apoyados por varios veteranos, dieron muestras que el béisbol tiene muchas aristas y que todo es válido, cuando tus jugadores saben y valoran lo que pueden hacer cuando están sobre los diamantes de juego.

Y por los lados de la Liga Nacional, nadie puede desconocer el susto que metieron los Cerveceros de Milwaukee hasta el último out del pasado sábado de su partido numero 161, y la espectacular recuperación sobre la raya final, de los Cardenales de San Luis, novena que siempre conservó los lineamientos para estar en el grupo de los grandes, pero que finalmente no alcanzó.

Los Rockies de Colorado, con un juego de mucha valía especialmente haciéndose respetar con el uso de los bates, y los Cascabeles de Arizona, cuya consistencia serpentinera los llevó a esta jornada del ‘’todo o nada’’ del Comodín, fueron valiosos rivales durante la agotadora jornada de la pelota organizada.

En ambos circuitos se pudo apreciar que el béisbol de la Gran Carpa viene cambiando a pasos agigantados, y que cualquier punto de apoyo que se tenga, puede ser decisivo a la hora de compilar ganados y perdidos, y esas buenas alternativas, se vieron reflejadas sobre los diamantes.

En la Americana

Los Indios de Cleveland, los Astros de Houston y los Medias Rojas de Boston, empiezan a trabajar para afrontar la postemporada a partir de las Series Divisionales que se disputarán desde el próximo jueves 5 de octubre.

Los Medias Rojas visitan a los Astros, en Houston, para los dos primeros compromisos de los cinco de la serie. Y los Indios quedan a la espera de conocer el nombre de su contrincante, cuando concluya el partido del Comodín entre los Mellizos frente a los Yanquis, en el ‘’Yankee Stadium’’. El triunfador del desafío de ‘’infarto’’ saldrá directamente para Cleveland para la iniciación de la Serie Divisional contra la tribu de Terry Francona.

Pero por ahora, hay que señalar que los Yanquis son favoritos para imponerse a los Mellizos en este juego del ‘’todo o nada’’. Eso es sobre el papel, porque sobre el terreno, ¿quien da como seguro ganador a los ‘’Mulos de Bronx’’ contra los ‘’Gemelos’’?

La pequeña ventaja que le otorgan los entendidos a los Yanquis sobre los Mellizos, es porque en conjunto, batearon más que sus rivales, 262 frente a 260 en promedio; su rotación fue más profunda que la de sus opositores, marcando 3.72 de efectividad frente a 4.59; los Yanquis sacaron 241 pelotas del estadio, contra 206; los relevistas de los ‘’Mulos’’ obtuvieron 3.35 de efectividad ante los 4.46 de los ‘’Gemelos’’, y así por el estilo. Pero ojo: los Yanquis ganaron en 4 de los 6 desafíos de la temporada regular, 3 de esas victorias, una detrás de otra.

Bueno, desde luego, Aaron Judge hace una gran diferencia en cualquier novena, con sus impresionantes batazos, más de medio centenar de ‘’bambinazos’’ en el año de novato; los dominicanos Gary Sánchez y Starlin Castro; Didi Gregorius, Todd Frazier, y de vez en cuando, Brett Gardner, Aaron Hicks, Chase Headley y Jacoby Ellsbury, hacen parte de ese club que quiere llegar a la postemporada.

Joe Girardi decidió que su lanzador para este juego de ‘’vida o muerte’’ lo será el dominicano derecho Luis Severino, cuya actuación este año ha sido sencillamente sensacional. Severino tiene tarjeta de 14 triunfos y 6 derrotas, con 2.98 de efectividad, y pese a sus 23 años, sobre el montículo se muestra como todo un veterano.

Los Mellizos tienen en Joe Mauer, Miguel Sanó, el dominicano que vuelve tras una ausencia por lesión y su compatriota, Jorge Polanco; los venezolanos Eduardo Escobar y Ehire Adrianza, Max Kepler y Brian Dozier, los elementos necesarios para obtener el pasaporte para la postemporada.

El también dominicano y derecho, Ervin Santana, ha sido escogido por el estratega de los Mellizos, el inmortal Paul Molitor, para hacerse cargo de la lomita de los sustos, en este crucial juego. Santana que es un veterano de 13 campañas en Grandes Ligas a sus 34 años, tiene una actuación este año con 16 triunfos y 8 reveses, y 3.28 carreras limpias por juego.

La moneda está en el aire… escojan…

En la Nacional

En la Liga Nacional, la cosa es a otro precio, porque los Rockies no respetan a nadie por encopetado que sea su rival desde la loma de los sustos, pero el trabajo de los abridores de los Cascabeles puede ser el ‘’dolor de cabeza’’ para los de Colorado.

Charlie Blackmon, Nolan Arenado, el dominicano Raimel Tapia, DJ LeMahiue, los venezolanos Carlos González y Gerardo Parra e Ian Desmond, para apenas citar a los que siempre dan lidia a la ofensiva, tendrán que buscar las maneras de descifrar las serpentinas de sus lanzadores rivales en tan crucial compromiso.

Pero es que los Cascabeles no se quedan atrás. El venezolano David Peralta, el dominicano Ketel Marte, el formidable Paul Goldschmidt, el refuerzo de mitad de año, J.D. Martínez, A.J. Pollock, Daniel Descalzo, en fin, tienen el poderío necesario para hacer de las suyas en cualquier momento de parpadeo del lanzador rival.

Los Rockies cuentan con bateo general en la campaña de 273 contra 254 de los Cascabeles; pero los de Arizona los aventaja en cuadrangulares con 217 contra 192; los abridores de los Cascabeles señalaron 3.68 carreras limpias por juego contra 4.54 de los Rockies; los relevistas de los Cascabeles fueron más dominantes al contabilizar 3.82 en carreras limpias contra 4.38 de los de Colorado.

El veterano y crédito derecho Zach Greinke será el abridor por los Cascabales, mientras que Jon Gray lo hará por los Rockies, partido que se efectuará este miércoles 4 de octubre en el parque de pelota de Arizona.

Greinke tiene registro este año de 17 victorias contra 7 derrotas, y efectividad de 3.20 con una experiencia de 14 años en las Grandes Ligas y 33 años.

El derecho Gray muestra una tarjeta con 10 ganados y 4 perdidos, 3.67 carreras limpias por juego, debutó en agosto del 2015 y tiene apenas 25 años.

Otra moneda que se lanza al aire… escojan ustedes, amigos lectores…

Si la lógica en el béisbol tuviese algún resquicio de realidad, los Yanquis y los Cascabeles, por todo lo que han hecho este año y por los planteles con los que cuentan, deben dar el paso hacia la postemporada, ganando el crucial juego del comodín. Los Yanquis este martes en Nueva York y los Cascabeles este miércoles venidero en Arizona.

Pero nadie puede olvidar, como siempre lo dijo el inmortal Yogi Berra, ‘’el juego se acaba cuando se acaba…’’, es decir, hay que jugar los partidos y ganarlos una vez se concluya el último out de la última entrada.

Todo lo demás son especulaciones, y como en el resto de los deportes, las especulaciones también son válidas cuando se trata de hacer análisis sobre el papel pero no sobre lo que puede ocurrir sobre los diamantes beisboleros, en donde cualquier cosa que suceda, hace parte del juego.

¡Nos vemos en la postemporada!

 

Acerca Antonio Andraus

Antonio Andraus