Buen viaje Roberto Roena, el señor Bongó

Roberto Roena: enero de 1940-Septiembre de 2021 (Imagen: archivo particular-VBM).

De luto están los salseros del mundo. En Santiago de Cali, a los 81 años, partió al cielo de tambores Roberto Roena, uno de los creadores, compositores y cantantes más famosos de la salsa.

Su despedida fue en la capital mundial de la salsa, ciudad que lo acogió y donde ofreció sus más grandes recitales en medio de aplausos y baile.

“A esta hora se informa de la muerte del gran Roberto Roena. Lamentable, en este año, grandes maestros de la salsa se han ido, Pacheco, Tempo, Alomar, Larry Harlow, y ahora Roena, triste de verdad.  Agregar que delicados están Willie Colón e Ismael Miranda”, escribió este 23 de septiembre, Eibar Tomas Velasco, locutor y promotor salsero.

Nació el 16 de enero de 1940, en el barrio Dulces Labios de Mayagüez.

No tenía 10 años cuando su familia se trasladó a Santurce donde participó tocando bongó en un programa musical. Allí conoció a Rafael Cortijo, quien años después lo contrató para que laborara en su orquesta.

Allí conoció al inmortal Ismael Rivera con quien compartió escenario en sus recorridos que hicieron por Europa, Estados Unidos y Sudamérica.

La buena aventura del Combo termina con el arresto de su cantante estrella, Ismael Rivera, por cargos de posesión de drogas. Con la ausencia de «El Sonero Mayor», los músicos de Cortijo se cuestionaron la posibilidad de seguir juntos, optando por separarse de su líder. Según señalaba el propio RoenaEl Gran Combo se gestó en su casa. Sintiéndose en deuda de gratitud con Rafael Cortijo, su mentor, Roena no se incorporó al nuevo Combo de inmediato. Cortijo partió a Nueva York en busca de nuevos músicos, y a los nueve meses, Roberto, quien permaneció en Puerto Rico, decidió ingresar a El Gran Combo que lideraba el pianista Rafael Ithier.

El Gran Combo se convirtió en la nueva sensación de la música latina, y Roena formó parte del mismo hasta el año 1969. Deseando ya establecer su propia orquesta, Roberto formó «Los Megatones» en 1967, tocando Latin Jazz los miércoles en la noche en un club local. Pero no fue hasta dos años después, a raíz de diferencias personales con Andy Montañez, vocalista de El Gran Combo, que partió definitivamente. Es entonces que da forma a su orquesta, bautizada como Apollo Sound por la coincidencia del lanzamiento de dicho cohete a la Luna, el primer día de ensayo de la banda, 16 de julio de 1969.

Aun sin saber leer o escribir música, y probablemente a causa de ello, Roena supo rodearse de excelentes músicos y arreglistas.

El primer disco de Roberto Roena y su Apollo Sound produjo éxitos de impacto como «Tú loco loco y yo tranquilo», «El escapulario» y «El sordo». De hecho, fue el Apollo Sound quienes popularizaron el clásico de Bobby Capó «Soñando con Puerto Rico».

El Apollo Sound grabó bajo el sello International Records (subsidiaria de Fania) durante una década, en la cual cosecharon éxitos como «Traición», «Chotorro», «Mi desengaño», «Fea», «Marejada feliz», «Cui Cui» y «El progreso», entre otros. Su repercusión en las ondas radiales vino acompañado de giras a través de los Estados Unidos y Latinoamérica. Cabe destacar su inclusión dentro de las grabaciones y giras de la Fania All-Stars.

Complementando la musicalidad de la agrupación salsera, siempre estaba la característica de «showman» inherente en Roberto Roena. Pintarse el cabello de colores, tocar percusión en ropa interior y amarrarse a un arnés para «volar» a través del escenario del Madison Square Garden, fueron algunos de los trucos que utilizó para sobresalir entre los grupos de moda. Era un show.

Hoy la salsa llora su partida, pero quedan sus canciones para escucharlas una y otra vez. Descanse en paz maestro.

Acerca Guillermo Romero Salamanca

Guillermo Romero Salamanca