Bogotá, el Bronx y… algo más.

Por: Hugo Artunduaga

Bronx

Nuestra mal tratada capital, que desde hace más de una década, ha padecido, más de las ” siete plagas”, por obra y razón de unos desgobiernos: inmorales, desvergonzados, deshonestos y desnaturalizados, sin sentido de pertenencia, carentes de amor por su ciudad.

Los bogotanos, debemos y tenemos que luchar unidos por recuperar la otrora,” Atena Suramericana “, que con orgullo era referente en el continente.

La nueva era, del alcalde Peñalosa, nos da una luz de esperanza.

Lo del Bronx, es una cinta de ficción y terror, no propio de humanos, es de monstruos, de caverna, de orates de última degeneración. Niños de 7 añitos ya inducidos en el vicio, perros come-humanos, túneles de transporte del vicio, de armas y muchas más depredaciones. Qué horror!

La operación de recuperación del espacio, es apenas el inicio de una gran tarea, que tiene que ser integral, con mucho sentido humanitario, para con los adictos caídos en tan lamentable estado, la rehabilitación requiere de tiempo y acompañamiento médico – social y laboral.

Punto aparte, es la desarticulación de la red de tráfico y venta de toda clase de estupefacientes, cuyos autores merecen, cadena perpetua. Qué tal, uno de los dueños del cartel, con “casa por cárcel”. Qué bueno sería conocer al juez, que otorgó ese ” beneficio”. Justicia, justicia, clama el pueblo sin distingo. No más impunidad. Esa clase de funcionarios y los miembros corruptos de las instituciones ya detectados, “hieden, peor que las calles del Bronx”. Ojo, los criminales del vicio, no se van a quedar quietos, ya deben estar articulando las ollas satelitales, de por sí ya están localizadas, pues para estos mafiosos,” empresa prospera, monta sucursales”. La recuperación urbanística del sector, incluido San Bernardo, San José, La playa, la calle de los “negros” y aledañas, son prioritarias, su precario estado se presta para albergar el vicio y el crimen. Se debe decretar: zona roja, de alta peligrosidad.

La administración distrital, con el apoyo de la Policía y de los alcaldes locales, deben y tienen que estar muy atentos al desplazamiento de los habitantes de la calle, por los diferentes sectores, pues ya se ven casos como este, el Bronx de la 127 con 15.

Acerca Hugo Artunduaga

Hugo Artunduaga
A esta edad no hay hoja de vida, solo queda un recordatorio.