Las chuzadas y el petardo

El país está absorto ante la avalancha de versiones sobre los personajes víctimas de las intersecciones de las líneas telefónicas ordenadas por funcionarios del régimen anterior. Para decir verdad, en el mundo, los organismos de seguridad e inteligencia están diseñados para indagar el quehacer diario de los dirigentes contradictores o enemigos del gobierno, pero sin lugar a dudas en esta ocasión se excedieron y además tocaron ámbitos vedados para este tipo de indagación. No es válido pensar que hacer seguimiento de la vida privada de magistrados y políticos no afectos al régimen y que por el solo hecho de disentir, áulicos de! jefe de Estado ordenen esta clase de seguimientos e infiltraciones. Pero las chuzadas pasarán a segundo plano cuando salga a la luz pública el contenido de las grabaciones, de las charlas telefónicas pues, estamos ciertos, estallará una verdadera bomba, ya que dicen en los mentideros políticos que son charlas escalofriantes de personajes que nunca imaginamos en el diario vivir haciendo intrigas a favor y en contra de protagonistas del sector público y privado.

En el entre tanto, se aumentan los huéspedes en La Picota acusados de protagonizar alianzas casi satánicas para lograr macros resultados electorales. Veremos córno se desenvolverá el ovillo y hasta dónde llega. Parece que la presidencia del Congreso está poseída de algún maleficio por los últimos seis senadores que han ocupado esa ‘dignidad’’, que están detenidos o con líos judiciales que no presagian nada bueno. Ojo doctor Benedetti.

De otra parte, la llegada del ex vice Francisco Santos a dirigir un noticiero radial se ha convertido en un verdadero ‘petardo’, pues no ha sido del mejor recibo el estilo que le quiere imponer y los radio-escuchas están ansiosos de conocer lo anunciado en las tan publicitarias y molestas cuñas que anuncian en todos los medios (radio, tv., prensa): el gran ‘reality’. No más suspenso doctor Pachito: cuéntenos cómo fueron sus ‘chuzadas’. Parece que quieren convertirlo en la vedette del periodismo radial: ojalá no sea un fiasco de los que usted nos tiene acostumbrados. ¿Será que nos toca mirar hacia atrás , corriendo el albur de convertirnos en estatuas de sal como la leyenda bíblica?

PD:

•    ¿Qué pasará con varios tramos de la obra vial, tan publicitada por el anterior ministro Andrés Ariel, Bogotá – Tunja – Sogamoso, prometida en entrar al servicio antes del 7 de agosto pasado? Pues no hay señas de empalmar a los ya construidos y, como vamos, en los ocho años que ya se presagian del gobierno Santos, ¿logrará inaugurarla? Señor ministro Cardona: usted que es un hombre serio, ¿por qué no informa al país el verdadero estado de las obras tanto viales como de puertos aéreos y fluviales contratados antes del 7 de agoto del presente año? Pues nos hablan de la doble calzada a Villavicencio y para decir verdad, si no tenemos ni una medianamente transitable, no vemos dónde estará la segunda.

•    Presidente Santos, conocemos de su interés para lograr la liberación de los hermanos secuestrados. A pesar de su deseo de acertar, todo no lo puede hacer usted: ¿por qué no delegar en alguien que pueda destrabar este nudo gordiano?

•    El país amaneció jubiloso con la buena noticia de la muerte del más sanguinario miembro de las FARC, alias el Mono Jojoy. Estamos viviendo el momento más deseado, pues fue mucho el dolor y pena que nos produjo este hombre que desde muy tempana edad se vinculó al grupo insurgente. Bien por nuestras Fuerzas Militares y de Policía.

Acerca Hugo Artunduaga

Hugo Artunduaga
A esta edad no hay hoja de vida, solo queda un recordatorio.