Artículos de Rufino Acosta

Rufino Acosta
Periodista y abogado. Se inició en el programa Deporte al Día, de La Voz de Santa Marta, en 1960. Trabajó con El Informador de la capital del Magdalena entre 1961 y 1964. Fue corresponsal de El Espectador en 1964 y desde 1965 hizo parte de la redacción deportiva en Bogotá, hasta su retiro en 1998. Estudió Derecho en el Externado de Colombia (1965-1969). Afiliado al CPB y Acord Bogotá.

Anécdotas de profesores

El burro de 21 años

Por: Rufino Acosta

El otro día, en una de las tantas y agradables tertulias con mi amigo y compadre el doctor Carlos Enrique Marín Vélez, repetíamos anécdotas de célebres profesores de Derecho en el Externado de Colombia. Hoy evocamos algunas, como homenaje cariñoso. El doctor Gregorio Becerra, orgullo de Boyacá, maestro constitucionalista, celoso vigilante del buen uso de la palabra y de los docentes más gratos para nuestra promoción que ya es casi cincuentenaria, enmarca varias de las mejores.

Leer más »

Travesuras de ferrocarril

Por: Rufino Acosta

Cuando tenía unos ocho años de edad,  nuestra casa estaba  en Buenos Aires, una especie de barrio grande de Fundación (Magdalena), al otro lado del río. De vez en cuando nos aventurábamos, al lado de mi hermano Orlando Alberto (Q.E.P.D.), el mayor, siempre osado para todo, a correr detrás de los vagones del ferrocarril que venía desde Santa Marta, después de atravesar la zona bananera, para tratar de alcanzarlo y hacer el paseo de rigor hacia el vecino de las calles que arden.  Eran travesuras peligrosas, porque nos exponíamos a una caída, un resbalón u otro accidente propio de tales peripecias en ese " diablo al que le llaman tren", como lo inmortalizó el maestro Escalona.

Leer más »

El Rey Midas del Boxeo

Por: Rufino Acosta

El hombre tiene sus detractores. Algunos puristas del boxeo creen que es huidizo y poco serio en ciertas ocasiones. Que se trata solo de  un correlón. Pero esa imagen distorsionada, producto más de la subjetividad propia del ser humano y de las emociones que provoca el boxeador, se va para el cuarto de San Alejo cuando se confronta con la realidad. Floyd Mayweather es, fuera de toda duda, uno de los legítimos y grandes campeones de la época, un pugilista genial.

Leer más »

Luis Fernando Gómez, el filósofo sencillo

Luís F Gómez fue anímicamente un maestro y carnalmente un filósofo. Era un humanista, porque no era Teo centrista, porque para él, el hombre era el ser más trascendente de la organización social y porque repudiaba su cosificación. Era un humanista, porque su itinerario como educador lo centró en formar ciudadanos que desarrollaran una vida útil en la sociedad. Buscaba primero buenos ciudadanos y luego buenos profesionales. “Humanitas”, era esa su carta de navegación, esa que definía como el amor por sus alumnos, esa que entendía como el amor por la educación, pero no cualquier educación, sino aquella en el que el debate y la opinión de los discentes, gravitaran tanto como las suyas. La razón humana, esa que hemos defenestrado de nuestros hábitos sociales y la aversión por cualquier tipo de conflicto que no fuera el intelectual, iluminaban su discurso e inspiraban su ideario académico.

Leer más »

El esplendor de Colombia

Las pruebas ante Bélgica y Holanda dejaron saldo positiva. Se va por buen camino. Ganar no hace daño.

RUFINO ACOSTA RODRIGUEZ (rufinoa42@hotmail.com). A pesar de tratarse de juegos amistosos, obtener cuatro puntos ante Bélgica (2-0) y Holanda (0-0), constituye un logro apreciable y ratifica para Colombia una etapa de buenos augurios. Son dos excelsos rivales, de altísimo nivel en el presente, formidables durante la eliminatoria europea, y pasar indemnes ante sus exigencias tiene mérito, así los radicales quieran minimizarlo. Me parece que nadie está en el ruedo de las ilusiones desproporcionadas. No creo que se hable de título mundial o cosa parecida. Se produce, como es apenas natural, un sentimiento de alegría y optimismo, con base en lo que visto sobre el campo de juego.

Leer más »

Salir a ganar es un deber

No siempre se consigue el objetivo, pero siempre hay que luchar. Colombia ascendió en el escalafón de FIFA porque mantuvo esa línea competitiva. Pekerman y el impacto de la crítica. Alguien dice en las ondas radiales que Colombia se aprovechó de la menudencia para ascender en la escala de la FIFA. y por ello ocupa hoy un puesto de avanzada, con peso para ser cabeza de serie en Brasil 2014. Agrega que cometió la osadía de salir a buscar la victoria en juegos amistosos, donde se supone que el resultado es lo de menos, y con ello dejó de lado la necesidad de mirar otros objetivos, como hacer ajustes y ensayos en las distintas líneas. En otras palabras, José Pekerman fue un atrevido al cumplir con el precepto del buen competidor, de luchar siempre por conseguir el triunfo, deber irrenunciable.

Leer más »

Las cifras del Dane

Me gustaría escuchar (o leer) el concepto de expertos en economía sobre el caso peculiar de la inflación en Colombia, que hoy, según el DANE, está entre las más bajas del mundo, al lado de los países altamente desarrollados. No alcanzo a entenderlo. Acá hay paros, cierre de vías, pérdida de alimentos, y sin embargo nada de ello se refleja en el costo de vida. ¿Acaso ya nadie compra? El mismo director del Banco de la República desliza su preocupación por lo sucedido en los últimos meses, cuando decreció el consumo. ¿Cómo se mueve la economía? ¿A paso de tortuga? ¿Vamos hacia una deflación? (1) ¿Qué en octubre fue de menos 0.26? ¿Acumulado de 1.89 en el 2013? ¿Qué dirán los pensionados, cuyo reajuste depende de esas cifras? (Soy uno de ellos).

Leer más »

Tiquete de primera

Una vez más hay que recordar la premisa de que no hay técnicos intocables y el derecho a la opinión es inalienable. Creo, eso sí, que la crítica debe tener fundamento, credibilidad y buena fe. El sesgo la contamina. Frente al argentino José Pekerman no hay excepciones en esa materia. Lo que escribimos, como anotaba algún viejo comentarista, también se lo podemos decir en la cara, sin provocar reacciones alérgicas. Dentro de ese espacio de equilibrio, y desde luego sobre lo que se vio en el Centenario, cabe reiterar que, en nuestro concepto, tal vez cometió algunos errores, que inclusive les señalan otros expertos, no propiamente afectos a sus entornos y con claras señales de tono cargado. Se advertía que Colombia no podía ir a la confrontación, porque en ese campo Uruguay sabe su oficio, y, por el contrario, debía empeñarse en sacar jugo del talento y no de la fuerza.

Leer más »