Artículos de Mike Forero Nougues

Mike Forero Nougues

“Si no hay pan para el pueblo, ¿Por qué no le dan tortas?”

Es una vieja historia de los comienzos de la Revolución Francesa cuando María Antonieta, adornada con todas sus finas y valiosísimas joyas, perfumada y radiante, disfrutando su frivolidad, creía resolver con esas palabras los sufrimientos de un pueblo que fallecía de hambre en medio de la indiferencia de los ricos y sibaríticos cortesanos: "Si no hay pan para el pueblo ¿Por qué no le dan tortas?"

Leer más »

Y ahora.. ¡Ni siquiera pedalear!

El enorme y estruendoso crecimiento de Bogotá ha sido incontenible. ¿Para bien o para mal? Por allá en los años treinta esta capital estaba limitada, en el Sur, por el barrio de Las Cruces y algo de San Cristóbal y por el Norte por la Iglesia de San Diego. Chapinero era aparte y Usaquén un pequeño pueblo que se visitaba en plan de excursión lejana que hacían los estudiantes de algunos colegios.

Leer más »

Educación olímpica

La construcción de nuevas sociedades de carácter nacional es, hoy por hoy, una de las grandes inquietudes en los países democráticos que ya no piensan en gobiernos exclusivistas de reyes, emperadores y en conjuntos o cuerpos de los nobles de una región o de un Estado. Los mandos ya no son hereditarios sino en muy pocos países que conservan ese sistema de anticuado uso.

Leer más »

El nuevo camino: La catarsis. Un cambio firme, franco y sustancial

Empecemos por el principio: Es lo lógico pero es también -en Colombia-una concepción desconocida. Los politices, mejor dicho, los "politiqueros" prefieren vivir en un mundo al revés, que notoriamente se presta para "cazar" oportunidades de beneficio personal. La comunidad les importa un comino a quienes apenas ven en la política un medio para obtener beneficios particulares y punto.

Leer más »

El ocaso de los políticos

La sociedad, la cultura, la economía y la educación de Colombia y de los colombianos se encuentran en un período de notoria y preocupante crisis que, a la vuelta de la esquina, puede convertirse en un huracán de decadencia. Nuestro país deja ver, cada día que pasa, su pérdida de identidad por la postración de la ética y el menosprecio de los valores que, hace años, eran respetados por todas las inclinaciones políticas.

Leer más »

Dios no castiga ni con palo ni con rejo…

Tengan cuidado, amigos lectores, que de pronto le “pueden coger la flota”. Es un viejo modismo bogotano, de la capital de Colombia que, en sus buenos tiempos, decían que era la Atenas Suramericana, por su cultura, su dignidad y su bien hablar, pero que al paso de los años parece haber perdido esa buena fama. A pesar de eminentes maestros del idioma como don Ulpiano González, en el ya muy lejano año de 1848 cuyos apuntes inspiraron a don Rufino José Cuervo sus célebres Apuntaciones Críticas.

Leer más »

‘El arte de los toros vino del cielo’

Don Tomás Carrasquilla, famoso escritor colombiano durante el denominado "Siglo de Oro", antioqueño por la gracia de Dios, ocupa un lugar privilegiado en mi pequeña pero grande biblioteca, donde están mis mejores amigos, los que viven allí eternamente, en silencio pero muy expresivos.

Leer más »

‘Moriré como el artillero, al pie del cañón’

Estos aciagos días se han alborotado con motivo de las fiestas patrias y el resurgimiento de un viejo y tradicional nacionalismo, perdido en el desierto político de las buenas intenciones, pero ahora puesto de moda por el anuncio de un nuevo gobierno y de un renovado Congreso compuesto por 268 parlamentarios, aunque algunos serán llamados a juicio por una supuesta elección ilegal cuando dizque aparecieron –a última hora– unos poquísimos votos que cambiaron la composición del equipo legislativo de un iluso movimiento autodenominado ‘Unidad Nacional’.

Leer más »