Bueno, ¡Y llegó la postemporada!

Con el nuevo formato de 16 equipos en la ronda de los grandes, que estará vigente para este y el próximo año, el béisbol llega a su fase final, en medio de la pandemia y muchas cosas más.

Rayas de Tampa: con el mejor guarismo en ganados y perdidos, con 40 triunfos y 20 derrotas (Imagen: El Fildeo)

Nadie creía en que se podía llegar a la final de la atípica temporada del béisbol de las Grandes Ligas, con un calendario regular de 60 partidos, sin la presencia de público en los estadios, con 16 equipos clasificados para la ronda de la postemporada, pero bueno, ya llegó la fase final, y aquí estamos, para presenciar la confrontación de los mejores 8 clubes por cada circuito.

En medio de la pandemia, de muchos lesionados, de otros tantos abandonando la opción de participar en la campaña, el béisbol de la Gran Carpa se adaptó al sistema, a los planes, y a estar presente, contra viento y marea, en un año de actividades que deja mucho que desear.

Terminadas las acciones de los 60 desafíos por equipo, los clasificados para las rondas de la postemporada, son:

Por la Liga Americana: los Rayas de Tampa, con el mejor guarismo en ganados y perdidos, con 40 triunfos y 20 derrotas; los Atléticos de Oakland, los Mellizos de Minnesota, los Indios de Cleveland, los Yanquis de Nueva York, los Astros de Houston, los Medias Blancas de Chicago y los Azulejos de Toronto.

Por la Liga Nacional, los Dodgers de Los Ángeles, que cumpliendo con los vaticinios, fue el mejor equipo de la campaña, al acumular 43 victorias frente a 17 derrotas; los Bravos de Atlanta, los Cachorros de Chicago, los Padres de San Diego, los Cardenales de San Luis, los Marlins de Miami, los Rojos de Cincinnati y los Cerveceros de Milwaukee, que en las dos últimas jornadas de la temporada, desalojaron de la posición a los Gigantes de San Francisco.

Y en la misma forma en que la temporada fue inusual, también hay que señalar que nunca se había visto en la postemporada, a novenas que ni siquiera llegaron al equilibrio en juegos ganados y perdidos, como efectivamente va a ocurrir en las series de los “comodines”.

Los Astros de Houston, en la Liga Americana, con 29 triunfos y 31 derrotas; y los Cerveceros de Milwaukee, en la Liga Nacional, con los mismos resultados, están en la postemporada sin tener 500 puntos de promedio en juegos ganados y perdidos.

Las dos series

Yanquis de Nueva York: se presentarán ante los Indios en Cleveveland (Imagen: La Prensa-Noticias)

La primera ronda de la postemporada en la Liga Americana, bautizada como la de los “comodines”, empezará a disputarse mañana martes 29 de septiembre, con cuatro juegos en la jornada, a desarrollarse en las sedes de los equipos con mejor promedio, en una serie a tres juegos de manera consecutiva, para clasificarse a la vuelta siguiente, al ganador de dos encuentros.

En el horario establecido, los Astros de Houston, que utilizarán a Zack Greinke como abridor, jugarán en Minnesota frente a los Mellizos, que llevarán a la lomita al japonés Kenta Maeda, a partir de las 2 de la tarde, hora del Este de los Estados Unidos.

A las 3 de la tarde, hora del Este de Estados Unidos, los Medias Blancas de Chicago, con Lucas Giolito en la loma, visitarán a los Atléticos, en Oakland, que llevarán al montículo al zurdo peruano-venezolano, Jesús Luzardo.

A las 5 de la tarde, hora del Este de USA., los Azulejos de Toronto juegan en Tampa, con su derecho Matt Shoemaker en el montículo, frente a los Rayas, que contarán con los servicios de su estelar zurdo, Blake Snell, para el juego.

Y a las 7 de la noche, hora del Este de Estados Unidos, en Cleveland, los Yanquis de Nueva York se presentarán ante los Indios. En este  compromiso, se podrá observa, sin duda alguna, un verdadero duelo de lanzadores, entre los derechos, Gerrit  Cole, de los Yanquis, y el ganador de la Triple Corona en la Liga Americana de este año, Shane Bieber, de los Indios.

La ronda de los “comodines” en la Americana, se jugará de manera seguida martes, miércoles y jueves de esta semana, en las sedes ya señaladas en la serie.

En la Nacional

Dodgers de Los Ángeles: se miden a los Cerveceros de Milwaukee en Los Ángeles. (Imagen: AS USA-Diario AS)

La ronda de los”comodines” de la Liga Nacional, empezará a disputarse el miércoles 30 de septiembre, igualmente con jornada de 4 partidos, y en series de 3 juegos consecutivos en cada sede del equipo con mejor promedio, para pasar a la siguiente vuelta al ganador de dos compromisos.

Esa fecha se abrirá con el partido entre los Rojos de Cincinnati, con el derecho Trevor Bauer abriendo en la lomita, y los Bravos, en Atlanta, que llevarán al montículo al zurdo Max Fried, a partir de las 12 del día, hora del Este de los Estados Unidos.

Los Marlins de Miami, que vuelven a una postemporada después de 17 años de ausencia, jugarán frente a los Cachorros, en Chicago, a partir de las 2 de la tarde, hora del Este de los Estados Unidos. Los estrategas, hasta las 3 de la tarde hora de NY., de hoy lunes 28 de septiembre, no han anunciado a sus lanzadores abridores.

A las 5 de la tarde, hora del Este de USA., los Cardenales de San Luis se enfrentarán a los Padres, en San Diego. Tampoco sus estrategas han dado a conocer a sus abridores, hasta el momento de cerrar esta nota.

Y finalmente, en esa primera fecha, los Cerveceros de Milwaukee se miden a los Dodgers, en Los Ángeles. Dave Roberts, el capataz de los Dodgers anunció al derecho Walker Buehler para abrir el juego. Craig Counsell, el dirigente de los Cerveceros, no lo había dado a conocer.

La vuelta de los “comodines” de la Liga Nacional se disputará entre miércoles, jueves y viernes de esta semana.

El bateador designado será utilizado en ambas ligas, pero no estará en vigencia para la postemporada, para los juegos empatados al concluir las nueve entradas, la posición adelantada del corredor en segunda base, por lo que la terminación de los partidos se hará con el encuentro bajo desarrollo normal.

Dos grandes triunfadores

Astros de Houston: utilizarán a Zack Greinke como abridor, jugarán en Minnesota frente a los Mellizos (Imagen: Marca)

El derecho de los Indios de Cleveland, Shane Bieber, se lleva todas las palmas en las estadísticas de las Grandes Ligas en el departamento de lanzadores, al capturar la Triple Corona de la Liga Americana.

Bieber fue el máximo ganador en la campaña con 8 victorias y 1 derrota; fue el mejor en carreras limpias por juego, con una efectividad de 1.63; y fue el máximo serpentinero, con bateadores viendo abanicar la brisa, con un gran total de 122 ponches propinados.

El último ganador de la Triple Corona entre los lanzadores de la Liga Americana, lo fue Justin Verlander, en el 2011, cuando lucía el uniforme de los Tigres de Detroit, en una temporada regular, cuando obtuvo 24 triunfos y 5 derrotas; 2.40 carreras limpias por juego y 250 abanicados.

Yu Darvish, al japonés derecho de los Cachorros de Chicago, se alzó con la corona de la Liga Nacional en ganados y perdidos, al acumular 8 victorias y 3 derrotas.

En carreras limpias, el primer lugar de la Nacional, le correspondió a Trevor Bauer, de los Rojos de Cincinnati, con 1.73 de efectividad; y con 104 abanicados, Jacob DeGrom, de los Mets de Nueva York, cargó con el honor de ser el mejor en ponches propinados.

Al lado de Bieber, en esta atípica campaña del béisbol de las Grandes Ligas, brilló con luz propia D.J. LeMahieu, de los Yanquis de Nueva York, quien se acreditó el título de bateo de su circuito, pero además, es el primer pelotero en 120 años, en ganar esa corona tanto en la Liga Americana como en la Liga Nacional. Es un hecho histórico, sin duda alguna.

LeMahieu se hizo sentir con el bate, al conectar 71 indiscutibles en 195 turnos, para 364 de promedio, ganando la corona del circuito de la Americana y de las Grandes Ligas. En el 2016, cuando jugaba con los Rockies de Colorado, LeMahieu se alzó con el título de bateo de la Liga Nacional, cuando logró 348 al bate, con 192 imparables en 552 turnos.

El campeón de bateo de la Liga Nacional es el joven dominicano, Juan Soto, de los Nacionales de Washington, con ofensiva de 351, con 54 imparables en 154 turnos al bate.

Otros campeones

En la Liga Americana y en las Grandes Ligas, el campeón en jonrones lo fue Luke Voit, de los Yanquis, con 22 tablazos de circuito completo; y en la Liga Nacional, el trofeo se lo llevó el dominicano, Marcell Ozuna, de los Bravos de Atlanta, con 18 cuadrangulares.

Clayton Kershaw: lanzador de los Dodgers (Imagen: Z Digital)

El máximo remolcador de carreras en las Grandes Ligas y en la Liga Americana, fue el cubano José Abreu, de los Medias Blancas de Chicago, con 61 empujadas; y Marcell Ozuna, de los Bravos, fue el mejor en la Liga Nacional, con 56 remolcadas.

Freddie Freeman, de los Bravos, se lleva el trofeo del máximo anotador en la campaña, tanto de la Gran Carpa como de la Liga Nacional, con 51 carreras; y el mejor en ese departamento, pero en la Liga Americana, lo fue Tim Anderson, de los Medias Blancas, con 45 anotadas.

Adalberto Mondesí, de los Reales de Kansas City, cargó con los honores de ser el mejor estafador de las Grandes Ligas y de la Liga Americana, al alcanzar 24 almohadillas robadas; y en la Liga Nacional, el mejor fue Trevor Story, de los Rockies, con 15 cojines estafados.

Esta recortada temporada de las Grandes Ligas, con todos los cambios, y ahora, con series de “comodines” a tres juegos, cualquier cosa puede pasar; aun cuando la “muerte súbita” en un solo desafío como se estaba aplicando, tampoco es que sea de buen recibo, pero por lo menos la afición ya se estaba acostumbrado a esa decisión de un solo compromiso.

Por nuestra parte, sugerencias no hay. Escojan ustedes, amables lectores, a sus equipos favoritos. Siguen siendo los Dodgers de Los Ángeles y los Rayas de Tampa los que, por el momento, tienen mejores pronósticos para ir a la Serie Mundial. Eso por el momento.

¡Quién sabe que puede ocurrir en estas series de “comodines”!

Acerca Antonio Andraus