¡Kershaw se salió con las suyas!

Por: Antonio Andraus Burgos

Clayton Kershaw, el zurdo de oro de los Dodgers de Los Ángeles

Clayton Kershaw, el zurdo de oro de los Dodgers de Los Ángeles

El zurdo de oro de los Dodgers de Los Ángeles, se acaba de convertir en el pelotero mejor pagado en la historia del béisbol de las Grandes Ligas.-

Dicen que los ceros a la izquierda no valen nada… y eso es más que cierto, pero a la derecha, entre más se escriban, mayor es la cuantía.

Cuando Alex Rodríguez firmó aquel millonario contrato con los Yanquis de Nueva York, por una cifra que nadie esperaba, de 275 millones de dólares por un contrato a 10 años, para un salario de 27.500 dólares anuales, el mundo del deporte se revolucionó.

Muchos creyeron que esa cifra, sin duda alguna, no iba a ser superada de la noche a la mañana, el mismo que volvía añicos aquel que muchos antes, había obtenido Dave Winfield, de 3 millones de dólares anuales, cuando firmó con los Yanquis de Nueva York, por allá en los comienzos de los años 80, para la época, una suma sencillamente fabulosa, pero que la diferencia entre uno y otro vínculo laboral, escandalizaba, por decir lo menos, las estructuras del deporte profesional en el mundo y en especial, las del béisbol.

Sin embargo, cuando Alex no ha terminado ese contrato de 10 años con los Yanquis, Clayton Kershaw, el zurdo de oro de los Dodgers de Los Ángeles, se convierte ahora en el amo y señor del mejor contrato que haya firmado, hasta el momento, un pelotero en las Grandes Ligas, en una instancia en que su brazo equivocado representa para su novena, lo más valioso para esperar por lo menos disputar una Serie Mundial, después de conquistar el título de la Liga Nacional, que bien podría ser este año, si su plantilla de jugadores se mantiene en salud y sin mayores complicaciones físicos, dentro del desarrollo de la temporada regular.

Kershaw se empinó en lo más alto y negoció su permanencia con los Dodgers para los próximos siete años, con un contrato nada más y nada menos, que por 215 millones, para promediar anualmente en la nómina de pago, la suma de US$30.714.286, superando con creces los US$27.500 de Alex Rodríguez.

Cuando se dio a conocer el convenio, en principio hubo cierta incredulidad, dado a que si bien es cierto que Clayton es la fortaleza principal del cuerpo de lanzadores en la rotación de abridores de los Dodgers, nunca expresó públicamente serias  ambiciones económicas, pero también es cierto que se pensaba, entre los críticos y seguidores muy cercanos a la novena, que las negociaciones estarían alrededor de los los 25 millones de dólares mensuales, cifra económica considerada excelente, y quizás, por qué no, millonaria.

Pero Clayton y su equipo de apoderados, se salieron con las suyas, pues con esa concertación laboral, le permite pensar con mucha solidez, que hará en su futuro inmediato, habida cuenta que cuando se de por terminado el convenio que acaba de suscribir, él apenas contará con 32 años de edad, y desde luego, podrá aspirar a otro multimillonario contrato, dado que si sus condiciones de salud lo permiten, tendrá por lo menos la posibilidad obtener otro vínculo laboral por otros cinco o siete años más, dependiendo de las capacidades que ofrezca su brazo y sus condiciones reales de salud, que de no sufrir muchos contratiempos, debe estar modelado por la experiencia y mejor dominio desde la loma de los sustos.

Siempre hay riesgos

No se puede ocultar, de ninguna manera, que en esta clase de contratos multianuales y por esas considerables sumas de dinero, se corren riesgos, muchos por cierto, tanto para el equipo como para el propio jugador, sin que ello implique que, de salida, se tenga que pensar en que asegurado el dinero, el esfuerzo del pelotero puede venirse bajo, algo que, a nuestra modesta opinión, no tiene validez alguna.

Han traído a colación muchos colegas de la prensa, la radio y la televisión especializada del béisbol en los últimos días, el contrato firmado por Albert Pujols con los Angelinos de California, por 10 años y 240 millones de dólares, pelotero dominicano que hasta el momento, no ha ofrecido los frutos esperados para la novena de Anaheim, porque el astro ha estado asediado por múltiples lesiones, que no le han permitido ofrecer su verdadera capacidad beisbolera con la divisa.

Prince Fielder

Prince Fielder

Eso solo para citar un caso que ha estado de boca en boca, entre los cronistas del béisbol de los Estados Unidos, y seguramente hay otros casos similares, como el que acaba de ocurrir con la transferencia de Prince Fielder, de los Tigres de Detroit a los Vigilantes de Texas, cuando la novena de la metrópolis del automovilismo norteamericano, lo firmó por 214 millones de dólares en contrato a 10 años, para promedio anual salarial de US$21.400, y lo cede recientemente en un movimiento algo inesperado al equipo texano, pensando en que la inversión no fue la más productiva o, por decir lo menos, no ofreció la jugosa cosecha que de él se esperaba, de que con su presencia, se pudiera alcanzar la gloria de conquistar un título de Serie Mundial.

Lo mismo pudiera decirse, pero en otro tono, dado su valor contractual pero en todo caso, con los riesgos naturales de la contratación, de la situación que vienen afrontando los Yanquis de Nueva York con la firma del lanzador derecho dominicano, Michael Pineda, quien desde cuando fue adquirido a los Marineros de Seattle, no ha podido hacer un solo lanzamiento desde montículo para los ‘‘Bombarderos’’ del Bronx. Se cree que este año Pineda pueda entrar a la rotación de los abridores, pero tendrá que demostrar en qué condiciones se encuentra, cuando concluyan los entrenamientos primaverales, dado a que fue sometido a una intervención quirúrgica en su hombro derecho y tiene dos años sin trabajar desde el montículo.

En nuestra modesta opinión personal y a lo mejor poco objetiva, podemos asegurar que Pujols no ha tenido la mejor suerte con el uniforme de los Angelinos, después que era la sensacional figura de los Cardenales de San Luis. Pero de una cosa que si estamos seguros, es que cuando vuelva Albert a contar con sus condiciones físicas habituales, seguramente que otro gallo cantará, dando por descontado que el dominicano es un atleta de tiempo completo, tanto dentro de los diamantes como por fuera de ellos, y que la inversión económica de la novena, dará sus frutos. Desde luego, ojalá sea a partir del presente año, pues los Angelinos están necesitando de su apoyo a grito entero.

La lista de los millonarios

Para los amantes de las estadísticas y de los millonarios contratos en el béisbol de las Grandes Ligas, si nuestras fuentes no están equivocadas, un puñado de más de 10 peloteros, hacen parte de la lista de los convenios laborales con mejores salarios, desde cuando se rompieron las compuertas de la contratación en la agencia libre y el béisbol empezó a ofrecer muy buenos dividendos, en un negocio que congrega cientos de miles de millones de dólares anualmente, tanto en publicidad como por las transmisiones por televisión, hasta el punto que más de uno de los equipos cuenta con transmisiones propias a través de la pantalla chica.

Como decíamos, Kershaw ocupa la casilla de honor, en este momento, de ser el mejor pagado en la historia de las Grandes Ligas, con su contrato de US$30.714.286 anuales con los Dodgers.

NNNNNNNNNNNNN

Luego aparece el hoy controvertido Alex Rodríguez, con los Yanquis de Nueva York, por US$27.500.000 por año de actividad con el uniforme de los’‘Bombarderos’’, quien este año, por la sanción impuesta de 162 partidos por el juez árbitro Fredric Horowitz, luego de la apelación del pelotero por la que le había señalado el Comisionado del Béisbol de las Grandes Ligas de 211 desafíos, no podrá usar el uniforme de la novena.

En la tercera casilla está Justin Verlander, el lanzador derecho de los Tigres de Detroit, al percibir anualmente la suma de US$25.714.286, al firmar su nuevo contrato por espacio de siete años.

NNNNNNN

Detrás y en la cuarta posición, el serpentinero derecho venezolano de los Marineros de Seattle, Félix Hernández, recibiendo US$25.000.000 anualmente, al estampar su rúbrica en un contrato por espacio de siete años.

 

En el quinto peldaño aparece Zack Greinke, lanzador derecho de los Dodgers de Los Ángeles, quien tiene un convenio laboral por seis años, recibiendo anualmente la suma de US$24.500.000.

En la sexta posición aparecen cuatro formidables y titulares jugadores, todos con ingresos anuales de US24.000.000, al firmar a largo plazo con sus respectivas novenas.

En esas condiciones están Albert Pujols, con los Angelinos de California, con 10 años de permanencia con el club; el formidable guardabases, Robinson Cano, con 10 años con los Marineros de Seattle, que empieza en este 2014, luego de quedar en la agencia libre, al no llegar a un acuerdo con los Yanquis; Clif Lee, el lanzador zurdo de los Flilis de Filadelfia, que tiene buen camino recorrido en su contrato de cinco años, y otro lanzador, Cole Hamels, también de los Filis, quien igualmente avanza a buen paso en su contrato de seis años y ese ingreso anual con su equipo.

Terminan la lista de los mejores salarios de los peloteros en las Grandes Ligas, el primera base de los Mellizos de Minnesota, Joe Mauer, con ingresos de US$23.000.000, con contrato de ocho años; y finalmente, con ese mismo salario, el zurdo de los Yanquis de Nueva York, C.C. Sabathia, con una firma contractual de siete años, que está más allá de la mitad del vínculo laboral.

Los salarios en el béisbol de las Grandes Ligas se han elevado en la última década de manera astronómica, y sobre los mismos existen controversias a favor y en contra, pero desde nuestro humilde punto de vista, aquí se trata de la oferta y la demanda, que en algunos ocasiones no dan los resultados esperados, como tantas veces se ha dicho del contrato Alex-Yanquis, y en otros, apenas cumplen con las expectativas que se tenían.

Acerca Antonio Andraus

Antonio Andraus