Alvaro Guerrero

El nuevo presidente de la Conferencia Episcopal Colombiana, Luis Augusto Castro, tuvo que afrontar la ira de fanáticos que llevan cuatro años respirando por la herida. No se acostumbran a las nuevas circunstancias de un país que viene dando el salto hacia la paz, el progreso y la prosperidad.

El Obispo Castro, se atrevió a lanzar una especie de piropo al Senador Uribe, equivalente a luchador. “Toda la vida ha sido un guerrerista”, le dijo. No soportan que, quienes no comulgan con sus tesis antipaz, se atrevan a mencionar su “santo nombre”. Ni para bien, ni para mal. Claro que guerrero tiene varias acepciones, según el Diccionario de la Lengua Española: perteneciente o relativo a la guerra; que tiene genio marcial y es inclinado a la guerra; (niño) travieso, que incomoda y molesta a los demás; que guerrea. Hay pues, para lo que se le antoje al receptor del mensaje.

El término guerrerista utilizado por el Prelado, se aplica a quienes aman la guerra y en otras como: luchador, guerrero, lidiador, boxeador, púgil, es decir todo lo contrario a pacifista o conciliador.

Sus defensores estallaron como guerreros o guerreristas, es decir como su jefe. Inclusive desde una radio, llegaron a decir que expresiones como las del Jerarca, eran la razón de ser de la creación de multitud de iglesias cristianas y de otros credos. Que por ello, la Iglesia Católica, era abandonada por sus fieles.

Pasada la tormenta llega la calma con la calificación de solo guerrero que le aplicó monseñor Castro al Senador, que ahora pasa al escenario parlamentario. Allí seguramente tendrá que recibir reclamos, calificativos y demás provocaciones que lo harán regresar a un guerrerista Uribe, pero sin el fuero presidencial. Deberá responder por sus desacatos, malos genios, mentiras y desafueros. Tiene solo el privilegio de los parlamentarios, porque no hay congresistas de primera y de segunda.

Como afirma el expresidente de la Corte Constitucional, José Gregorio Hernández en su última columna: “a partir de su posesión como congresista, en cuanto a los hechos que ocurran durante el período y guarden relación con sus funciones, goza del fuero propio de los congresistas”. ¡A guardar cordura y respeto!

BLANCO: Excelentes decisiones: Samper para Unasur, siguen Mauricio Cardenas en Hacienda y Alfonso Gómez Méndez en Justicia.

NEGRO: ¿Qué dirá el novel comité de ética del uribismo sobre la fuga de uribito y los otros?

gabrielortiz10@hotmail.com 

Acerca Gabriel Ortiz

Gabriel Ortiz