Ingrid Betancourt, en pocas palabras.

Entrevistasa cuando era parlamentaria y hacia huelgas de hambre y estuvo involucrada en escándalos como la compra de unos fusiles, durante el gobierno de Ernesto Samper

 

¿Qué aprendió de la huelga de hambre?
Que no sólo de pan vive el hombre.
 

¿Comó se conquista a una parlamentaria?
Con muy buenos argumentos.

¿A una mosquetera se le moja la pólvora?
Y también le sale el tiro por la culata, por ejemplo cuando se trata de fusiles Galin.

¿Quién es su D’artagnan?
Aún no sé pero espero conocerlo pronto.

¿Qué sabe de los elefantes?
Que hacen ruido, que se sienten bastante y que a veces se hace necesario frenarlos en seco.

¿Cuántos micos tiene a tiro?
En el juicio al presidente tengo un orangután.

¿A qué le bota corriente?
A desenredar el enredo del 8.000. (proceso que involucró al presidente Samper)

¿Cuál es el virus que más la afecta?
La envidia.

¿Quién la mima?
Mi angelito de la guarda.

¿Alguna vez se ha llegado a sentir fuera de Cámara?
Me he sentido muy en camarada.

¿Dónde siente la conmoción interior?
Tras las huellas del elefante.

Y por último,¿cómo duerme?
Con la conciencia tranquila.

Acerca Gilberto Castillo

Gilberto Castillo