Estados Unidos: El mayor productor de marihuana domestica

Un fenómeno sin control

En apariencia esta es una típica casa americana situada en Tennesse. Sin embargo en su interior se procesan cultivos hidropónicos

En apariencia esta es una típica casa americana situada en Tennesse. Sin embargo en su interior se procesan cultivos hidropónicos

La casa que vemos en la fotografía, y que curiosamente nos llegó a través de un correo de internet, nos llevó a investigar una realidad que quizás muy pocos conocemos,  pero que  a partir de ahora nos permitirá formarnos un juicio más preciso de la manera como está evolucionando el problema de los narcóticos en un país como Estados Unidos, que hoy por hoy, es considerado el mayor consumidor de este tipo de drogas en el mundo, pero que con sus propios cultivos ilícitos empieza a autoabastecerse.

No en vano hace algunos años dijo un ex director de la DEA:

“El  día que los carteles colombianos dejen de enviar droga hacia los Estados Unidos, serán los del opio del Medio Oriente quienes abastezcan este mercado, y si somos capaces de cerrarle nuestras fronteras al opio, los ejecutivos de Wall Street, se chuparan la gasolina de sus automóviles”. Dentro de esta apreciación lo que olvidó decir este importante ejecutivo es que de cerrarse la frontera herméticamente para cualquier narcótico, su país sería capaz de abastecerse con  sus propios cultivos  de coca y marihuana, muchos de los cuales serían de origen hidropónico.

Y esto fue exactamente lo que ocurrió. Solamente en el 2007 fueron  descubiertas en los condados de Florida más de 2.000 casas con este tipo de producción, y se incautaron 75.000 plantas, el doble de las  descubiertas y destruidas el año anterior. Para el 2008 la cifra de casas y de plantas es impredecible.

Los parques naturales están invadidos por estos cultivos

Hasta hace unos pocos años, los cultivos de drogas ilícitas eran un problema que únicamente se ubicaba en California, debido a  su clima cálido durante la mayor parte del año; pero hoy, al menos  treinta y siete de los cincuenta estados sufren esta flagelo, sobre todo en sus parques naturales, y  en doce de  ellos la marihuana  es el principal producto agrícola. Así lo revela  el académico John Getman, en un estudio realizado sobre cultivos de marihuana en el 2006.

Con base en el mismo estudio Getman se atreve a afirmar, que en el caso del cannabis, su cultivo se perfila  como el más grande  y rentable de la Unión Americana superando el del maíz y el trigo combinados.

Dice dicho estudio que hay casi 67 millones de plantas  de marihuana sembradas, el 85% de ellas en parques naturales de los  Estados Unidos. El restante 15% en casas y edificios a través de la técnica hidropónica. Dentro de los cálculos económicos realizados se estima  que el costo de los cultivos es del orden de los treinta y cinco mil millones de dólares al año, que equivalen a setenta veces los aportes anuales deWashington para la lucha contra el narcotráfico en Colombia.

Esta cifra se da sin sumarle el enorme deterioro ecológico que se presenta en dichos parques,  el cual resulta tan drástico y nocivo como en Colombia, porque además de la tala de árboles nativos o la quema de flora para adaptar el terreno, están los complejos sistemas de irrigación que representa el direccionar muchas veces las quebradas y ríos, y finalmente, los fertilizantes cuyos residuos envenenan fuentes de agua.

Con respecto al fenómeno de los cultivos en los parques naturales, el capitán Kevin Mayer del servicio forestal de los Estados Unidos, tiene bien claro cuál será en el futuro y la tendencia de los mismos. “Creo que continuarán creciendo y expandiéndose hacia el Este y en el Norte hacia la frontera con el Canadá” y agrega, que es este un fenómeno sin control, precisamente por las enormes ganancias que representa. Razón de sobra  tiene para asegurar lo que dice, pues Mayer es uno de los seis oficiales encargados de vigilar el Bosque Nacional de Sierra,  una reserva natural de más de un millón de hectáreas, que se ubica a mitad de camino entre las ciudades de Los Ángeles y San Francisco, y armado con un fusil automático pasa sus días  recorriendo la reserva en busca de cultivos de marihuana.

Y es que el mayor problema  para la erradicación de estos cultivos  está en que en sus reservas forestales los norteamericanos no utilizan, como en Colombia, la fumigación ya que la consideran altamente dañina para su ecosistema, y por lo tanto todo el proceso se realiza a mano.

Los atentados del 11 de septiembre, grandes promotores de los cultivos

De lo que si podemos estar seguros, tal y como lo señala el diario El País de España, es que los Estados Unidos es el primer productor mundial de marihuana doméstica, y las autoridades están muy preocupadas por la cantidad de  campos o viveros dedicados al cultivo de la hoja.

Dentro de esto, la novedad que se presenta, es que la gran mayoría de los detenidos en los últimos meses por tener en sus casas este tipo de cultivos  son balseros cubanos llegados a la Florida en los últimos tres años o menos. “Muchos vienen con el propósito  de dedicarse  a este negocio y los narcos confían en ellos porque están mucho más preparados y son más imaginativos que los emigrantes de otros países. “Además no tienen problemas con los papeles para permanecer en los Estados Unidos, pues desde que ponen un píe en suelo americano, ya son legales, precisamente por ser balseros”, le declaró al mismo medio uno de los oficiales encargados de combatir el flagelo.

 

Interior de una casa americana con cultivos hidropónicos (marihuana)

Interior de una casa americana con cultivos hidropónicos (marihuana)

Sostienen los estudiosos del tema, que la expansión de todos estos cultivos, tanto naturales como hidropónicos,  se dio “gracias” a los atentados del 11 de septiembre del 2001. Pues en su esfuerzo por prevenir nuevos ataques, las autoridades  reforzaron los controles en sus fronteras sobre todo en la de México y Canadá dando lugar a un gran decomiso de drogas, lo que hizo que los narcos descubrieran que era más estable y menos riesgoso producir marihuana y coca dentro de los  Estados Unidosque importarla de otros países, de manera que se apropiaron de zonas sobre todo remotas donde la presencia estatal es mínima y de esta manera  convirtieron a losEstados Unidos, en un productor de su nociva mercancía. Para apoyarse en este propósito se encontraron a boca de jarro con la mano de obra de una gran cantidad de inmigrantes ilegales que les ha sido muy útil para  realizar los cultivos, cuidarlos, recoger la cosecha, y llevar la droga hacia los mercados.

A partir de lo anterior podemos concluir que los Estados Unidos son una potencia creciente en cultivos ilícitos  y que su papel en la industria global del narcotráfico no se reduce al de simple consumidor, sino que ahora debe aceptar la incómoda posición de ser un gran productor de cultivos ilícitos.

Acerca Ver Bien Magazín

Ver Bien Magazín
Somos un magazin quincenal con noticias variadas y positivas, que nos ayuden a conseguir un mejor entorno, a ver la vida de manera más positiva, y a construir un mejor mañana. Trabajamos con respeto, independencia y capacidad crítica, sin filiación religiosa ni política. Sin distingos de clase social ni raza. Nuestros únicos credos son: la vida sana, un futuro mejor para nuestros hijos y generar conciencia colectiva con este país, hermoso, llamado Colombia.