De los llanos q’?

Pareciera que los llaneros no entendieran el diamante en bruto que poseen en sus manos, Leyendo la revista DINERO, aparecen en primera plana, tres de los diez magnates, que están adelantando inversiones de gran calado económico, en la alta llanura oriental.

Las cifras enunciadas son macro, con proyectos de variado orden. La organización Sarmiento Ángulo, el Grupo Santo Domingo, Harold Eder, son los que encabezan la lista, pero da tristeza de patria comarcal la ausencia de gente del Llano. La clase dirigente de esta región, pareciera que están en otro accionar y han abandonado el sentido de pertenencia, para posesionarse de su entorno. No se ve espíritu de asociación, para emprender una gran tarea dé desarrollo. Como es posible que los de otras latitudes hayan puesto sus ojos en la otra media Colombia, con proyectos de gran envergadura e inversión económica.

Los llaneros se parecen en su proceder, a los quehaceres políticos del partido Conservador, se contentan con migajas, olvidando la vocación de poder. No se entiende por qué los dirigentes, tanto políticos, como industriales, ganaderos y agricultores, no estén agitando la organización de la «región Llanera», para hacer valer la inagotable riqueza en todos lo ámbitos especialmente en la minera, hídrica y ambiental.

El Llano, llamada «La dispensa de Colombia» merece mejor suerte. Hay que poner en el itinerario obras como, el ferrocarril del Llano, la Refinería, una vasta de red d oleoductos, un manejo técnico y racional de las cuencas hídricas, pensando en el acueducto regional por gravedad, para dotar de agua potable a Villavicencio, Restrepo, Cumaral y Acacias, aprovechando el cañón de Chirajara. Acelerar la tan mentada, pero nunca vista, autopista al Llano, organizar las vertientes para implementar distritos de riego, darle una verdadera infraestructura al turismo con servicios de calidad, comodidad y eficiencia, crear vida Universitaria y Técnica en el campo minero y de petróleos, establecer una empresa de curtimbres, estimulando la venta de carne en canal, ponerle la cara al Orinoco, Amazonas y Pacifico, para incrementar las exportaciones de nuestra nueva producción. En el campo social^ estamos rezagados en más de medio siglo. Los medianos y pequeños agricultores, carecen de estímulos para mejorar y continuar en el campo. Pareciera, frase de cajón, pero hay carencias en salud, en educación, no tenemos técnicos agrícolas, no sabemos manejar adecuadamente los hatos, en fin tenemos mucho por hacer.

Bienvenidos los grandes capitales (bien habidos), pero queremos una contraprestación en materia social, pero no dadivas.

Tenemos que dejar la pereza de pensar, quien no piensa no sueña, quien no sueña no existe. Quien invierte en lo social, crea un mejor futuro, con calidad humana y económica.

PD

Hasta donde llegara el estado de postración que se vive por la corrupción y el deseo desmedido de enriquecimiento a la ligera, en todos los órdenes ,Que Dios se apiade de este país de gente buena en su mayoría, pero con una «plaga» capaz de contaminarnos a todos.

__________ 0 ______________

Ese silencio sobre la suerte de los demás secuestrados estremece el alma, y angustia el espíritu. Los queremos a todos libres.

Acerca Hugo Artunduaga

Hugo Artunduaga
A esta edad no hay hoja de vida, solo queda un recordatorio.