¡Los cambios para la recta final!

Los movimientos de las novenas para adquirir peloteros con miras a la fase final de la temporada, agitaron la bolsa en todas las posiciones.

(Imagen: Deportes Inc-VBM).

¿Qué necesitaban los Medias Rojas? ¿Los Rayas, en dónde tenían que reforzarse? ¿Los Dodgers, que buscaban en el mercado? ¿Hasta dónde los Medias Blancas tenían necesidades para la fase final de la temporada? ¿Y los Astros, los Yanquis, los Padres, los Bravos, los Filis, dónde debían fortalecerse?

Surgen muchas inquietudes alrededor de los movimientos que se dan en las novenas de las Grandes Ligas cuando llegan los días finales del mes de julio de cada año, con excepción del 2020, cuando se jugó la atípica temporada en donde nada extraño ocurrió en la bolsa de peloteros.

Ciertamente, los clubes que no forman parte del grupo de posibles ganadores, empiezan a ceder jugadores valiosos pensando en adquirir, a cambio, piezas que en el futuro puedan serles útiles a la divisa, camino a la reestructuración de cada novena que se hace pensando en dos o tres años más sólidos para el futuro.

Finalmente la pregunta que todos se hacen es ¿quiénes ganaron con sus nuevas adquisiciones, y quienes, pese a los refuerzos, no alcanzarán la postemporada? Difícil saberlo en estos momentos, pero por lo menos, las nuevas figuras pueden servir como atracciones en sus respectivas nuevas sedes de competencia, porque la mayoría de ellos, están camino a llegar a la agencia libre, y de esas actuaciones, depende, en gran parte, su futuro contractual con equipos aspirantes a sus servicios.

De todo un poco

Algunas novenas para equilibrar sus plantillas, tenían que moverse hacia la obtención de refuerzos en las partes aparentemente más débiles, manejando con bastante prudencia esas transacciones que les permitieran consolidar el inmediato futuro, pero a la vez, no perder la base para lo que significa las temporadas venideras, bien con su “propia cosecha de la finca”, producto de las divisiones menores, bien para hacerse a jugadores que perduren con el equipo un poco más allá de la fase final de esta campaña que entró en su recta final.

Mirando de reojo lo que hubo en la Liga Nacional, por ejemplo, digamos que los Dodgers de Los Ángeles con las piezas que obtuvieron, su “engranaje” para defender la Corona de Otoño que tiene en estos momentos, está destinado a conservarla “a capa y espada” el título frente a cualquier contrincante, tanto de su propio circuito como de la Liga Americana.

Trea Turner (Imagen: Insider Voice-VBM).

Un brazo derecho como el de Max Scherzer, valioso por donde se le mire, con una vasta experiencia desde la lomita de los sustos, era codiciado por cualquiera novena del mundo de la Gran Carpa, por lo que su llegada a la rotación enaltece la profundidad y calidad del grupo de los “Esquivadores” abridores, sumando también al guarda-bases Trea Turner, que puede resultar importante cuando menos se espere, en la complicada ruta del final de campaña.

Los Gigantes de San Francisco sumaron a un pelotero de valía, como lo es Kris Bryant, herramienta de valor porque es bueno de verdad con el uso del madero sobre sus hombros, y porque además, se desempeña con fluidez en varias posiciones sobre el terreno de juego, pensando en que lo bueno está por venir; mientras que los Padres de San Diego consiguieron los servicios del relevista Daniel Hudson, quizás la parte más endeble de la divisa, para intentar asegurar partidos en la parte final de los compromisos, contando con un taponero de quilates como lo es Mark Melancon, que ha rendido como nunca antes con los ‘Frailes’.

Los Bravos de Atlanta consiguieron al toletero cubano, Jorge Soler, para enderezar su ofensiva, que no es que haya disminuido en esta temporada, sino que para pensar en grande, un bate más de largo metraje, nunca sobra; mientras que los Mets de Nueva York agregaron al boricua Javier Báez, bueno de verdad con su manilla y con el bate, para que haga una sensacional combinación entre la segunda base y el campo-corto, con su compatriota Francisco Lindor, quien ciertamente no ha tenido una temporada como las que todos esperaban, tanto directivos, como técnicos, y desde luego, como de los aficionados de la zona de Queens.

Pero no olviden a los Filis de Filadelfia, que sobre la marcha obtuvieron al venezolano Freddy Galvis, un bateador ambidiestro y de buena disposición ofensiva, novena que puede terciar con muy buenos fundamentos en el Este de la Nacional.

Y los Cerveceros de Milwaukee se movieron para fortalecer su cuerpo de relevistas, con la adquisición de Daniel Norris y John Axford, para luego sumar al veterano venezolano Eduardo Escobar, un hombre versátil en el campo de juego y de destacada y reconocida capacidad con el bate, intentando que la ofensiva sea contundente en los momentos apremiantes de los juegos, pues ya contaban con Willy Adames, el dominicano que desde cuando llegó al banco de su nueva divisa, ha mostrado lo mejor de lo mejor, en materia beisbolera, tanto a la defensiva como a la ofensiva.

Kris Bryant (Imagen: Marca Claro USA-VBM).

Pero otros equipos del Viejo Circuito, como en el caso de los Marlins de Miami, en los movimientos realizados, dejan la sensación de haber hecho lo correcto para ceder algunas piezas de importancia pero obtienen otras que encajan en lo que está planteado para el resto del camino de la novena, sin estar pensando, por el momento, en la postemporada de este año. Eso llegará pero seguramente será en un par de años.

Ese fue el caso de la salida del destacado bateador dominicano, Starling Marte, para los Atléticos de Oakland recibiendo, entre otras cosas, al lanzador zurdo peruano Jesús Luzardo, que puede dar buenos frutos para la rotación de los ‘Peces’ en procura de mejorar en la fase final de la campaña.

En la Americana

Los primeros pasos lo dieron los Rayas de Tampa, consiguiendo los servicios del bateador de largo metraje, el dominicano Nelson Cruz, quien será básicamente su bateador designado, y de Jordan Luplow, otro buen alfil, en momentos que se trepan al primer lugar de la división Este de la liga.

Kyle Schwarber (Imagen: On Tap Sports-VBM).

Los Medias Rojas de Boston, que acaban de perder la cima de ese circuito, recurrieron a los servicios ofensivos del destacado Kyle Schwarber, agregando también a los relevistas, el zurdo Austin Davis y al derecho dominicano, Hansel Robles, para balancear su cuerpo de lanzadores para el cierre de los juegos.

Por la interesante lucha del Este de la Americana, los Yanquis de Nueva York encontraron para la nómina a dos zurdos que deben mejorar su alineación, como lo son Anthony Rizzo, para la primera base, y Joey Gallo, para los jardines, tanto con el uso del madero como por la calidad de sus manillas. Pero desde luego, hay que advertirlo, los ‘Mulos’ pueden sumar a todos los que quieran pero si la novena no despierta con el uso del bate, sus posibilidades para llegar a la postemporada lentamente se pueden ir desvaneciendo con el paso de los días.

Pero los Azulejos de Toronto no se quedaron atrás, capturando los servicios del derecho boricua José Berríos, un brazo que puede darle muy buenos dividendos y fortalecer la rotación, cuya eficacia es importante ahora más que nunca, especialmente cuando el equipo a vuelto a ocupar su ‘hogar’ como equipo de casa, en la ciudad canadiense que representa.

El taponero derecho Craig Kimbrel llega a los Medias Blancas de Chicago, abonando el campo para una tarea de grandes decisiones para la fase final de la campaña, sumando también al venezolano César Hernández, hombre de categoría, sin duda alguna, para mirar con optimismo sus posibilidades de ganar el Centro de la Americana, en donde, por el momento, son líderes pero cuyo trofeo todavía no está asegurado.

José Berríos (Imagen: Twinkie Town-VBM).

El dominicano Rafael Montero, Kendal Graveman y Phil Maton, todos lanzadores derechos, arriban para apoyar el grupo de los relevistas de los Astros de Houston, en un intento claro de mantener su optimismo y esperanza de volver a la Serie Mundial, y de borrar aquella controvertida imagen del ‘robo de señales’, ahora bajo la conducción de un experimentado estratega, como lo es Dusty Baker, que ha manejado como piezas de ajedrez, a todos los integrantes de la novena, para que se pueda dar la vuelta a la página y olvidar para siempre la sensación de ‘novena tramposa’.

Citamos aquí a lo que consideramos, de manera subjetiva, pudo ser lo más importante en los cambios y recambios de las novenas del mejor béisbol del mundo, para afrontar lo que se llama la recta final de la temporada, pensando cada novena en sus posibilidades para llegar a la postemporada.

Claro, de aquí hasta el 30 de septiembre, cuando concluya el calendario regular de los juegos de la campaña, el camino es largo, complicado y en muchos casos, peligroso, porque un eventual ‘bache’ a la ofensiva de cualquier equipo y la pérdida por lesión de piezas fundamentales y titulares, pueden llevar al traste las aspiraciones de los que, por ahora, están encaminados a ganar sus circuitos y clasificar a la ronda de los grandes, incluyendo la captura de la tarjeta del comodín, que diariamente tendrá nuevos aspirantes y cuya definición podría conocerse en la última fecha de los dos circuitos de la Gran Carpa.

Acerca Antonio Andraus

Antonio Andraus