Final de un año atípico, con nuevos propósitos para el 2021

(IMAGEN: VBM)

Estamos terminando este año, cuyo desarrollo no estaba imaginado y mucho menos previsto. Nos deja sufrimientos, pero esencialmente lecciones y una nueva forma de ver y proyectar nuestro futuro. Esencialmente que la nueva forma de comunicación es utilizando la tecnología digital-virtual, y que mientras nos llegue la ansiada vacuna, tendremos que observar los protocolos de bioseguridad.

El 2021 será un año de grandes retos: reactivación económica con nuevos emprendimientos, con estímulo especial para las mujeres y jóvenes, que son los mayores afectados en estos momentos.

Las grandes empresas industriales y comerciales, como mentores del emprendimiento, el gobierno cumpliendo las normas y estímulos ofrecidos en la emergencia; convirtiéndonos todos en un haz de voluntades, para salir adelante, con amor, generosidad y solidaridad.

En el campo se encuentra un laboratorio propicio, para adelantar micro y medianas empresas agrícolas, imprimiéndoles las nuevas tecnologías.

!Después  de la tempestad, viene la calma!

Apostémosle a la juventud, con el soporte de la experiencia.

¡Intención sin acción, es ilusión!

Para recordar:

No debes perder fe en la humanidad. La humanidad es un océano; sí algunas gotas  son sucias, el océano no se vuelve sucio: Mahatma Gandhi.

-Nunca consideres el estudio una obligación, sino una oportunidad para penetrar en el bello y maravilloso mundo del saber: Albert Einstein.

-En cuanto el hombre abandona la envidia, empieza a prepararse para entrar en el camino de la dicha: E. Wallace Stevens.

-Los amigos que tienes y cuya amistad ya has puesto a prueba, engánchalos a tu alma con ganchos de acero: William Shakespeare.

Acerca Hugo Artunduaga

Hugo Artunduaga
A esta edad no hay hoja de vida, solo queda un recordatorio.