El alcalde Petro, una contradicción democrática

Gustavo Petro como alcalde y como político es toda una contradicción democrática. Suena raro pero así es. En primer lugar porque revocar su ineficiente mandato como alcalde  por decisión popular, sería como entregarle un bumerán y fortalecerlo en su liderazgo político, pues Petro ha demostrado ser zagas a la hora de poner las circunstancias a su favor a partir de la manipulación. No en vano La Presidencia se ve en ascuas para poner en orden las conclusiones a que llegan el Burgomaestre y el Presidente cuando se reúnen para tratar temas de la ciudad; pues a puerta cerrada hablan una cosa, pero el Alcalde,  al salir de Palacio y tener los micrófonos enfrente, dice otra muy distinta para desorientar a la opinión y favorecer su imagen: el arte de informar para desinformar. Y revocarle el mandato sería un error, porque se haría ver como un perseguido político  y estaría de nuevo en la palestra pública buscando por todos los medios, otras instancias electorales, con mejores aires de triunfo. Lo ideal sería que el Procurador lo destituyera y lo inhabilitara por todos los años necesarios y de esta manera sus aspiraciones quedaran en el punto donde deben quedar.

Pero es irónico que esto ocurriera, y sería injusto con nuestra democracia, porque hay que reconocer, que Petro, siempre ha estado en contra de la corrupción hasta cuando se demuestra lo contrario, y  el País le debe las más importantes denuncias contra este fenómeno. El llamado Carrusel de Bogotá hubiera sido mayor si Petro no lo denuncia. Si no hubiera sido por él, los Moreno Rojas y su caterva de ladrones hubieran acabado fácilmente con el presupuesto de la ciudad y un drama mayor estaríamos viviendo los bogotanos. En pocas palabras, hay que desear  que los colombianos sepamos elegir a nuestros legisladores y nos preocupemos por conocer las características de cada uno para  saber en qué cargos deben estar y donde se desempeñan mejor como funcionarios públicos o como legisladores.

Posdata: gracias señor Procurador por habernos librado de las alharacas  como parlamentaria de Piedad  Córdoba.

Acerca Ver Bien Magazín

Ver Bien Magazín
Somos un magazin quincenal con noticias variadas y positivas, que nos ayuden a conseguir un mejor entorno, a ver la vida de manera más positiva, y a construir un mejor mañana. Trabajamos con respeto, independencia y capacidad crítica, sin filiación religiosa ni política. Sin distingos de clase social ni raza. Nuestros únicos credos son: la vida sana, un futuro mejor para nuestros hijos y generar conciencia colectiva con este país, hermoso, llamado Colombia.