Aprobada Ley Cátedra de la paz, de Ariel Armel Arenas

Congreso ordena incluirla en colegios y universidades

Por: Gustavo Castro Caycedo

El Congreso de la República aprobó la ley que ordena la inclusión en los colegios y universidades, de la Cátedra de la Paz, una clase que enseñará a las personas a convivir y a respetarse. Será una asignatura independiente, pero obligatoria.

Ariel Armel Arenas, realizó su sueño de la Ley Catedra de la paz

Ariel Armel Arenas, realizó su sueño de la Ley Catedra de la paz

Tal sería la importancia del proyecto sobre la fundamental iniciativa del dirigente Ariel Armel Arenas, líder en la defensa de los consumidores colombianos desde hace medio siglo, y Director de la Cátedra de la paz, que logró un verdadero milagro legislativo, pues esta fue aprobada unánimemente por el legislativo en el increíble tiempo récord de dos meses y medio. El proyecto de Ariel Armel, que se convirtió en ley, lo radicó en compañía de los senadores Juan Lozano y Juan Mario Laserna, el representante Telésforo Pedraza y otros congresistas.

Al radicarlo, el máximo defensor de los casi 50 millones de colombianos consumidores, dijo: “La Cátedra busca rescatar la enseñanza y defensa de los valores y poner en sintonía con la paz a los centros educativos, que agrupan y representan a la juventud colombiana”. Y anotó:”Los consultorios jurídicos de las universidades jugarán un papel protagónico en este proceso, pues serán los monitores para que la Cátedra llegue a todos los rincones del país y logre cumplir su objetivo primordial, que es crear desde la educación, el hábito de vivir en paz”.

Armel y tal Cual educan a Colomia

Armel y tal Cual educan a Colomia

La asignatura que deberá ser implementada en todas las instituciones educativas colombianas: preescolar, básica, media y superior, con la misión de ”crear y consolidar un espacio para el aprendizaje, la reflexión y el diálogo sobre la cultura de la paz y el desarrollo sostenible”.

No hace mucho expresé, con razón: Que una condecoración otorgada por la Presidencia de la República, lleve el nombre de un prohombre vivo, es realmente trascendente; un caso único, porque lo que se acostumbra es honrar el nombre de los ciudadanos destacados, de manera póstuma. La lógica elemental nos dice que la Orden al Mérito Ariel Armel Arenas, fue instituida en esos términos, porque se trata de un colombiano con excepcional sentido social, que enseña a hacer la paz.

El Presidente Santos creó la Condecoración Ariel Armel

El Presidente Santos creó la Condecoración Ariel Armel

El Presidente Juan Manuel Santos, decretó: “Créase la Orden del mérito Ariel Armel Arenas, como reconocimiento a la notable contribución y aporte para la defensa de los derechos de los consumidores en Colombia”. Entre los considerandos para crearla, dijo: “El doctor Ariel Armel Arenas es considerado como el principal impulsor y protector de los derechos de los consumidores en el país, gracias a las diferentes actividades que ha desarrollado para su promoción desde el año 1967, con la creación de las primeras ligas del consumidor”.

“De acuerdo con la labor del Doctor Ariel Armel Arenas como dirigente gremial, se ha logrado contribuir a la garantía de los derechos de los consumidores y a la consolidación de las políticas públicas que en materia de promoción de la protección al consumidor han sido formuladas por el Gobierno nacional”.

Y, “En desarrollo de lo anterior, el Gobierno Nacional considera procedente crear una condecoración con la finalidad de reconocer la labor de personas naturales o jurídicas, nacionales o extranjeras, que realicen actividades o presten servicios en el campo del derecho del consumo, con el fin de promover el esfuerzo de quienes hayan contribuido a su engrandecimiento”. El primer galardonado por el Presidente con la Orden al Mérito Ariel Armel, fue el industrial, Arturo Calle.

Las universidades tendrán Cátedra de la paz

Las universidades tendrán Cátedra de la paz

Antes de la nueva ley, la Cartilla de la Paz de Ariel Armel, consolidó una sumatoria de, “Pensamientos para inspirar la cultura de la paz”. Ahora, cuando se está a punto de firme la paz en la mesa de negociaciones en Cuba y en el posible post-conflicto para preservar la convivencia tras la firma de los acuerdos, esta nueva asignatura será fundamental, y verdaderamente oportuna, teniendo en cuenta que infinidad de niños y jóvenes colombianos que han vivido el fenómeno de la violencia, no conocen cuales son los valores humanos de la convivencia y la tolerancia, lo cual genera otra serie de conflictos sociales.

Es un hecho innegable que en la historia del país nadie ha promocionado, realizado, trabajado y construido tanto por la protección de los consumidores colombianos y por la paz, como Ariel Armel, Presidente, creador, ejecutor y desarrollador de la Confederación Colombiana de Consumidores; de las ligas, y de los estatutos del Consumidor. Otra de sus grandes realizaciones fue lograr la Ley del Consumidor, aprobada en 2011, la cual garantiza que, “en las relaciones entre productores y consumidores, los derechos de los ciudadanos prevalecerán sobre los intereses de fabricantes, comerciantes o prestadores de servicios”.

“La Cátedra Armel”

La Cátedra más importante para Colombia

La Cátedra más importante para Colombia

Luego de la próxima sanción presidencial, los centros educativos implementarán la Cátedra de la Paz con autonomía, en la medida que cumplan con los mandatos consagrados en la reglamentación de la ley, proceso que demorará medio año, aproximadamente.“La Cátedra Armel”, como alguno la llaman ya, fue concebida para fomentar la paz a partir de cinco preceptos básicos: la igualdad, el respeto de los derechos, la participación ciudadana, la justicia social y la economía equitativa.

Cuando hace casi medio siglo, Ariel Armel, (fiel abanderado de obras sociales muy nobles), era gobernador del Tolima, junto con el General José Joaquín Matallana visitó las escuelas de su departamento y comenzó a dar a conocer su iniciativa: La Cátedra de la paz, para que los tolimenses se educaran en ella. Desde entonces, pregonó: “El trasfondo del proyecto es social, busca rescatar la defensa de los valores, y colocar de nuevo a las instituciones educativas que interactúan con los niños y los jóvenes, en sintonía con la paz”

Ariel Armel Arenas, Juan Lozano, Saul Cruz y Gregorio Eljach Pacheco en el Congreso

Ariel Armel Arenas, Juan Lozano, Saul Cruz y Gregorio Eljach Pacheco en el Congreso

Y entonces, poco a poco consiguió interesar con su proyecto de la Cátedra de la paz a universidades, colegios, maestros, alcaldes, gobernadores, congresistas; personalidades; hasta al Presidente…Y todos entendieron que sí: Que Colombia necesita esa Cátedra de la paz que expresa valores y principios fundamentales para convivir en una real y sincera  cultura de paz, duradera y estable; originada en el anhelo pleno de fe, de un líder que siempre soñó con un proceso de formación cívica para los colombianos. Y esa iniciativa de Ariel Armel es hoy muy oportuna y positiva, porque se da en un momento vital de la historia del país, y porque llena un vacío educativo, el de promover e inculcar las fortalezas y valores propios de la democracia,  y con ello, el más importante de todos: la paz.

Arturo Calle recibió la condecoración Ariel Armel

Arturo Calle recibió la condecoración Ariel Armel

El proyecto Armel hizo cumplir el Articulo 22 de la Constitución Nacional, que establece la paz como un derecho y un deber de obligatorio cumplimiento para todos los colombianos. Y el artículo 95, que consagra el deber de “participar en la vida política, cívica y comunitaria y propender al logro y mantenimiento de la paz”.

La nueva Cátedra establece un catálogo de valores y principios para que los ciudadanos logren convivir en una verdadera cultura de paz y para que ella penetre en el alma y la convicción de los colombianos a través del aprendizaje de los principios y valores de la participación ciudadana. Esa cultura educa en el ejercicio de vivir en paz, y en que eso en el post conflicto es lo fundamental

Según Ariel Armel, siguiendo pautas de la Unesco, la Cátedra de Paz, “consiste en un conjunto de valores, actitudes y conductas que plasman y suscitan interacciones e intercambios sociales basados en principios de libertad, justicia, democracia, tolerancia y solidaridad, que rechazan la violencia, y en procurar prevenir los conflictos atacando las causas y solucionando los problemas con el diálogo y la negociación que asegura a todos el total ejercicio  de sus derechos”.

La estructura y funcionamiento de la Cátedra los determinarán, el reglamento que por el Gobierno Nacional deberá expedir el ministerio de Educación Nacional, que la reglamentará con los de Interior y de Cultura, dentro de los seis meses siguientes a la sanción de la ley.

Por ellos, paz, no más guerra

Por ellos, paz, no más guerra

Carlos Parra Dussán, anota: “Si queremos que un país tan convulsionado como el nuestro sea viable, se requiere la Cátedra de Paz para generar la necesidad de crear en las personas el hábito de pensar en ella”.

De la convicción y persistencia de Ariel Armel Arenas en su idea, nació esta trascendental Ley, él dice: “Si las instituciones educativas propugnan el conocimiento básica de las ciencias y las humanidades para darle fundamento, dirección y temple a la personalidad humana, es preciso que el Estado garantice el funcionamiento eficaz de la Cátedra de la Paz. Así mismo, si queremos que una sociedad tan convulsionada como la nuestra sea viable, es imprescindible crear en cada ser humano el hábito de pensar en la paz. De asumir el deber de hacer la paz. De hablar sobre la urgencia de de aprender a hacer la paz. De enseñar a hacer la paz. De hacer la paz y preservarla con devolución, sin pausa ni medida”.

¡Que Dios lo quiera así!

Paz, un anhelo nacional

Paz, un anhelo nacional

Pregonando estos postulados y su iniciativa de la Cátedra de la paz, Ariel Armel ha argumentado: “Una cosa es acabar con negociaciones un conflicto que enfrenta al país, que malogra la paz, que acaba violentamente con la vida de los colombianos; y otra, crear cultura de la paz para vivir en armonía; para que no vuelva la guerra. ¡Que Dios lo quiera así!” Y bien, Dios lo quiso y logró que el Estado, el Congreso y el Gobierno volvieran realidad el sueño de “la Ley Armel”,. El persistió y consiguió que su ya famosa Cátedra de la Paz, naciera Ley.

Para exaltar lo conseguido por el Doctor Armel en favor de la convivencia de todos los colombianos, de la nación, y de su futuro, vale repetir una frase del  Presidente Juan Manuel Santos, próximo a sancionar la Ley de La Cátedra de la Paz: “El Doctor Ariel Armel Arenas es considerado como el principal impulsor y protector de los derechos de los consumidores en el país”. Sí, no hay un solo colombiano excluido, todos están cubiertos por sus acciones y por su obra, ejemplo de responsabilidad social, asumida por voluntad propia desde cuando era muy joven.

La cátedra de la paz, obra de Ariel Armel Arena

La cátedra de la paz, obra de Ariel Armel Arenas

A través del Boletín del Consumidor, (el espacio diario de televisión con mayor penetración y audiencia en Colombia), Ariel Armel y “Tal Cual”, vienen generado conciencia nacional sobre la paz, sobre la reconciliación y el perdón. Y ahora, en todos los rincones de Colombia, La Cátedra de la paz, construirá hermandad, convivencia y comportamientos cívicos. El Doctor Armel, especie de Ministro de Asuntos de los Consumidores, (por derecho propio), es reconocido en el exterior como autoridad en esa materia, y se ganó ya, a pulso, otro gran honor: el de ser un verdadero constructor de paz: ¡Tamañas ejecutorias!

Acerca Gustavo Castro Caycedo

Gustavo Castro Caycedo
Autor de 36 libros y coautor de 9 más. Periodista y Administrador de Empresas experto en planeación y dirección de medios de comunicación. Director de Inravisión. Presidente de RCN Radio y del CPB. Vicepresidente de la Organización Interamericana de Defensores de las Audiencias, OIA. Director del Noticiero Cinevision, RCN Radio, revistas Al Día y Elenco, y de programas de TV. Columnista de El Tiempo y El País. Director de 34 Tesis de Grado y 22 veces jurado de premios de periodismo. * Más información: “Gustavo Castro Caycedo”, (entre comillas), en los buscadores: Google, Yahoo, Bing, Duckduck.com, Lycos, Hispavista, Ask.com, Msn, o Babylon.

Un comentario

  1. Rafael Mesa Pérez

    Sin duda alguna es un reto, pero hoy se ha convertido en oportunidad para infinidad de organizaciones recién nacidas que se creen expertas en el tema de pedagogía para la Paz y lo que están haciendo es brindar capacitaciones a los docentes para enseñar a formar en valores, democracia, pero en realidad el tema es de mucha intervención en campo dadas la multiplicidad de realidades en cuanto situaciones que afectan la convivencia y la Paz en los territorios.
    Se debería tener control al tema.