Greenfuel y Palatino lideran campaña para reciclarlo

Hora de reciclar el aceite de cocina que ya usó  

Por: Alexander Velasquez

Mucha gente desconoce que un litro de aceite vegetal usado puede contaminar mil  litros de agua cuando llega a los ríos a través de los desagües. El centro comercial Palatino, al norte de Bogotá, cuenta con un Punto Verde en alianza con la firma Greenfuel para que la gente done este elemento, que luego es llevado a España y convertido en  Biodiésel de segunda generación.  

planta de tratamiento en España donde el aceite vegetal usado es transformado en bioidiesel.

planta de tratamiento en España donde el aceite vegetal usado es transformado en bioidiesel.

En 2014 el centro comercial Palatino y la firma colombiana Greenfuel crearon una alianza para la recolección del aceite vegetal usado.  Desde entonces se ha recogido 5.533 KG con un promedio de recolección mensual de 187 Kg.

Greenfuel es la marca comercial de Transatlantic Greentrade S.A.S y es la única empresa colombiana capaz de garantizar un servicio integral y responsable a la hora de disponer del Aceite Vegetal Usado (UCO) que se genera en los domicilios o en los establecimientos gastronómicos e industriales. Desde la recolección hasta el reciclado del residuo para la producción de energía limpia (Bioenergía 2G o de 2da. Generación), muy efectiva a la hora de reemplazar a los combustibles fósiles sin utilizar cultivos alimenticios, a la vez que ayuda a combatir el calentamiento global al presentar una elevada capacidad de reducción de emisiones de efecto invernadero y de ahorro energético. Las formas más conocidas de bioenergía son: Biocombustibles: Biodiesel, Bioetanol y Biogás o Biomasa.

foto2

“Se recolecta exclusivamente aceite vegetal, éste puede ser de palma, soya, maíz, girasol, algodón, oliva o colza. No importa el nivel de uso que tenga, siempre y cuando no haya sido mezclado con otras sustancias”, afirma   Esteban Benavides, Gerente General de Greenfuel.

El programa de recolección de Greenfuel comenzó  en el 2012, en aquel año se recogieron  22.000 Kg.

El Aceite de Cocina Usado, también conocido como Aceite Vegetal Usado es todo aquel que proviene, en forma continua o discontinua, de aquellos establecimientos que generan o elaboran productos comestibles y que, en su utilización, han sufrido un proceso térmico que ha cambiado las características del producto original.

foto3

Su correcta disposición evita la contaminación de aguas urbanas, consecuencia de su vertido irresponsable e incontrolado en desagües y alcantarillas de los municipios. El desconocimiento o la disposición irresponsable produce efectos nocivos que nos afectan a todos. Los aceites de cocina utilizados en forma reiterada, comienzan a desarrollar radicales libres y acrilamidas que son nocivos para la salud humana. Por eso, los aceites vegetales para la cocción poseen un límite máximo de reutilización.

foto4

Además, un litro de este aceite puede contaminar 1.000 litros de agua. Si llegan a los ríos, se acumulan en la superficie e impiden el paso de la luz solar y del oxígeno, aumentando la mortandad de la flora y la fauna acuática. Su acumulación en desagües cloacales y pluviales facilita la obstrucción de conductos y la proliferación de colonias de roedores e insectos. Su disposición en pozos ciegos produce la impermeabilización de los mismos, obstruyendo la correcta absorción de líquidos. Todo ello sin contar los enormes costos que deben asumir las plantas depuradoras de agua en las ciudades o municipios

 Punto Verde que funciona como centro de acopio en Bogotá.

Punto Verde que funciona como centro de acopio en Bogotá.

En el año 2013 Transatlantic Greentrade S.A.S obtuvo la certificación ISCC (International Sustainability & Carbon Certification), la cual garantiza que tanto la recolección como el procesamiento que realiza Greenfuel de los aceites vegetales usados cumplen con todos los requisitos de sustentabilidad y ahorro de efecto invernadero, de acuerdo con la Directiva de Energías Renovables europeas (EU). De esta forma,  Transatlantic Greentrade S.A.S es la única empresa de recolección de Aceite Vegetal Usado en Colombia que logra obtener la Certificación ISCC.

Dónde llevar su aceite de cocina usado

Las personas que quieran disponer su aceite vegetal usado deben acercarse al Punto Verde ubicado en el centro comercial Palatino, es importante que no lo boten por el desagüe ni lo dejen en la basura, por el terrible impacto ambiental que ello ocasiona.

Greenfuel está sellando alianza para colocar puntos naranjas en doscientos parqueaderos.

foto5

Personal  capacitado realiza  la recolección en cada punto, siguiendo todas las normas ambientales y sanitarias. La responsabilidad se extiende a todos los posibles efectos ocasionados a la salud y al ambiente hasta que el residuo sea gestionado adecuadamente. Más de 20 unidades de transporte realizan la recolección y traslado en forma diaria a los centros de acopio regionales, cubriendo así la mayor parte del territorio colombiano.

El aceite   recolectado es llevado inicialmente a una planta de tratamiento ubicada en el municipio de Soacha Cundinamarca, donde se realiza la limpieza y purificación de los componentes indeseables originados durante su uso. Una vez recibido allí, atraviesa un riguroso muestreo, se realizan los análisis y la verificación de su calidad previos a la descarga y almacenamiento a en tanques especiales. Luego este aceite  ingresa a la planta donde sufre distintos procesos: de bombeo, filtrado, centrifugado, absorción, dosificación y mezcla para finalmente analizarse en el laboratorio y ser almacenado. Después de este proceso es trasladado en cisternas a un centro de almacenamiento en el puerto de Cartagena o al puerto de Santa Marta, donde se acopia para, finalmente, se trasladado  a la planta de transformación ubicada en España, en la región de Extremadura, donde se concluye el proceso de tratamiento y se transforma finalmente en Bioenergía 2G (Bioenergía de 2da. Generación).

Acerca Ver Bien Magazín

Ver Bien Magazín
Somos un magazin quincenal con noticias variadas y positivas, que nos ayuden a conseguir un mejor entorno, a ver la vida de manera más positiva, y a construir un mejor mañana. Trabajamos con respeto, independencia y capacidad crítica, sin filiación religiosa ni política. Sin distingos de clase social ni raza. Nuestros únicos credos son: la vida sana, un futuro mejor para nuestros hijos y generar conciencia colectiva con este país, hermoso, llamado Colombia.