Banner
Eres el juez de tus propios actos y el árbitro de tu propio destino.

Martha C. Gómez DVM. PhD La colombiana que clonó el primer gato salvaje en el mundo

“Todavía me impresiona lo que la tecnología logra hacer”, dice con la sencillez que la caracteriza, la Doctora Martha C Gomez DVM. PhD, nacida en Pereira, y considerada una verdadera autoridad mundial en clonación, a quien en su importante carrera investigativa en el “Centro Audubon para la Investigación de Especies en Peligro de Extinción”, ni el Huracán Katrina logró hacerla rendirse.
Ella ya tiene ya un sitial en la historia científica mundial, luego de clonar al primer felino en el mundo, un gato salvaje llamado “Ditteaux”, (copia, en francés), y de convertirse en líder de clonación de gatos salvajes, con adelantos y logros consecutivos después de su primera gran creación.
Martha Gómez ha enfocado sus investigaciones en la utilización del gato doméstico como modelo para el estudio de enfermedades humanas, como la fibrosis cística. Con su equipo científico se dedica a dos áreas de investigación: 1. la producción de células madres derivadas de embriones de gato doméstico y, 2. a la producción de gatos clonados transgénicos que lleven en su DNA un gen humano. Según el periódico inglés Daily Telegraph, “Ella busca salvar hoy a otras especies de felinos salvajes en peligro de extinción, como las de gatos de patas negras, gatos del desierto y gatos pescadores, entre otros.

Tras el nacimiento del primer gato clonado transgénico, se visualizó un gen suyo bajo una lámpara que emite un onda de luz especial, lo cual permite observar la fluorescencia verde, demostrándose con este paso que, tanto los embriones como los gatos clonados expresan el gen transferido.
Adicionalmente a su brillante tarea científica, la Doctora Martha Gómez continúa con el entrenamiento de estudiantes de doctorado y post-doctorado, entre los cuales hay varios Colombianos. Los objetivos de sus investigaciones, se centran en el desarrollo de la inyección intracitoplásmica de la esperma -ICSI-, y de las técnicas nucleares somáticas de la transferencia -reproducción- en el gato doméstico, y los gatos salvajes, en peligro de extinción. La clonación es muy importante en la carrera contra la extinción de animales que no podrían reproducirse en otra forma natural, salvando sus genes.

Una carrera desconocida en Colombia

Su número de publicaciones científicas sigue creciendo y continua viajando en su proceso investigativo y para participar como conferencista y asistente a importantes forros y encuentros que enriquecen y refrescan sus ideas.
Aunque en Colombia casi nadie sabe de la Doctora Gómez, ella es famosa internacionalmente, después de lograr la clonación y nacimiento de los primeros gatos salvajes africanos (“African Wildcat), en el mundo; suceso originado en el “Audobon Nature Institute”, de Nueva Orleans, antes de la devastación y de la gigantesca inundación causada por el huracán Katrina, el mayor desastre natural en la historia de los Estados Unidos.
Este huracán que tocó tierra en la costa de Luisiana, el 29 de agosto de 2005 inundando y devastando a la ciudad de Nueva Orleans, causando daños materiales por 75 mil millones de dólares, y dejando 1.836 personas muertas, también afectó de manera grave al “Audobon Nature Institute, de Nueva Orleans, obligando a la destacada científica colombiana a hacer un alto en el camino de sus valiosas investigaciones, pero que una vez superada la tragedia, la devolvió al servicio de la ciencia, con grandes éxitos. El Instituto se dedica al estudio de la biología reproductiva y el comportamiento y desarrollar métodos innovadores para fomentar la reproducción de las especies y para aumentar los conocimientos básicos y mejorar la gestión y la conservación genética de especies animales raras.
Los grandes adelantos logrados por XXX han sido a través de embriones de gatos madurados y fertilizados in vitro. Estableció el programa de clonación de gatos salvajes, utilizando la técnica de clonación inter-especie y un banco de germoplasma, el cual contiene células de más de 10 especies de felinos salvajes que están en vía de extinción.
Su exitosa iniciativa científica fue el paso definitivo para salvar una especie animal africana que estaba en peligro de extinción. La noticia recorrió el mundo en Agosto de 2004 con gran despliegue, pues aunque antes se habían clonado ovejas, caballos y vacas, nadie lo había hecho con animales salvajes. Sin embargo este extraordinario adelanto no ha sido el único aporte a la ciencia hecho por esta destacadísima científica colombiana. Ella tiene muchas realizaciones que la han posicionado internacionalmente como una eminencia. Durante su postdoctorado en el Audubon Institute, de Nueva Orleáns, aplicó la técnica que había utilizado durante su doctorado, la “Inyección espermática intracitoplasmática” (ICSI), en el gato doméstico como modelo para la preservación de felinos en vía de extinción.
Utilizando esta técnica, produjo los primeros nacimientos de gatos domésticos con óvulos madurados en el laboratorio in vitro y los primeros nacimientos de gatos domésticos, después de optimizar la técnica de congelación de embriones con óvulos madurados in vitro. Posteriormente, en el año 2001, viajó a Australia a entrenarse en las técnicas de clonación que se habían desarrollado en ovejas, con el objeto de aplicarlas en un área que siempre había estudiado, la de los felinos, convirtiéndose en líder mundial del tema. Después vino su paso más importante ya mencionado.
Después del nacimiento del primer gato salvaje Africano (African wildcat), la científica colombiana sigue en la tarea de producir hembras clonadas de la misma especie, para demostrar que estos animales serán fértiles y podrán reproducirse naturalmente. Tales resultados, confirmarían la viabilidad de la tecnología para la preservación de especies en vía de extinción, o por lo menos para la preservación de felinos salvajes amenazados ó en vía de extinción.
El Katrina conspiró contra ella y contra sus gatos

Siguiendo en esta dirección, ella logró dar vida a cinco hembras clonadas, dos de las cuales apareó al llegar a la pubertad (unos 10 meses), con “Ditteaux”, el primer macho que había clonado. Las dos gatas salvajes quedaron preñadas y de ellas obtuvo el nacimiento de ocho nuevos gatos salvajes Africanos. Tanto los animales clonados como sus hijos están vivos y saludables.
Desafortunadamente después del “Huracán Katrina”, la gran mayoría de estos animales debieron ser enviados a diferentes zoológicos de los Estados Unidos debido a que en su centro de investigación de New Orleans, afrontaron serias dificultades para mantenerlos: El Katrina conspiró contra sus gatos.
Después de muchas diligencias, trámites y papeleos, la doctora Gómez y su equipo científico lograron que les devolvieran algunos de los felinos clonados y sus hijos, pudiendo con ello continuar con sus análisis de longevidad.
Según algunos estudios con que analizaron el “DNA mitocondrial” del gato doméstico y también del gato salvaje africano, la Doctora Gómez y sus colegas establecieron que el gato doméstico evolucionó a partir del gato salvaje Africano, y por lo tanto, ambas especies son muy cercanas filogenéticamente.
Lo anterior les llevó a plantearse la idea tener que demostrar que la tecnología del clonaje se podía aplicarse exitosamente en otros gatos salvajes que no fueran filogenéticamente tan cercanos al gato doméstico, pero que todavía compartieran el género “Felis”.
En tales condiciones, la científica Colombia y sus compañeros de investigación escogieron al “sand cat”, (“Felis Margarita”), como la especie a clonar. Este gato salvaje que es uno de los felinos más pequeños, resultó el ideal para le procedimiento. Este animal vive en el norte del Africa y de la península Arábica, al oeste del mar Caspio.
Como la Doctora Martha y su equipo no tenían ningún “sand cat”, contactaron al zoológico de Birgmingham, (ciudad, en West Midlands, Inglaterra), donde accedieron a enviarles muestra de piel de dos de sus especímenes machos. Una vez lograda este importante gestión, nuestra destacada científica y su grupo de investigación, incursionaron con decididamente en la difícil pero satisfactoria tarea de producir un “sand cat”, clonado.
Tras largos años de investigación, lograron producir catorce “sand cats”; pero ninguno pudo sobrepasar los dos meses de vida. Las principales causas de muerte de los clones se debieron a problemas durante la lactancia, como el de aspiración de leche, que generaron infecciones respiratorias, y a la vez, problemas asociados a la reprogramación epigenética de las células donantes.
En la actualidad la importante científica colombiana, ha logrado tratando de mejorar las condiciones de reprogramación nuclear y ha logrado obtener con éxito, “sand cats” clonados sanos.
La Doctora Martha C. Gómez DVM. PhD, que es valorada como una de las científicas más destacadas de América, nació en Pereira, estudió veterinaria en la Universidad de la Salle de Bogotá, es PhD de la Facultad de Medicina Veterinaria de la Universidad de Sydney, Australia; hizo su Post-Doctorado del Departamento de Ciencia Animal, Ag Center de la Louisiana State University, de New Orleáns, de la que hoy es Miembro Asociado y profesora asistente de Investigación. También se desempeña como científico de planta del Audubon Nature Center for Research of Endangered Species. Fue Profesora Asociada del Instituto de Genética de la Universidad Nacional de Colombia; investigadora del South Australian Research and Development Institute; asesora del programa Nacional de Ciencia y Tecnología Agropecuaria; de embrióloga del programa Nacional de Ciencia y tecnología de Colombia.
La científica risaraldense ha entrenado estudiantes en diversos proyectos de investigación; sus trabajos y estudios han sido publicadas en capítulos completos de varios libros de clonación; y en revistas especializadas, de arbitraje internacional. Ella dedica gran parte de su tiempo a dictar conferencias en muchos congresos internacionales.
“Apoyo incondicional de mi esposo y de mis hijos”

Su éxito internacional es fruto de la dedicación, el trabajo en grupo y sobretodo, de la pasión que le tiene a su trabajo. Ella hace énfasis en que todo lo que ha conquistado, “no lo hubiera logrado sin el apoyo incondicional de mi esposo y la comprensión de mis hijos”.
Cuando la Doctora Gómez viajó a Australia, lo hizo con su esposo y sus dos hijos, porque para ella, lo primero es su familia que la ha acompañado, ayudado, entusiasmado y estimulado y con la que vive en Nueva Orleans. Por otra parte, insiste que las cosas han salido bien porque el equipo que orienta, ha trabajado como una unidad, con entusiasmo, de dilación y entrega.
Ella resume así su actividad científica: “Nuestro equipo utiliza el gato doméstico como modelo base para la tecnología reproductiva en la conservación de gatos salvajes, profundizando en los mecanismos celulares y moleculares que regulan la célula que reprograman después de la transferencia nuclear.
La doctora Gómez desarrolla muchas otras investigaciones sobre la clonación de animales, marcadas todas en su agenda como, “inmediatos, medianos y largos plazos”. Por ejemplo, sobre “hendidura, desarrollo y capacidad de los embriones de las ovejas fertilizados por la inyección intracitoplásmica de la esperma, y la fertilización in vitro”.
Por todo lo anterior y a pesar de aquí, en su país, no es conocida su brillante carrera, Martha C. Gómez seguirá siendo noticia internacional por hoy aún insospechados logros científicos, y afortunadamente, objeto de informes periodísticos y científicos positivos, para bien de Colombia y de su imagen.
Share

0 comentarios

No hay comentarios por el momento...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *