Colombia: excelente año

Por: Rufino Acosta Rodríguez

Colombia

La selección de Colombia cerró con victoria de 1-0 sobre Eslovenia su ciclo del año 2014. Fue otro juego de buenos pasajes, aunque no alcanzó la intensidad ni el rigor que se vio frente a los Estados Unidos. El ritmo del pase corto, velocidad, precisión y fortaleza defensiva marcaron un punto alto que sin duda debe tener satisfecho al técnico José Pekerman.

Al cabo de esta nueva temporada bajo el mando del estratega argentino, Colombia acumula un total de 33 partidos con saldo de 22 victorias, 6 empates y apenas 5 derrotas, 61 goles a favor y 20 en contra, que le dan a Pekerman un promedio de efectividad del 72.73%, producto de 72 puntos sobre 99 posibles.

Eslovenia debió recibir más goles pero Colombia la trató casi con guante de seda. Es un conjunto de corte rudo, rápido pero de escasa técnica. Se defiende al amparo del ímpetu físico y la celeridad.  Camilo Vargas apenas fue probado en tres o cuatro ocasiones por la vía del tiro directo, a las manos, sin mayores riesgos.

El gol del triunfo nació de una jugada en la que Colombia aprovechó la ingenuidad del rival, sobre los 41 minutos del primer tiempo. Una falta sobre Abel Aguilar provocó alguna discusión, los eslovenos se olvidaron del balón y Cuadrado cobro “a riesgo” con pase hacia James, quien se la filtró a Ramos  para que este entrara raudo, eludiera al portero y enviara el balón al fondo de la red.  El técnico europeo se puso furioso con el árbitro pero lo cierto es que el descuido les resultó caro.

No hubo más anotaciones porque Colombia se entretuvo con el dominio de la esférica, produjo combinaciones y paredes como para divertirse y no en busca del arco. Las cifras del año son espléndidas, con un excelente remate de eliminatoria y el impecable quinto puesto del campeonato mundial que también le ha servido de apoyo en la retención del tercer puesto de la clasificación FIFA.

Los números indican que en la era de Pekerman, Colombia ha realizado 15 partidos amistosos, para 10 triunfos, 4 empates, 1 derrota, 26 goles a favor y 7 en contra, y 34 de 45 puntos posibles. Jugó 13 encuentros de la eliminatoria, ganó 8, empató 2 y perdió 3, anotó 23 tantos y encajó 9. YA en el Mundial alcanzó el quinto juego tras obtener cuatro victorias consecutivas. El pase a la semifinal se frustró por la caída de 2-1 ante Brasil.

Durante lo que va del 2014 suma 13 partidos—5 por el mundial y 8 amistosos-, con 10 triunfos, 1 empate y 2 reveses, siempre frente a Brasil. Convirtió 25 goles y recibió 8.

En el campo individual se destacan los 12 goles de James Rodríguez (3 en amistosos, 3 en eliminatorias y 6 en Brasil 2014) que le permiten encabezar la lista de los artilleros del equipo, seguido por Falcao (ausente en el Mundial) con 11 y Teófilo Gutiérrez, quien tiene 9.

Hubo renovación en algunos puestos, se fue Mario Alberto Yepes y parece improbable que regrese Luis Amaranto Perea. Llegaron en magnífica disposición valores como Jeison Murillo, Pedro Franco, Edwin Cardona, Jimmy Chará y Daniel Bocanegra, se afianzó Santiago Arias y siguió el proceso evolutivo del resto del plantel. El portero Camilo Vargas, único de los 23 que se quedó sin jugar en el Mundial, respondió en los amistosos ante la ausencia de David Ospina y el tigre Radamel Falcao apenas pudo jugar algunos minutos después de superar la grave lesión de rodilla que lo marginó de la cita mundialista. Habrá que esperar un poco más para ver cómo se adapta Brayan Angulo, quien fue convocado para buscarle alternativa en la posición de marcador izquierdo. Solo actuó por poco tiempo frente a Eslovenia y se le vio impreciso. Los porteros José Fernando Cuadrado y Leandro Castellanos no jugaron.

En síntesis, se puede concluir que Colombia va por camino firme. Hay razones para esperar con optimismo el desafío de la Copa América 2015 y el comienzo de las eliminatorias para Rusia 2018.

Acerca Rufino Acosta

Rufino Acosta
Periodista y abogado. Se inició en el programa Deporte al Día, de La Voz de Santa Marta, en 1960. Trabajó con El Informador de la capital del Magdalena entre 1961 y 1964. Fue corresponsal de El Espectador en 1964 y desde 1965 hizo parte de la redacción deportiva en Bogotá, hasta su retiro en 1998. Estudió Derecho en el Externado de Colombia (1965-1969). Afiliado al CPB y Acord Bogotá.