Los primeros periódicos

Los primeros periódicos políticos a manera de panfletos  aparecieron en 1822. Sus impresores para causar el impacto deseado, le colocaron nombres muy pintorescos: El Verdadero Defensor de Colombia. El Verdadero Censor de Colombia. Lo mejor, ó lo más curioso, es que estaban escritos en un lenguaje muy chabacano. Posteriormente aparecieron: El Patriota dirigido por  el general  Francisco de Paula Santander y los Toros de Fucha por Antonio Nariño. Con ellos se lanzaban improperios de uno y de otro lado.

Presidente Tomas Cipriano de Mosquera

,,,,,,

Al presidente Tomas Cipriano de Mosquera lo apodaban Mascachocas, por un  permanente movimiento de su mandíbula inferior y su dificultad para hablar, todo por un disparo que lo alcanzó en la cara durante una batalla  en 1824, lo que obligó  a practicarle una cirugía para colocarle media mandíbula de platino.

nnnnnnnnnnnnnn

General Gustavo Rojas Pinilla

Otro apodo famoso, entre los presidentes de Colombia, fue el de Gurropin, y correspondía al General Gustavo Rojas Pinilla, la doble r fue un asignada para hacerlo más sonoro.  A Rojas  lo llegaron a tildar de dictador y la historia dice que subió al poder, en 1953, mediante un golpe militar, pero golpe fue lo que menos hubo en ese 13 de junio de 1953. Gobernó hasta 1957 cuando fue derrocado por un paro cívico y  debió entregarle el poder a  una junta militar. Es el abuelo de los políticos Samuel Moreno Rojas, ex alcalde de Bogotá y de Iván Moreno Rojas, acusados de ser los cerebros del carrusel de la Contratación, uno de los mayores actos de corrupción en  Bogotá.

Carlos Lleras Restrepo

Un siguiente apodo famoso entre nuestros mandatarios fue el de Remache, correspondía al ex presidente liberal Carlos Lleras Restrepo,  y lo  llamaban así por ser de baja estatura y por su carácter recio. Fue el último presidente del llamado Frente Nacional y gobernó entre 1966 y 1970.

Acerca Ver Bien Magazín

Ver Bien Magazín
Somos un magazin quincenal con noticias variadas y positivas, que nos ayuden a conseguir un mejor entorno, a ver la vida de manera más positiva, y a construir un mejor mañana. Trabajamos con respeto, independencia y capacidad crítica, sin filiación religiosa ni política. Sin distingos de clase social ni raza. Nuestros únicos credos son: la vida sana, un futuro mejor para nuestros hijos y generar conciencia colectiva con este país, hermoso, llamado Colombia.